Las obras de las calesitas en dos plazas de la Comuna 10, son un peligro : no se sabe quién las autorizó

Una Juntista y vecinos de la Comuna 10 preguntaron quién autorizó la instalación de dos calesitas en la Comuna 10 (en Plaza Don Bosco, y Plaza Terán). Todavía, nadie les respondió. Las obras se realizan en condiciones precarias y sin cartel de autorización. El Presidente Comunal había asegurado ante el Consejo Consultivo que eran “órdenes de arriba”. Los espacios verdes son responsabilidad de las Comunas.

La obra en Plaza Don Bosco está a la intemperie y sin cartel de obra.

La obra en Plaza Don Bosco está a la intemperie y sin cartel de obra.

¿A quién no le gustan las calesitas? Para los chicos, es como un lugar mágico. Llevé a mis hijos, y llevo a mis nietos.

A principios de Diciembre, descubrí una obra en la Plaza Terán. Es una cosa rara, porque no cualquiera puede iniciar una construcción en un espacio público.

A principios de Diciembre, descubrí una obra en la Plaza Terán. Es una cosa rara, porque no cualquiera puede iniciar una construcción en un espacio público.

Si bien la obra de la Plaza Terán está cercada, en la Plaza Don Bosco todo está a la intemperie: desde los tablones hasta las máquinas mezcladoras. Ninguna de las dos exhibe el cartel de obra.

Según la ley 3893, toda obra debe colocar un cartel obligatorio, en el que deben figurar indicar el número de expediente, nombre de los responsables de la obra, y fecha de concesión del servicio, entre otros datos.

Por los vecinos -que les preguntaron a los operarios- me enteré que allí se iba a instalar una calesita. Más tarde, descubrí una situación similar en la Plaza Don Bosco, detrás del Hospitalito.

La Comuna 10 cuenta con un cuerpo de inspectores que se ocupa de controlar que todo esté en regla -en las cuestiones que le compete a la Comuna- en el territorio que abarcan los barrios de Floresta, Velez Sarsfield, Monte Castro, Villa Real y Versailles.

Sin embargo, estas dos obras continúan sin que nada ni nadie perturbe su concreción, pese a las evidentes faltas a la ley (y hasta el más elemental sentido común), que están a la vista de todos.

Los elementos del obrador, al alcance de cualquiera.

Los elementos del obrador, al alcance de cualquiera.

Los vecinos le plantearon esta situaciión irregular al Presidente de la Comuna, Agustín Ferrari. Desde Septiembre del año pasado, los espacios verdes (con excepción de los Parques) son responsabilidad de las Comunas.

En la reunión del 18 de Diciembre del año pasado, una vecina le preguntó al Presidente de la Comuna 10 qué sabía de la instalación de una calesita en la Plaza Terán. “Fue una orden de arriba”, dijo Ferrari. “¿Cómo de arriba?”, le preguntó la Juntista Salama. “Nosotros tenemos jurisdicción sobre los espacios verdes”.

Ante la pregunta de por qué no fue la Comuna la que llamó a licitación para definir a quién se le otorgaba la concesión de la calesita , Ferrari insistió con la “orden de arriba”. El pedido de la instalación de la calesita, según el Presidente de la Comuna, fue avalado con la firma de “300 o 400 vecinos, eso está, no lo inventé yo”.

Más allá de lo simpático del emprendimiento (quién puede oponerse a la instalación de una calesita en una plaza) hay leyes y normas que hay que respetar, y que evidentemente, no se están haciendo.

La respuesta no convenció a los vecinos, por eso presentaron un pedido de informes, a través de la ley 104 (que obliga a los funcionarios a informar sobre cuestiones de gobierno).

La situación es grave: hay dos obras en el espacio público que no se sabe quién las hace, nadie las controla, y el Estado responsable (la Comuna 10) no responde.

El expediente lleva el número 2014-01168203, y se presentó el 24 de Enero.

Los vecinos preguntan en qué espacios verdes de la Comuna 10 está instalada la instalación de calesitas; si el proceso de otorgar las concesiones se realizó mediante licitación pública; a quiénes les otorgaron las concesiones; qué medidas de seguridad se prevén mientras se construyen las calesitas; y dónde se decidió la instalación de las calesitas, y cómo se seleccionaron los espacios verdes para instalarlas.

No son los únicos que se preocupan por las calesitas. Dos semanas antes, la Juntista Cynthia Salama había presentado un pedido de informes, el 7 de Enero pasado, dirigido al Presidente Comunal Ferrari:

“Por medio de la Presente, en mi carácter de Miembro del gobierno colegiado, Junta Comunal 10, de acuerdo a lo expresado en la Constitución de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, en la Ley Orgánica de Comunas 1.777 y de acuerdo a la ley 104 de acceso a la información pública solicito que dentro de los 10 días hábiles que establece la ley informe por escrito, en forma veraz y completa.

Considerando que:

Los Espacios verdes de la Comuna le fueran transferidos por el ejecutivo local, y siendo que según consta en el reglamento votado por unanimidad de la Comuna 10 usted es el Responsable de esa área solicito información respecto de:

1.- Calesitas en la comuna 10

a) Espacios verdes donde se emplazaran las calesitas en la comuna 10

b) Quien es el propietario de dichas calesitas?

c) Que canon y quien lo recaudará ya que la comuna NO puede.

d) Donde se decidió y bajo qué metodología quien explotará esa calesita?

e) Dicha calesita será gratuita?

f) En caso de ser gratuita quien será el encargado de su mantenimiento y de su funcionamiento?

Ni la Juntista, ni los vecinos, recibieron respuesta alguna”.

La situación es grave: hay dos obras en el espacio público, que no se sabe quién las hace, nadie las controla, y el Estado responsable (la Comuna 10) no responde.

Pregunto:

¿Qué pasa si un chico se lastima en alguno de los obradores? (porque puede pasar, al estar todo expuesto) ¿Quién se va a hacer cargo?

El silencio, en este caso, es peligroso.

 

Por Claudio Serrentino

Fotos: Maximiliano Amoros