Decomisaron animales silvestres en la Feria de Pompeya: los mandaron al zoológico y a Temaikén

Estaban a la venta en alrededores de la feria de Pompeya y fueron incautados en un operativo de la Secretaría de Ambiente de la Nación, asistida por efectivos de la Policía Federal y la Gendarmería.

Los animales decomisados se enviaron al Zoo de Buenos Aires, y a Temaikén.

Los animales decomisados se enviaron al Zoo de Buenos Aires, y a Temaikén.

El operativo lo realizó personal del área de Control y Fiscalización de Fauna y Flora Silvestre, en la esquina de las avenidas Sáenz y Perito Moreno de ese barrio del sur porteño.

Allí decomisaron jilgueros, cabecitas negras, loros barranqueros, pepiteros, halcones, cotorras y otras aves y también reptiles, como lagartos overos, y labraron actas de infracción a cinco comerciantes.

“El objetivo es evitar que se utilice a la fauna silvestre como mascota, porque uno ve estos animales que llegan a la venta pero nunca se ve la cantidad real que se extrajo del ecosistema”, dijo el director nacional de Ordenamiento Ambiental y Conservación de la Biodiversidad, Pablo Mesa.

El funcionario explicó que de los ejemplares capturados “en general sólo uno de cada diez llega a la feria, los otros nueve mueren en el camino”.

Los animales rescatados fueron derivados a sitios apropiados, como la reserva Temaikén y el Zoo porteño, para su rehabilitación o puesta en cuarentena antes de liberlos en sus hábitats naturales.
Mesa dijo que el operativo se implementó en función de “las múltiples denuncias recibidas en el teléfono de la Subsecretaría”, el -11 4348-8555/716.

En la misma línea telefónica también se puede denunciar la venta ilegal de productos y subproductos de animales silvestres como carne, bolsos, calzados, prendas de vestir y otros.

La Ley 22.421, de Conservación de Fauna Silvestre, encomienda a la autoridad de aplicación -la Secretaría de Ambiente- fiscalizar la caza, tenencia, comercio, tránsito y producción de animales de fauna silvestre, sus productos y subproductos.

La norma define como fauna silvestre “todos aquellos animales que viven libres e independientes del hombre en ambientes naturales y artificiales” y tambié los “bravíos o salvajes que viven bajo control del hombre”, en cautiverio o semicautiverio.

Nosotros podemos ser muy eficientes como Estado, pero lo que hay que lograr es que la población entienda que la fauna silvestre no es mascota”

El comercio de esos ejemplares está prohibido, salvo que provengan “de planes de manejo aprobados o de criaderos habilitados” y tengan la correspondiente documentación. Y hay especies, como la tortuga terrestre, cuya venta está totalmente prohibida.

“Para mascota están el gato, el perro, el canario, el conejo y ahí nos tenemos que quedar; todas las aves y las tortugas terrestres son animales silvestres y su venta está prohibida”, advirtió el funcionario.

Estas actividades de control van acompañadas de fuertes campañas de difusión y concientización para lograr el necesario “cambio de actitud”, dijo, porque en éste caso como en muchos otros “la sociedad es parte del problema y parte de la solución””.

“Nosotros podemos ser muy eficientes como Estado, pero lo que hay que lograr es que la población entienda que la fauna silvestre no es mascota”, subrayó Mesa.

Los días 26 y 27 de marzo se realizará el seminario “Diálogo de Control y Fiscalización de la Fauna Silvestre” en la Secretaría de Ambiente -San Martín 451, CABA-, con mesas redondas en las que participarán los actores involucrados y una muestra abierta al público.

Fuente y foto: Télam