Educación pública: el gobierno porteño contraataca y habla de "calidad"

Ante las noticias que detallan la falta de vacantes para miles de alumnos, la construcción de “escuelas container” y otros problemas similares, el Gobierno de la Ciudad salió a contraatacar desde su sitio web. Detallan las “mejoras” que le garantizan a los alumnos una “educación pública, gratuita y de calidad”. 

 

La versión oficial de la educación pública porteña, y la "Ciudad - Maqueta" de Macri.

La versión oficial de la educación pública porteña, y la “Ciudad – Maqueta” de Macri.

Por un lado, están los padres que reclaman las vacantes que -según les habían prometido- iban a conseguir fácilmente, vía internet. Por el otro, los legisladores que denunciaron el llamado a licitación para instalar “aulas containers”.

Es decir, en pleno Enero, un cúmulo de problemas que están densificando el ambiente educativo: ¡y todavía falta un mes y medio para empezar las clases!

Pero nada va a impedir que la versión oficial de los hechos sea la Ciudad-Maqueta que el Jefe de Gobierno quiere “venderles” a los que no conocen Buenos Aires. O a los que sólo conocen sus sitios más bellos, como la Recoleta, los bosques de Palermo, o Puerto Madero.

Para sostener y amplificar el modelo de Ciudad-Maqueta, una de las noticias destacadas que se ofrecen en el sitio oficial del gobierno porteño -www.buenosaires.gob.ar- es una nota que se titula “Acciones de Buenos Aires por la educación”.

Es una típica gacetilla de prensa que intenta resaltar la “calidad” de la educación pública que se les brinda a los alumnos, a través de diversos servicios y obsequios. Para no ser menos que el gobierno nacional, se incluyen a las famosas netbooks.

El primer párrafo resume la idea madre: “Buenos Aires desarrolla políticas públicas que garantizan una educación gratuita y de calidad a miles de niños y jóvenes. Incluyen la inversión en infraestructura escolar con nuevos edificios; la entrega de becas, libros y netbooks; inglés desde 1° grado. Además, inscripción por Internet; capacitación para docentes; talleres de formación laboral; programas educativos para adultos y herramientas de enseñanza online dirigido a todo el país”.

En la nota, se incluye como “beneficio” la inscripción por internet, ese pequeño detalle que terminó convirtiéndose en un dolor de cabeza para los padres, y para el Ministro de Educación Esteban Bullrich.

 

Hay que resaltarlo: en la nota, se incluye como “beneficio” la inscripción por internet, ese pequeño detalle que terminó convirtiéndose en un dolor de cabeza para los padres, y para el Ministro de Educación Esteban Bullrich.

Luego, habla de la construcción del nuevo edificio de la Escuela Técnica Nº 5, de Flores, “que albergará a 600 alumnos”. ¿Para cuándo? Según prometen en el escrito, para el ciclo lectivo de este año.

Se detalla la obra macrista en educación: “entre 2008 y 2013 la Ciudad inauguró 33 edificios en los que hoy se albergan 35 escuelas”, 18 de ellas en el Sur de la Ciudad (lugar donde la falta de vacantes sigue siendo notoria, pese a este aporte).

También se destaca que en las 300 escuelas públicas de la Ciudad, se incorporó la calefacción a gas, y “se hicieron obras de ampliación en 26 escuelas, que permitieron la incorporación de más chicos al sistema educativo público y de calidad. Todas estas obras realizadas en 5 años generaron 12.000 vacantes, 7.500 de ellas en zona sur”.

¡Menos mal que hicieron estas obras! De lo contrario, qué despelote hubiera sido, con el doble de padres quejándose por la falta de vacantes…

El remate de la nota es el número de la inscripción on line: 80.000 nuevos alumnos se inscribieron con el nuevo sistema a la educación pública primaria, secundaria y terciaria (pero en ningún lado dice cuántos de esos chicos no pudieron acceder a su vacante).

Sobre el cierre del informe, tira una información interesante a futuro, sobre todo para los papás que -como casi todos, hoy- trabajan los dos: “Buenos Aires es la única jurisdicción que tiene cobertura completa en 4 y 5 años y está próxima a cubrir la sala de 3. Actualmente se trabaja para dar cobertura total a 1 y 2 años”.

Y aclara algo que debiera ser obvio para el Estado: “La intención es hacer crecer la matrícula estatal”.

El Gobierno de la Ciudad dice su versión de los hechos en materia educativa. Que cada uno saque sus propias conclusiones.

 

Por Claudio Serrentino

Foto: GCABA