En una escuela de Palermo, un grupo de padres impidió la instalación de un aula móvil

Padres del Jardín de Infantes “Granaderos de San Martín” impidieron la colocación de una de las “aulas containers” que adquirió el gobierno porteño para suplir la falta de vacantes, tras el fracaso de la inscripción online.

Un grupo de padres impidió la instalación de un "aula móvil", en un Jardín de Infantes de Palermo.

Un grupo de padres impidió la instalación de un “aula móvil”, en un Jardín de Infantes de Palermo.

Un grupo de unos 30 madres y padres, acompañados por sus hijos, impidieron hoy la entrada a operarios que se disponían a iniciar las obras y luego realizaron una guardia “en el caso de que quieran intentar nuevamente colocar el aula”, sostuvo Javier Galarza, presidente de la Cooperadora del jardín y padre de tres niños, de los cuales uno está en la Sala de cinco años.

Bajo un calor sofocante, los padres montaron en la esquina del colegio, ubicado en Olleros y Libertador, una artesanal recreación del aula container, construida con papel corrugado y pintado con aerosol plateado.

Además, sobre las rejas de la institución, se leía “no a las aulas container”, inscripción realizada con hojas de papel y colocadas a lo largo del predio.

“En diciembre llegó la arquitecta de la Comuna para hacer mediciones y ahí nos enteramos de los planes”, sostuvo Galarza, pero cuando “la directora y la supervisora se opusieron a la colocación del container, desde el Ministerio de Educación dijeron que tenían `mala onda` y que, como el Jardín es parte de la Ciudad, lo que digan ellas no interesa”.

“Hemos presentado un recurso de amparo y una medida de no innovar, y esperamos que nos contesten el escrito”, afirmó, y “también nos presentamos en la Defensoría del Pueblo”, pero “mientras tanto, los padres vamos a montar guardia hasta que esta situación se revierta”.

Miguel, papá de una niña de Sala de dos, expresó que “nos autoconvocamos para impedir que nuestros hijos queden hacinados y metidos en una caja metálica sin ningún tipo de criterio que contemple lo humano”.

Miguel, papá de una niña de Sala de dos, se preguntó: “si cada aula container sale 634.000 pesos,¿cuántas aulas de material se pueden hacer?”.

 

“Esto es una medida parche, debido al fracaso de la inscripción online”, subrayó, aunque “siempre hubo problemas con las vacantes, pero nunca hubo construcciones o propuestas de obras para solucionar este problema”, por lo que se preguntó: “si cada aula container sale 634.000 pesos,¿cuántas aulas de material se pueden hacer?”.

Al respecto, Carolina, mamá de una niña que pasó a primer grado, explicó a Télam que “a mi hija le corresponde el ingreso directo a la primaria del Granaderos de San Martín, pero de todas formas tuve que inscribirme vía web y posteriormente me advirtieron que quedaba en lista de espera, y que no me podían dar la vacante”.

“Pasé el día del acto de fin de curso de mi hija llorando”, dijo, y expresó que “no hay derecho a hacernos pasar por esto, ni a nosotros ni a nadie”.

Al Jardín Nº 2 “Granaderos de San Martín” concurren 280 niños, y cuenta con seis aulas: una de sala de dos, una de tres, dos de cuatro y dos de cinco; y también la institución es para colegio primario, en donde asisten 680 alumnos.

 

Fuente y foto: Télam