"Algo le pasó al conductor", dijo un gerente de TBA sobre el tren de la tragedia de Once

El presidente de Trenes de Buenos Aires al momento de la tragedia de Once, Carlo Ferrari, rechazó los cargos en su contra, al igual que otros ex directivos y gerentes de la empresa indagados en una nueva jornada del juicio oral.

Adelante, Ricardo Jaime y Juan Pablo Schiavi. Atrás, el ex Fiscal Strassera y los familiares de las víctimas de la tragedia de Once.

Adelante, Ricardo Jaime y Juan Pablo Schiavi. Atrás, el ex Fiscal Strassera y los familiares de las víctimas de la tragedia de Once.

“Lo que les puedo señalar es que no me consta ni tengo conocimiento de que se haya incurrido en ninguno de esos malos usos”, afirmó Ferrari al referirse a los cargos en su contra por haber hecho un supuesto “uso indebido para beneficio propio” de bienes y material rodante de la empresa.

Antes el procesado se quejó porque el juez que instruyó la causa, el federal Claudio Bonadio, nunca “tuvo en cuenta” sus explicaciones, pese a que fue indagado cuatro veces en esa etapa.

Ferrari fue el último de los seis acusados que prestó declaración indagatoria ante el Tribunal Oral Federal 2, hizo una breve exposición sin responder preguntas y tras escucharlo se dispuso un cuarto intermedio hasta mañana a las 10.

Poco antes, el abogado Sergio Tempone, ex gerente de Operaciones y Siniestros de TBA, también había hecho un breve monólogo sin contestar preguntas y volvió a responsabilizar a otro acusado, el motorman Córdoba.

“Algo le pasó al conductor, algo que por ahí ni él mismo pudo saber. El accidente se produjo porque no se aplicaron los frenos de la formación y todos los médicos han hecho menciones e hipótesis de lo que pudo haberle pasado, considero que tal vez sea prudente ahondar en esos temas”, dijo a los jueces.

“No he hecho nada reprochable ni he dejado de hacer nada que debí haber hecho con relación al accidente”, dijo el ex gerente de operaciones y siniestros de TBA

Tempone negó haber participado “ni directa ni indirectamente del accidente ni de ningún tema relacionado con la administración de fondos de la compañía” y también negó “enfáticamente” haber realizado un uso propio de los recursos porque carecía de facultades” para ello.

“No he hecho nada reprochable ni he dejado de hacer nada que debí haber hecho con relación al accidente”, concluyó.

Tempone y el ex director (Gerente) Administrativo y de Finanzas de TBA, Daniel Rubio fueron dos de los directivos que estuvieron detenidos por orden del juez federal Claudio Bonadio que los acusó de “obstruir” la pesquisa por haber colaborado supuestamente en ocultar documentación, pero luego fueron excarcelados.

La excarcelación la dispuso la Cámara Federal, que en su momento revocó la decisión de Bonadio al considerar que no había habido obstrucción. Rubio también aceptó hablar pero al igual que los demás no respondió preguntas.

El contador rechazó los cargos. “De ninguna manera realicé utilizaciones propias de fondos de la empresa, los fondos del Estado fueron transferidos con normas y resoluciones perfectamente suscriptas y a cargo del contrato de concesión y fueron transferidos a las personas jurídicas, no a mi”, afirmó.

“Me resulta difícil entender y comprender cómo desde mi función de contador y tareas administrativas se me imputa un accidente de tren”, concluyó.

El Tribunal llamó además a los procesados Antonio Suárez, Carlos Pont Vergez y Francisco Pafuni, quienes se negaron a declarar.

Los jueces ordenaron leer las declaraciones prestadas en la instrucción de la causa, en las cuales en gran parte también habían aludido al correcto funcionamiento de los frenos y a una falla humana.

Los jueces Jorge A Tassara, Jorge Gorini y Rodrigo Giménez Uriburu resolvieron permitir la televisación del juicio de manera completa en directo a través del Centro de Información Judicial de la Corte Suprema de Justicia, a raíz de la “trascendencia” de los hechos y su “repercusión pública”.

Algunos abogados dejaron planteados reparos en cuanto a las declaraciones de los testigos televisadas en directo, algo que el Tribunal anunció que considerará.

Por la tragedia del tren de Once del 22 de febrero de 2012 son juzgadas 29 personas, entre ellas los ex secretarios de Transporte Ricardo Jaime y Juan Pablo Schiavi, el ex interventor de la Comisión Nacional de Regulación del Transporte Antonio Sicaro, los dueños de la ex concesionaria del servicio Claudio y Mario Cirigliano, entre otros.

El choque del tren contra el andén de la estación de trenes causó 52 muertos y más de 700 heridos.

Fuente y foto: Télam