El Consejo Consultivo de la Comuna 10 se organiza, convoca y avanza; ¿y la Junta Comunal…?

Mientras los vecinos trabajan “ad honorem” en el Consejo Consultivo y tratan de avanzar pese a la falta de una estructura mínima, la labor de la Junta Comunal parece estar dominada por el desconcierto, a casi dos años y medio de su asunción.

Vecinos reunidos en la Asamblea del Consejo Consultivo. Con nada, y ad honorem, hacen más que la Junta Comunal.

Vecinos reunidos en la Asamblea del Consejo Consultivo. Con nada, y ad honorem, hacen más que la Junta Comunal.

Ya pasaron, casi, dos años y medio de la asunción de la Junta Comunal 10. En aquel momento -12 de Diciembre de 2011- la violencia entre dos facciones que respondían a miembros del mismo partido político (PRO) manchó de odio un momento que debió haber sido histórico para los vecinos de Floresta, Velez Sarsfield, Villa Luro, Monte Castro, Villa Real y Versailles.

La Junta Comunal está compuesta por siete miembros, quienes deberían ocuparse de mejorar el estado de veredas, calles (avenidas le corresponden al gobierno central), alumbrado público, poda, relaciones con las instituciones vecinales y con el Consejo Consultivo.

Pero tienen un problema: el gobierno central no les traspasa el presupuesto, y en algunas áreas, no cuenta con empleados para encarar las tareas. La mayoría de sus competencias están tercerizadas, es decir, hay empresas contratistas que se ocupan de arreglar veredas, baches y podar árboles… Estas empresas negocian directamente con el gobierno central.

Más allá de las especulaciones, lo cierto es que la Junta Comunal 10, en su conjunto, no está a la altura de las circunstancias. No da respuestas, sólo se escuchan excusas. Tampoco hay un reclamo firme, unificado, al gobierno de Macri, para que éste les traspase todas las atribuciones que les corresponden, según la ley.

Es más: el Presidente comunal Agustín Ferrari “se cortó solo” y responde a las directivas del gobierno central; un par de Juntistas del mismo partido lo acompañan, y otros (¿cuatro?) quedaron aislados de las decisiones.

Lo poquito que se informa de la labor de la Junta Comunal, son actividades intrascendentes. Y ya ni se sabe si sesiona el órgano que gobierna la Comuna 10.

Por su parte, y con todas las limitaciones que pueden tener un grupo de vecinos con muchas ganas pero sin ninguna estructura, el Consejo Consultivo avanza.

De a poco, con lo poco que tiene a mano, se organiza y trata de hacer lo que debe hacer: proponer, controlar y trabajar para mejorar la calidad de vida en los barrios de la Comuna.

El 9 de Abril pasado, en el Centro Cultural “Baldomero Fernández Moreno”, el Consejo Consultivo Comunal 10 realizó dos asambleas simultáneas: una extraordinaria, y la mensual y ordinaria. En la primera, se evaluó modificar un punto de las normas de funcionamiento. En la segunda, se escucharon informes y propuestas de las Secretarías y Comisiones, y se realizó una evaluación del plan de acción del presente año.

ASAMBLEA EXTRAORDINARIA

Después de un debate en el que quedó claro que hay muchos “inscriptos” que nunca participaron de las asambleas del Consejo Consultivo (alrededor de 80 vecinos se inscribieron en el Registro de integrantes del Consejo Consultivo, pero nunca concurrieron a ninguna Asamblea, ni participaron de ningún trabajo en comisiones), la Asamblea debatió, coincidió en que hay propiciar la participación vecinal, y aprobó por amplísima mayoría que si no se logra el quórum mínimo de 30 miembros, después de media hora de espera podrá sesionar de pleno derecho con un mínimo de 20 participantes.

ASAMBLEA ORDINARIA

El primer gran problema surgió cuando se evaluó el tema de la cartelera que el Consejo Consultivo debería tener en la sede comunal. “La misma no se encuentra disponible dado que está ocupada con papeles que no son del organismo”, informaron miembros de la Comisión de Comunicación.

El debate llevó a analizar otras alternativas (colocar carteleras en muchos puntos de la Comuna 10, como centros culturales, clubes, sociedades de fomento), y a profundizar la acción para que el Consejo Consultivo tenga ese lugar que le corresponde en la sede comunal, según la Constitución de la Ciudad y la Ley de Comunas.

Otro tema que trató la Asamblea, fue la fallida convocatoria entre la Junta Comunal y el Consejo Consultivo, que se frustró por decisión de la Juntista Maru Lopes. La reunión, finalmente, se postergó para el Jueves 24 de Abril.

La Comisión unipersonal (porque hasta ahora, la integra una sola persona) de Derechos Humanos, informó que brindará una charla en el Colegio Larroque, y que aprovechará la ocasión para difundir las actividades del Consejo Consultivo. También, escribió notas difundiendo la labor de la Comisión, que fue publicada en diversos medios de la Comuna 10.

La Comisión de Comunicación repartió entre los asistentes a la Asamblea, el afiche que imprimió (2.000 ejemplares), en el que se explican las labores del Consejo Consultivo. Una buena iniciativa, que resume sintéticamente las funciones del Consejo Consultivo y la Junta Comunal, y que fue “bancada” económicamente por un miembro de esa Comisión.

Comunicación también realizó un volanteo para difundir la actividad del Consejo Consultivo, en la esquina de Bahía Blanca y Avellaneda, en el barrio de Floresta: se aprovechó el nutrido paso de vecinos por allí, debido a la visita de los fieles a la Iglesia La Candelaria por el Domingo de Ramos, y las compras domingueras en el hipermercado de la vuelta.

La Comisión de Educación y Cultura participó de la reunión en el Cabildo de Buenos Aires, “Plan verde de iniciativa Comunal para ahorro de energía”, y de la charla “Hablemos de autismo”.

También, presentaron notas a todos los integrantes de la Junta Comunal 10, para informarles del comienzo de la campaña para recolectar firmas para avalar la creación y construcción de Escuela Media en la zona sur de la Comuna 10.

Por su parte, la Comisión de Relevamiento del Consejo Consultivo, informó que investigó en el Boletín Oficial cuáles son las tareas básicas que deben ser cumplidas por las empresas que realizan el mantenimiento de los espacios verdes, con lo cual podrán realizar un seguimiento de su trabajo en las plazas de la Comuna.

Respecto de los trabajos en la Plaza “Ciudad de Banff”, informaron que dichas obras comenzaron el 10 de Marzo, y desde entonces la Comisión se reunió con el contratista de la obra, con la arquitecta Laura Serrano (de la Comuna 10) y con la arquitecta Sandra Mourazos (de la Dirección General de Obras Comunales). Esas reuniones dieron frutos: consiguieron el plano de la obra del patio de juegos (que fueron provistos por el contratista, ya que la Junta Comunal no los pudo conseguir), y se van a encargar de relevar todo lo referente a la obra.

También estuvieron trabajando sobre el predio ex-Pepsi, un relevamiento de los asentamientos ubicados en la calle Bacacay 5700, y en los linderos de la estación Villa Luro, un informe sobre el trabajo de reparación de aceras en la Comuna, los trabajos realizados en el Paseo de Versailles, el derecho a la información pública (ya que hubo pedidos sobre trabajos realizados en la Comuna, que la Junta Comunal no respondió), y finalmente, renovación de autoridades en la Comisión.

La próxima Asamblea ordinaria, será el Miércoles 7 de Mayo, a las 18.30, en la Asociación “Amigos de Villa Luro”, Ramón Falcón 5176. Pueden participar todos los vecinos con domicilio en alguno de los barrios de la Comuna 10 (Floresta, Velez Sarsfield, Villa Luro, Monte Castro, Villa Real y Versailles).

Por Claudio Serrentino

Foto: La Bocina