La FUBA en la Plaza de Mayo, contra la "criminalización de la protesta"

El Martes 10 de Junio, se realizó en Plaza de Mayo un festival organizado por la FUBA, en el que se reclamó la absolución de los trabajadores de Las Heras y contra la criminalización de la protesta. Miles de jóvenes colmaron la Plaza de Mayo, por donde pasaron bandas como El Bordo, Kapanga, Salta la Banca y Las Manos de Filippi.

Muchos jóvenes participaron de la jornada organizada por la federación universitaria.

Muchos jóvenes participaron de la jornada organizada por la federación universitaria.

El Martes 10 de Junio, la Federación Universitaria de Buenos Aires montó un festival multitudinario en Plaza de Mayo. El presidente de la FUBA, Julián Asiner, destacó: “fue una gran jornada artística y de lucha, un festival organizado desde abajo, sin un peso de gobiernos ni empresarios. El festival se financió con aportes solidarios que los estudiantes hicieron en las diferentes facultades y los artistas tocaron gratis, movilizados por una causa democrática de primer orden: la absolución de los petroleros de Las Heras, condenados a cadena perpetua en un juicio infame basado en secuestros y torturas”.

Asiner agradeció “a todos los músicos que participaron, a El Bordo, Kapanga, Salta la Banca, Las Manos de Filippi, Bruno Arias, Chala Rasta y Mal Pasar, y a los más de 15.000 jóvenes, estu! diantes y trabajadores que se acercaron a Plaza de Mayo”. En el festival fueron invitados a hacer uso de la palabra los trabajadores de Gestamp y Lear, en lucha contra los despidos y las suspensiones, los compañeros de los presos políticos el ‘Boli’ Lescano y Fernando Esteche, los luchadores de la Carpa Villera y el padre de Paulina Lebbos, Alberto Lebbos, que está en Buenos Aires para denunciar al régimen de impunidad de los Alperovich.

Para el presidente de la FUBA, “la importante participación de artistas, jóvenes y luchadores fue un claro mensaje a la presidenta Cristina Kirchner. La Plaza le dijo no a una condena a trabajadores inocentes, armada a medida de las petroleras; no a la política de criminalizar la protesta de la mano de Berni y el PRO; no a la ley antiterrorista, no a los Milani y Gerardo Martínez, colaboradores de la dictadura; no al gatillo fácil y a la connivencia con la burocracia sindical y sus patotas, ayer las de Pedraza, hoy de Pignanelli”.

El titular de la federación estudiantil remarcó: “silenciar al movimiento popular apunta a establecer la agenda del ajuste, los pactos con Repsol, Chevron y el Club de París. La FUBA dejó planteada en la Plaza una perspectiva opuesta: defender el derecho a la protesta para que primen! en nuestro país los intereses de la juventud y las mayorías trabajadoras”.

Fuente y foto: Secretaría de Prensa y Difusión de la FUBA