Multisectorial exige las vacantes que faltan en las escuelas públicas porteñas, luego de la fallida inscripción on line

Ana Ríos, Secretaria Gremial de UTE, dijo a Télam que “pese a que el gobierno de la Ciudad se ha comprometido judicialmente a otorgar las 17 mil vacantes, sabemos que es muy difícil una solución porque para ello tendrían que estar en un plan de construcción de escuelas gigantesco, algo que no están haciendo”.

 

La dirigente aseguró que “desde el gremio expresamos nuestro profundo rechazo al llamado a licitación para la construcción de aulas modulares porque eso estaría indicando que el gobierno de la Ciudad piensa amontonar niños y jóvenes dentro de las escuelas en condiciones más precarias de las que ya tienen muchas escuelas”.

“es muy difícil una solución porque para ello tendrían que estar en un plan de construcción de escuelas gigantesco, algo que no están haciendo”

 

Ríos explicó que estas aulas -para las que el gobierno porteño llamó a licitación- son “de durlock y serán construidas sobre espacios que son de usos pedagógicos, es decir patios, aulas de computación o de maestros”.

“Es de una improvisación, de un manoseo y un maltrato nunca visto hasta ahora en la educación pública”, denunció.

Norma Rolandi inscribió a su hija Lucía el 18 de noviembre mediante el sistema on line en sala de 5 años y el 9 de diciembre  recibió un mail en el que le afirmaban que su hija tenía la vacante en el Lengüitas, por lo que “al aceptar esa vacante descarté las otras 7 opciones que había elegido”.

“El 30 de diciembre mi hija pasó de tener la vacante otorgada a estar en lista de espera”, relató la madre, que participó de la reunión en la sede del gremio, en la Ciudad de Buenos Aires.

La mujer contó que el 6 de enero la llamaron del Ministerio de Educación para darle otras opciones, “de las cuales no me sirve ninguna”, agregó.

María de los Ángeles Borda, anotó a su hijo Jerónimo en salita de 5 el primer día en que se inició la inscripción en cinco escuelas de jornada completa.

“El 9 de diciembre me llegó un mail diciendo que no obtuve ninguna vacante y me dijeron que entre a la web para ver en qué escuela podía anotarlo”, aseguró la mujer.

“No hay vacantes en ninguna escuela de jornada completa, mi marido y yo trabajamos, así que eso es indispensable”, precisó y señaló que hizo el reclamo en la página del gobierno de la Ciudad, hizo la denuncia colectiva con UTE y también realizó el reclamo en la escuela habilitada por el gobierno porteño para tal fin.

“El 10 de enero a las 7 de la tarde me llamó una funcionaria de la jefatura de gabinete porteño para decirme que no hay jornada completa para salita de 5”, sostuvo Borda.

“Me da mucha bronca que además de estar en una situación de incertidumbre total, pierdo días de trabajo, por lo que pierdo plata y el gobierno porteño ni siquiera me da una constancia por escrito de las respuestas que me dan. Me llaman por teléfono para decirme que no tienen una solución a mi problema y no puedo ni demostrarlo”.

La reunión que comenzó pasadas las 10:30 en Bartolomé Mitre 1984 se desarrolla en el marco de la campaña “Ningún niño sin escuela pública” que ya inició una recolección de firmas presencial y abrió un blog para seguir recolectando firmas hasta el 2 de febrero.

 

Fuente y foto: Télam

A %d blogueros les gusta esto: