La avenida Corro, entre Rivadavia y la vía, ahora es doble mano

Desde hace unos días, se concretó un reclamo de años de los vecinos de Villa Luro: hicieron doble mano la avenida Corro, entre las vías del Sarmiento y la avenida Rivadavia.

 

El reclamo vecinal llevaba varios años de antigüedad, y también, de incredulidad: ¿por qué no se podía continuar por Corro, después de cruzar las vías, hasta Rivadavia? ¿Por qué había que dar toda una vuelta, o cometer una infracción de tránsito, si se quería tomar la “avenida más larga del mundo” por la mano que va hacia el centro?

11-corro1

La nueva señal invita a los vehículos a continuar por la avenida Corro, hasta Rivadavia.

 

Los pedidos se transmitieron de gestión en gestión: La Bocina tomó nota de ese reclamo hace más de 10 años. Y por fin, se convirtió en realidad: desde hace unos días, se puede cruzar la barrera de Corro, y continuar por esa calle hasta Rivadavia. Como también colocaron un semáforo, los automovilistas pueden girar tranquilamente a la izquierda. Si se quiere seguir por Rivadavia hacia Liniers, se sigue tomando el antiguo camino, evitando así el nuevo semáforo.

Los choferes impacientes, ahora, tienen otro motivo para incordiarse: van por Corro, ven que el semáforo está en verde y tocan bocina, ignorando que ese semáforo indica el avance a los que van por Bermúdez (quizás, debieron darle más inclinación, para que se note más).

A veces, hay que armarse de paciencia para lograr buenos resultados. Preguntale, sino, a los vecinos de Villa Luro…

Por Claudio Serrentino

Foto: La Bocina