Preocupantes definiciones del Presidente de la Comuna 10, en una reunión con el Consejo Consultivo

El Presidente de la Comuna 10, Agustín Ferrari, en una reunión con el Consejo Consultivo Comunal, deslizó preocupantes conceptos sobre la descentralización y la misión de las Comunas. La máxima autoridad comunal reconoció ante los presentes que “la Comuna no es un cuerpo colegiado”, que no se decide en qué se gasta en el seno de la Junta Comunal “porque me van a preguntar de dónde sale la plata”, y que la instalación de una calesita en la Plaza Terán “fue una orden de arriba”, entre otras cuestiones. Nuevo episodio de violencia.

 

La Juntista Cynthia Salama habla. La escuchan Maru Lopes, el Presidente de la Comuna Agustín Ferrari (de pie) e integrantes del Consejo Consultivo Comunal.

La Juntista Cynthia Salama habla. La escuchan Maru Lopes, el Presidente de la Comuna Agustín Ferrari (de pie) e integrantes del Consejo Consultivo Comunal.

 

La convocatoria a la reunión del Miércoles 18 de Diciembre fue realizada por el Consejo Consultivo Comunal, para “exigir” una urgente reunión, ante “la falta de respuesta” a un expediente ingresado por Mesa de Entradas en Octubre pasado.

Los integrantes del Consejo Consultivo se hicieron presentes en la sede comunal a la hora señalada. Estaban presentes las Juntistas Cynthia Salama y María Marta Lopes (MST). Un representante del Consejo fue a buscar al Presidente de la Comuna 10, Agustín Ferrari.

Asistió pero se excusó “tengo que ir a una reunión en el centro”. De parado, respondió que “todo lo que pedían en la nota ya fue resuelto”, y se disponía a irse, cuando los integrantes del Consejo empezaron a increparlo con diversas cuestiones, referentes a su rol de máximo responsable de un ente estatal autónomo, como lo son las Comunas.

Respecto de si las decisiones se tomaban en el seno de la Junta Comunal (que, según lo ordena la Constitución porteña, es un cuerpo colegiado integrado por siete miembros elegidos por el Pueblo de la Comuna), Ferrari respondió que “no es tan así”, que las decisiones no se toman en conjunto “porque me van a preguntar de dónde sale la plata”.

Ese punto es fundamental, porque las Comunas nunca fueron tomadas como jurisdicción en los Presupuestos de 2012 y 2013, ni tampoco en el 2014. Es decir, la Secretaría de Gestión Comunal que encabeza Eduardo Macchiavelli es la que reparte, según su singular criterio, cuánta plata se gasta en cada Comuna.

De todas maneras, Ferrari podría consultar al resto de los Juntistas sobre cómo encarar los temas que preocupan a los vecinos. Pero… parece que no lo hace.

La Juntista Cynthia Salama le increpó que ni siquiera tiene los elementos básicos para hacer su trabajo: “en mi oficina, ni teléfono tengo”. También le recordó que los temas que se tratan en las sesiones de Junta “los define el Presidente”, con el apoyo que le da el quorum del bloque mayoritario. La Juntista Maru Lopes dijo después que ni siquiera puede revisarse la redacción del acta de cada sesión.

Una vecina le preguntó qué sabía de la instalación de una calesita en la Plaza Terán. “Fue una orden de arriba”, dijo Ferrari. “¿Cómo de arriba?”, le preguntó la Juntista Salama. “Nosotros tenemos jurisdicción sobre los espacios verdes”.

Ante la pregunta de por qué no fue la Comuna la que llamó a licitación para definir a quién se le otorgaba la concesión de la calesita , Ferrari insistió con la “orden de arriba”. El pedido de la instalación de la calesita fue avalado, según el Presidente de la Comuna, con la firma de “300 o 400 vecinos, eso está, no lo inventé yo”.

Incrédulo por las definiciones que escuchaba, le volví a preguntar si él sabía cuáles eran sus obligaciones según lo define expresamente la Constitución de la Ciudad y la Ley 1.777.

– Sí, pero no es así -respondió Ferrari.

Yo entendí que las órdenes que le dan de “arriba” para llevar adelante su función, que no es ni más ni menos que la de volver a ser un Director, sin autonomía ni potestad para definir nada. De hecho, las obras en la Comuna son definidas por el gobierno central. Pero eso no es lo que dice la ley, ni lo que votaron los vecinos.

 

De “arriba” pretenden que en la Comuna haya un Director, sin autonomía ni potestad para definir nada. Pero eso no es lo que dice la ley, ni lo que votaron los vecinos

 

El cierre de la reunión fue con una promesa de Ferrari “a charlar y tomar un café con los miembros del Consejo Consultivo”, y se comprometió a responder “por escrito antes de fin de año” la nota con diversos reclamos que le habían presentado, por Mesa de Entradas, en Octubre pasado.

Como ya parece ser una pésima costumbre en el edificio comunal, se registró un nuevo hecho de violencia entre una empleada de Ferrari, y la Juntista Cynthia Salama. La empleada, a quien llamaban Jacky, insultó a la Juntista en muy mal tono, y con un lenguaje indigno de un funcionario público, delante de todos los presentes y de vecinos que estaban consultando por sus infracciones de tránsito, en las oficinas aledañas.

Todo esto ocurrió ante la pasividad de Ferrari (el jefe de Jacky). En la reunión con el Consejo Consultivo, la empleada había intentado, un par de veces, responder a los vecinos por sobre el Presidente.

Así lo hizo, también, Adrián Martínez (entonces, “asesor”), en la única conferencia de prensa que brindó Ferrari, luego de los bochornosos hechos de violencia del 12 de Diciembre de 2011. Los periodistas le preguntábamos al Presidente, y respondía el asesor.

 

Por Claudio Serrentino

Foto: La Bocina