El subte "A" ya llega hasta Nazca y Rivadavia

El Jefe de Gobierno, Mauricio Macri, inauguró las estaciones San José de Flores y San Pedrito, que benefician al menos a 40 mil vecinos de la zona y a numerosos usuarios que ingresan diariamente en la Ciudad desde el Oeste del Conurbano bonaerense.

 

Macri agradeció particularmente a los empleados que trabajan en la Línea A, a la empresa que cumplió con los plazos previstos de construcción y a los vecinos, por haber soportado las molestias que generaron las obras.

Macri encabezó el acto de inauguración en la estación San José de Flores junto a la vicejefa de Gobierno, María Eugenia Vidal; el jefe de Gabinete, Horacio Rodríguez Larreta; los ministros de Desarrollo Urbano, Daniel Chain, y de Ambiente y Espacio Público, Diego Santilli, y el subsecretario de Transporte, Guillermo Dietrich.

El jefe de Gobierno destacó la necesidad “seguir poniendo la energía y el esfuerzo en mejorar el transporte público” que es utilizado por el 90 por ciento de las personas que se movilizan a través de la Ciudad de Buenos Aires.

“Es una parte importantísima para la gente porque le facilitamos el día. Esto demuestra con hechos que se puede mejorar la realidad, haciendo política de otra manera”, añadió.

Macri confirmó, también, que está en la Legislatura un proyecto de Cristian Ritondo para renombrar como Papa Francisco la estación Flores, en homenaje al Santo Padre quien nació y se crió en ese barrio.

Para sostener la frecuencia en la línea, fueron incorporados diez coches puestos en valor, con carrocería y rodamiento nuevos, interior remodelado y nuevos sistemas de frenado y de cierre seguro de puertas.

Para fines del año que viene, el servicio incorporará otros 105 coches nuevos de origen chino que completarán los 45 inaugurados en marzo y que reemplazarán a los FIAT que vienen circulando.

27-macrisubte3

El Jefe de Gobierno llegó hasta Flores a inaugurar el último tramo de la extensión de la Línea “A” de subtes, cuyas estaciones están construídas desde 2009.

 

También favorece a quienes viven en Floresta, Villa Luro, Villa Mitre, Santa Rita, Parque Avellaneda, Liniers y Mataderos, como a los usuarios que llegan desde el oeste del Conurbano bonaerense.

Las estaciones son enteramente accesibles, con ascensores, escaleras mecánicas y pasamanos con señalética en sistema Braille. Tienen máquinas de carga de tarjeta SUBE, baños públicos, servicio gratuito de WiFi y terminales de reclamos y auto consulta.

Además, la extensión cuenta con taller y una cochera con cuatro vías de 440 metros de longitud, donde se podrán estacionar 16 formaciones completas y un sector de servicios con oficinas y vestuarios.

Macri señaló que las estaciones estaban listas en 2009, pero para poder ponerlas en funcionamiento el Gobierno porteño debió complementar las obras con infraestructura complementaria, entre ellas, el armado de taller de servicios de reparaciones, un espacio de cocheras para maniobrar y guardar formaciones y la construcción de una estación rectificadora.

San José de Flores está ornamentada con obras de la historia del barrio hechas por el artista Guillermo Roux, quien fue convocado a pedido de los vecinos y entidades sociales.

En San Pedrito se colocó una reproducción de la obra “Luna con Corona Blanca” y cuatro retratos de personajes representativos del barrio: Hugo del Carril, Dr. Florencio Escardo, Alfonsina Storni y Baldomero Fernandez Moreno, realizados por Eugenio Cuttica.

Al mismo tiempo, continúa la prolongación de la Línea H con la construcción de otras seis estaciones que aportarán 4 km al ramal: Pompeya y Sáenz hacia el Sur, y Córdoba, Santa Fe, Las Heras y Plaza Francia hacia el Norte.

Además de los 105 coches nuevos previstos para la Línea A, la H dispondrá de 120 modernos vagones, la B (Alem–Rosas) de 109 y la C (Retiro-Constitución) de 30.

 

Fuente y fotos: Prensa GCABA.