All Boys empató 0 a 0 con Tigre; hace 403 minutos que no hace un gol

El conjunto dirigido por Julio Falcioni igualó sin goles con el “Matador” en un partido correspondiente a las 13º fecha del campeonato. Ambos están comprometidos con el promedio.

 

Con este empate, Tigre, que lleva cinco encuentros sin derrotas, llegó a 16 puntos; mientras que All Boys, que hace seis que no gana y sigue en zona de descenso, alcanzó las 12 unidades.

Pero el conjunto de Julio César Falcioni, que sigue invicto como local, dejó escapar una chance inmejorable de descontarle puntos al equipo de Victoria en la lucha de ambos por continuar en primera división.

Es que Tigre le lleva 6 puntos y el empate, pese a que tuvo más ocasiones de gol que los de Floresta -que hace 403 minutos que no marcan un gol-, le dejó un mejor sabor.

Los primeros 30 minutos de juego fueron entretenidos, porque los dos equipos buscaron, con más ganas que fútbol, el arco rival e inquietaron a los arqueros.

Desde el gol de Matos a Central, que el Albo no convierte otro tanto.

Desde el gol de Matos a Central, que el Albo no convierte un tanto.

Dentro de ese contexto Tigre fue un poco más claro, a partir del buen trato que le dieron a la pelota Diego Castaño, en un principio en la mitad de la cancha, y Matías Pérez García, ya en ataque, pero le faltó peso ofensivo.

El 4-4-1-1 que utilizó Fabián Alegre le permitió tener el balón, pero a la vez careció de profundidad. Tigre tuvo dos chances claras en los pies de Lucas Janson (7m.) y Pérez García (20m.), pero primero Nicolás Cambiasso y después la falta de puntería lo privaron del gol.

All Boys, a todo esto, con un 4-4-2 bien definido, luchó más de lo que jugó y apostó sus aspiraciones ofensivas a un cabezazo salvador de Mauro Matos.

Y el 9 tuvo su oportunidad dentro del área, pero Erik Godoy salvó a Tigre (11m.).

El equipo de Falcioni, pese a tener menos la pelota, dispuso de otra chance en los pies de Javier Cámpora (21m.).

Pero All Boys lució nervioso, ya que -con el de esta tarde- sumó su sexto partido sin triunfos y está muy comprometido con el tema del descenso. Y eso la gente se lo hizo sentir.

El 4 a 0 de local sobre Quilmes, por la 7ma. fecha, quedó alejado en el tiempo y el equipo perdió esa solidez que lo caracterizó desde su regreso a la máxima categoría del fútbol argentino.

El segundo tiempo dejó en claro que Tigre fue mejor que All Boys, ya que a partir del ingreso de Gabriel Peñalba por Castaño tuvo más la pelota y con el adelantamiento de la línea de volantes de su rival generó muchas chances de gol a través de Erik Godoy (24m.); Joaquín Arzura (37m.); José Sand (40m.) y Pérez García (47m.).

Pero la gran figura de Cambiasso en las dos primeras y la falta de puntería de sus jugadores en las dos restantes mantuvieron el cero en el marcador.

All Boys, que no marca desde el empate frente a Central (1-1) en su estadio (Matos a los 2 minutos del segundo tiempo), contó con una oportunidad en los pies de Calleri (26m.), pero nada más.

 

Fuente y foto: Télam.