Falta de vacantes en escuelas porteñas: "hay miles de familias, que son rehenes de inexplicables errores del Gobierno de la Ciudad"

El Movimiento Comunero manifiesta su preocupación y se solidariza con las miles de familias porteñas con chicos en edad escolar quienes, a poco del comienzo del ciclo lectivo 2014 y en un clima de incertidumbre y angustia, son  rehenes de inexplicables errores administrativos y de gestión del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

Una de las protestas de los padres por la falta de vacantes en escuelas públicas de la Ciudad.

Una de las protestas de los padres por la falta de vacantes en escuelas públicas de la Ciudad.

El problema de la falta vacantes en la Ciudad de Buenos Aires no es nuevo, ni responde a acontecimientos circunstanciales. Las causas están ligadas a  la imprevisión, la desidia, la falta de planificación y una concepción deshumanizante y mercantilista de la educación.

Más allá de la bochornosa calificación de “exitoso” con la que definió a un sistema que mostró serias fallas, el ministro Esteban Bullrich,  no pudo menos que reconocer “evidentes errores y desprolijidades en la inscripción del sistema online”.

En el Nivel Inicial,  hay  entre 7000 y 9000 chicos que  quedarán este año fuera del sistema educativo, mientras que está aún por resolverse la situación de 5000 alumnos entre 4 y 17 años. Pero allí no termina todo.

 

Sistema que fuera lanzado con la espectacularidad que caracteriza al gobierno macrista, sin tener en cuenta la realidad, los deseos y las necesidades de miles de familias.

Lo concreto es que en el Nivel Inicial  hay  entre 7000 y 9000 chicos (entre 0 y 3 años) que  quedarán este año fuera del sistema educativo mientras que está aún por resolverse la situación de 5000 alumnos entre 4 y 17 años que aún no tienen asignada su vacante. Pero allí no termina todo.

Para contrarrestar la polémica generada por los miles de niños que se quedaron sin un lugar en los colegios porteños, ahora el Gobierno de la Ciudad pretende cubrir esas vacantes con aulas improvisadas. Cabe recordar que este tipo de aulas modulares ya habían sido implementadas por la Ciudad en el 2005. Fue la Defensoría de la Ciudad quien aconsejó al gobierno porteño que dispusiera el inmediato reemplazo de las “aulas modulares”, en escuelas de la villa 21-24. Y en 2008 fue un fallo de la Justicia el que obligó al Gobierno a retirar primero dos “aulas container” ubicadas en una escuela de Retiro y luego otras en dos escuelas, una en Barracas y otra en Pompeya.

En 2007 – 2008, según datos aportados por la Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia (ACIJ) y la Defensoría del Pueblo de la Ciudad, más de 9000 niños/as menores de cinco años, habitantes de la ciudad de Buenos Aires, se vieron privados de asistir a un jardín de infantes estatal por falta de vacantes [1] y se presumía, por desconocerse los datos oficiales, que una cantidad aún mayor de alumnos del nivel primario habían sido “derivados compulsivamente por falta de lugar a escuelas de otros distritos escolares bastante alejadas de sus domicilios y se les niega a los padres el derecho a elegir el lugar donde quieren educar a sus hijos, y a los chicos, el derecho a concurrir a una escuela cercana a su residencia”.  (2008 – Informe Defensoría del Pueblo)

Teniendo en cuenta que las falencias en la recolección de datos hacen imposible conocer la magnitud del problema y encarar su solución, el Movimiento Comunero:

–         Reclama a las Juntas Comunales que planteen al Poder Ejecutivo de la Ciudad una solución inmediata y definitiva al problema de vacantes y aulas que aflige a miles de familias porteñas.

–         Propone a los Consejos Consultivos Comunales impulsar en cada Comuna – con la participación de padres docentes y directivos de las Escuelas – un  relevamiento de las necesidades de vacantes y aulas y una planificación participativa de la inversión en la educación de la Ciudadpara abastecer la demanda educativa real.

 

Por Movimiento Comunero

[1]  (2007 – Informe de ACIJ). “Resulta imposible planificar adecuadamente la construcción de las escuelas necesarias para atender la demanda si se ignora por completo en qué zonas de la ciudad se registra falta de vacantes y qué evolución presentó el problema durante los últimos años”.

A %d blogueros les gusta esto: