Monumentos de Buenos Aires a oscuras, para celebrar la Hora del Planeta

Monumentos y edificios emblemáticos sin iluminación dieron un inusual aspecto a la ciudad de Buenos Aires en el marco del apagón mundial llamado “La Hora del Planeta”, que propone el ahorro de energía.

En todo el mundo, más de siete mil ciudades adhirieron a la idea.

En todo el mundo, más de siete mil ciudades adhirieron a la idea.

La Casa Rosada, el Obelisco y la Pirámide de Mayo fueron algunos de los monumentos que se sumaron a la iniciativa que tuvo a parte de la ciudad en penumbras entre las 20 y las 21.

El planetario porteño también se sumó a los sitios más emblemáticos del mundo, que este sábado estuvieron a oscuras durante una hora para celebrar la denominada Hora del Planeta, una cruzada que intenta concienciar a la sociedad sobre la necesidad de tomar medidas contra el cambio climático.

En Argentina, municipios y empresas se unieron a esta iniciativa que nació en Sídney en 2007 y convocó a dos millones de personas.

“Apagá la luz y vení al Planetario a festejar La Hora del Planeta” fue la convocatoria de la Fundación Vida Silvestre,en Buenos Aires, donde Elena Roger fue la invitada especial del evento que se realizó a partir de las 20 para acompañar el apagado de luces con su música.

El recital se iluminó con luces LED que consumen un 10 por ciento de la energía que, usualmente, se utiliza en un evento de estas características.

La Plaza Roja de Moscú, el Big Ben en Londres, la ópera de Sidney, las torres Petronas en Kuala Lumpur, el Empire State Building de Nueva York y el Obelisco de Buenos Aires permanecieron apagados durante 60 minutos con esta iniciativa convocada por el Fondo Mundial de la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés).

El apagón recorrió el planeta a las 20.30 hora local desde las pirámides de Egipto, hasta la Torre Eiffel de París, pasando por las ruinas del Coliseo romano o las del Partenón en Atenas, el Palacio Real de Madrid, las Cataratas Victoria en Zimbabwe, la Mezquita Azul de Estambul o la berlinesa Puerta de Brandeburgo.

A la lista se unieron la catedral de la Sagrada Familia en Barcelona, el estadio olímpico y la ciudad prohibida de Pekín, el Burj Khalifa, catalogado como el rascacielos más alto del mundo y ubicado en Dubai o las Cataratas del Niagara.

Así, más de siete mil ciudades se adherieron a este apagón que invita a personas, gobiernos y empresas a apagar la luz durante una hora para “demostrar que el cambio climático nos importa” y que este año también sugerirá a los ciudadanos que se desconecten de internet durante ese tiempo.

Fuente y foto: Télam