El oeste porteño, entre las zonas más afectadas por los cortes de luz

Según declaró el Ministro de Planificación Federal Julio de Vido, los barrios del oeste porteño están entre los más afectados por la crisis energética. Habrá resarcimiento económico a los usuarios que padecieron cortes (en mayor medida a los que lo sufrieron por más tiempo) y volvió a amenazar con la “rescisión del contrato de concesión”.

 

El Ministro de Planificación Federal insistió con que la responsabilidad, es de las concesionarias.

El Ministro de Planificación Federal insistió con que la responsabilidad, es de las concesionarias.

 

En conferencia de prensa, el Ministro De Vido -máximo responsable del área energética desde hace más de 10 años- resaltó que varios barrios del oeste porteño están en la lista de los que más padecieron los cortes de energía eléctrica.

El ministro puntualizó al comienzo de su conferencia que los inconvenientes alcanzaron a un promedio de 57.000 usuarios, lo cual equivale al 1,1% en un padrón de 5,2 millones.

En el pico de cortes, el día 20 de Diciembre, se vieron afectados 152.000 usuarios, el 3% del total, mientras los más perjudicados -en una proporción de 5 a 1- fueron los atendidos por Edesur.

En la zona de Edesur, la mayor cantidad de interrupciones se concentraron en los barrios porteños de Villa Santa Rita, Flores, Monte Castro, Liniers, Villa Devoto, Floresta, Caballito, Almagro y Parque Patricios.

En este caso, la mayor cantidad de interrupciones se concentraron en los barrios porteños de Villa Santa Rita, Flores, Monte Castro, Liniers, Villa Devoto, Floresta, Caballito, Almagro y Parque Patricios, y en algunas zonas de los partidos bonaerenses de Lanús y Avellaneda.

Los usuarios más afectados de Edenor, en tanto, fueron los de Morón, Olivos, Pilar y algunas zonas particulares del cordón norte desde Vicente López hasta Tigre, concluyó De Vido.

“A muy pocos nos tocó poner la cara, los que realmente eran los responsables del servicio estaban en Europa, o en Punta del Este”, dijo el Ministro, refiriéndose a los empresarios de las concesionarias que no estaban en el país.

“Había energía suficiente, pero si no llegó a los barrios, es porque fallaron los cables finales de distribución, y los responsables con contratos de concesión son aquellos que prestan el servicio de distribución”, volvió a insistir De Vido.

Su teoría es que si la energía no llegó, es porque las concesionarias no invirtieron: según el funcionario, las compañías subejecutaron inversiones para las cuales contaban con recursos por 240 millones de pesos, a través del Fondo de Infraestructura “como una forma de extorsión para lograr una suba de tarifas que no va a ser concedida”.

Para subsanar los inconvenientes generados por la falta de luz, Edesur y Edenor deberán resarcir con 490 pesos a los usuarios residenciales que padecieron interrupciones del suministro de entre 12 y 24 horas.

Esa suma se eleva a 760 pesos en los casos de cortes con una extensión de entre 24 y 48 horas, y a 870 pesos cuando el apagón superó los dos días, añadió el ministro.

Pero además, quienes ya sufrieron las interrupciones del servicio eléctrico entre 2010 y 2012 verán incrementado el pago resarcitorio en un 100%.

 

Fuente y foto: Télam.