Trabajadores de Salud púbica porteños, denuncian recortes de servicios y rebajas en sueldos

Trabajadores de hospitales y centros de salud porteños se movilizaron contra la resolución que redujo las suplencias en guardias, situación que afecta a 1.500 trabajadores y que el gobierno de la Ciudad mantiene en vigencia a pesar de que una medida cautelar la dejó sin efecto. Denuncian que en el SAME “reducirán los sueldos un 42%”.

La protesta se realizó frente a la sede del gobierno porteño.

La protesta se realizó frente a la sede del gobierno porteño.

 

Un centenar de trabajadores de salud nucleados en la Coordinadora Gremial por la Salud Pública (Cogresap) realizó sobre Avenida de Mayo al 500 una radio abierta para reclamar contra la Resolución 1657, aprobada por el Ministerio de Salud porteño, que deja sin efecto 15 programas que funcionan en la órbita del SAME y algunos hospitales públicos.

“Es muy grave, ya que de manera unilateral el Gobierno de la Ciudad aprobó la resolución que reduce 15 programas y deja en la calle a más de 1.500 profesionales”, sostuvo Jorge Pachamé, médico de la Maternidad Sardá y referente de la oposición en la Asociación de Médicos Municipales.

“La 1657 atenta contra programas emblemáticos como el PADU Clínico, el PADU Pediátrico, los programas de Pediatras en Casa, Asistencia Infanto-Juvenil en Neuropsiquiátricos, de Violencia Familiar, para Niños Autistas, entre otras”, denunció.

“Algunos están prácticamente cerrados, y otros han sido reducidos y están afectados en un 30% y un 40% de las vacantes cubiertas por suplencias de guardia”, sostuvo Pachamé.

Además explicó que a los hospitales “les llegó la notificación de la cantidad de guardias que tienen que reducir y los administrativos se amoldan a estas decisiones”.

 “un compañero del hospital Penna realizó esta semana 48 horas de guardia porque no tenía reemplazo, situación que nos parece inhumana, tanto para él como para los pacientes”

 

Laura Schagrodsky, pediatra delegada del SAME, sostuvo que “como consecuencia de esta medida, por ejemplo, un compañero del hospital Penna realizó esta semana 48 horas de guardia porque no tenía reemplazo, situación que nos parece inhumana, tanto para él como para los pacientes”.

“También hay mujeres víctimas de violencia familiar que están sin atención desde el 1 de noviembre, es escalofriante”, sostuvo la delegada.

“El gobierno de Mauricio Macri, lejos de acatar la medida cautelar, avanza con persecusiones, amenazas de sumario”, es decir que “no sólo no nos reciben sino que nos contestan con intimidación”, criticó.

Schagrodsky dijo que “en el SAME, desde fin de mes vamos a cobrar un 42% menos ya que, al desaparecer la categoría de suplencia de guardia nos derivan a otra llamada `módulo` en donde se cobra un sueldo mucho menor”, y agregó que “el mes que viene se va a recudir el personal a la mitad, y además siguen los recortes en los programas”.

Durante la manifestación también protestaron enfermeros de Capital Federal ya que no son “reconocidos como personal de salud, a pesar de que el Estado Nacional sí nos da la identidad como tal”, denunció Iván Sotomayor, secretario gremial de Asociación de Licenciados en Enfermería (Ale).

“La resolución 1657 no nos afectó ya que no somos considerados profesionales de la salud”, explicó, aunque “sí lo hace esta política de recortes ya que no nos dan las condiciones del oficio y cobramos 1.800 pesos de básico”.

Además “las condiciones de trabajo son precarias, y hacemos largas horas de trabajo porque los sueldos son tan bajos que todos los enfermeros tenemos doble empleo u otra actividad, lo que repercute directamente en la atención”, criticó.

Para continuar con las medidas de protesta, el jueves 29 a las 14 se realizará una asamblea en el Hospital Moyano con todos los trabajadores de la salud despedidos, y además continuará el paro de los pediatras del SAME hasta esa fecha, informaron.

 

Fuente y foto: Télam