Mientras la usina oficial pronostica buenas perspectivas económicas, los "precios cuidados" aumentan

Consultar a los portales de noticias, a la mañana, puede provocar una indigestión temprana o la agradable sensación de flotar en la burbuja del país ideal, según sea el sitio consultado. Mientras por un lado algunos “precios cuidados” suben hasta 11%, desde la orilla oficialista nos auguran un buen porvenir económico para después del Mundial.

Algunas góndolas con "precios cuidados", en el Coto de Segurola y Miranda, estaban vacías.

Algunas góndolas con “precios cuidados”, en el Coto de Segurola y Miranda, estaban vacías.

¿Realidad? ¿Ficción? ¿Pronósticos optimistas que auguran un país mejor? ¿Usted qué prefiere?

Para la primera, basta con ver la noticia principal de la agencia “Noticias Argentinas”: “Aumentan lácteos, yerbas y medicamentos”, dice la penosa realidad que está obligando a los argentinos -una vez más- a cambiar los hábitos de consumo, para lograr la odisea de llegar a fin de mes sin pedir un adelanto.

Dice NA: “En la lista de ‘precios cuidados’ se registraron aumentos de hasta 11%, ajustes que se suman a los medicamentos, que vienen subiendo a un ritmo del 6% mensual. Otro impacto en el bolsillo llega de la mano de los incrementos en productos básicos para el consumo, como yerba, lácteos y remedios, entre otros”.

La nota tira un par de ejemplos para que el dato sea contundente: “las salchichas Paty aumentaron de $10,40 a $11; la yerba Unión, pasó de $17,75 a $18,25; la leche Milkaut, subió de $8,36 a $9,10; y la Coca-Cola de litro y medio, de $12,50 a $13,25”.

Mientras los argentinos volvemos a pagar el costo de la fiesta, retumban las palabras de la Presidente Cristina luego de la devaluación: “conmigo no cuenten para el ajuste”, dijo entonces. ¿Qué se supone que es esto?

Si estos precios se comparan con los de fines del año pasado (después de todo lo vivido, parece una eternidad, pero apenas pasaron cuatro meses), la diferencia es aún mayor, y así lo siente el bolsillo, y se ve reflejado en las compras nocturnas en el Super chino de tu barrio. Antes, los compradores se agolpaban. Desde hace un tiempo, desaparecieron las filas largas para pagar.

Mientras los argentinos volvemos a pagar el costo de la fiesta, retumban las palabras de la Presidente Cristina luego de la devaluación: “conmigo no cuenten para el ajuste”, dijo entonces. ¿Qué se supone que es esto?

La versión oficial ignora estos cuestionamientos filosóficos, y cuenta su versión de las cosas: “Veo buenas perspectivas para el próximo semestre. Nosotros creemos que las variables se están ordenando como para que la economía pueda crecer razonablemente bien este año, y dentro de una pauta de precios consistente con este objetivo”, dijo el Secretario de Comercio Augusto Costa (reemplazante de Moreno) al diario “Ambito Financiero”, cuyas frases más resonantes reproduce -por supuesto- la agencia Télam.

Contra los pronósticos agoreros de las grandes corporaciones mediáticas, Costa aseguró que para este año habrá un “crecimiento similar al año pasado” en materia de pedidos de importación. “Somos bastante optimistas respecto de las condiciones de la economía para el segundo semestre”, repite la nota de Télam al final.

En fin: ¿la dura realidad de los precios? ¿La futurología positivista de las declaraciones oficiales? Usted -y sobre todo, su bolsillo- deciden.

Por Claudio Serrentino

Foto: Precios Cuidados Comuna 10