El gobierno porteño mejoró la sección de terapia intensiva del Hospital Argerich

Después de 30 años, el gobierno porteño remodeló la sección de terapia intensiva A del Hospital Argerich. Ahora ofrece mejores condiciones para pacientes y personal.

La última mejora en terapia intensiva del Hospital Argerich, se había realizado en la década del '80.

La última mejora en terapia intensiva del Hospital Argerich, se había realizado en la década del ’80.

En la obra se contempló un cambio en el tipo de atención, compartimentando la sala existente en habitaciones individuales, privilegiando la privacidad y mejorando la calidad de atención no sólo para los pacientes sino también para el personal.

La obra de remodelación en la terapia intensiva del Hospital Argerich consistió en:

a) El área de Terapia Intensiva propiamente dicha (2º piso Terapia A)

b) Obra complementaria: locales de laboratorio y jefatura del servicio (2º piso)

c) Obra transitoria de readecuación del sector de recuperación post-operatoria del centro quirúrgico (6º piso del Hospital).

En la obra de Terapia se contempló un cambio en el tipo de atención, compartimentando la sala existente en habitaciones individuales, privilegiando la privacidad y mejorando la calidad de atención no sólo para los pacientes sino también para el personal, otorgando áreas claramente separadas de monitoreo, office limpio y office sucio, salas de estar, áreas de docencia, farmacia, sala de informes para familiares y reunión de médicos, dormitorio de guardia y oficinas.

Si bien se ha compartimentado la sala, el tipo de cerramiento permite una visualización de las habitaciones contiguas y, de ser necesaria privacidad, las carpinterías permiten el cierre a través de cortinas mini-band ubicadas dentro de la carpintería instalada.

Los trabajos realizados fueron:

  • Demolición de mampostería y tabiquería liviana, banquina, retiro de mesadas, carpintería, cielorraso.
  • Retiro total de revestimiento y solado existente.
  • Retiro instalación existente (sanitaria, gas, electricidad, gases médicos).
  • Nuevas instalaciones sanitarias, eléctricas, contra incendio, gases médicos, paneles de gases medicinales, circuito cerrado de televisión para visualización de los pacientes desde la central de enfermería y desde el Dormitorio médico, instalación de sistema de datos integrado a la red del Hospital, telefonía e intercomunicadores.
  • Nuevos pisos de mosaico y zócalo granítico, y de piso conductivo en las habitaciones de pacientes.
  • Revestimientos de placa granítica y guardacamillas.
  • Provisión y colocación de carpinterías, artefactos sanitarios, mesadas, equipamiento bajo y sobre mesada, artefactos de iluminación, ventilaciones.
  • Provisión e instalación equipos de aire acondicionado frío-calor con temperatura regulable en casa local y habitación de pacientes. Con dos salas para pacientes aislados.
  • Provisión y colocación de nuevo cielorraso.
  • Provisión de equipamientos varios: lavachatas, camas, monitoreo, carros, sillas, escritorios, negatoscopios, refrigeradores, micro-ondas.

Superficies de la obra

La superficie de intervención fue de 368 m2 de los cuales 354 correspondieron a la remodelación del Servicio de Terapia Intensiva y 14 m2 a la remodelación del laboratorio afectado al mismo servicio ubicado en otro sector de la misma planta.

En un sector del área quirúrgica del sexto piso se intervino para realizar obras de carácter provisorio afectando un área útil total de 190 m2 correspondientes a: Local Transferencia de Pacientes y Sector de Circulación Adyacente 27 m2; Recuperación de pacientes; Office de enfermería, Laboratorio y Depósito de bombas, 125 m2; Secretaría, 11 m2 y Depósitos, 27 m2.

Unidad Terapia Intensiva A

Esta unidad había sido remodelada en la década de los 80 con el tipo de estructura antigua donde los pacientes debían ser visualizados directamente para su mejor atención. Con el correr de los años el avance tecnológico, los diferentes métodos de sostén de órganos y la aparición de enfermedades ligadas al cuidado de salud motivaron que esa estructura no solo fuera disfuncional sino hasta peligrosa para los pacientes y el personal. Agregándose además la incorporación de la familia como parte de la recuperación del paciente garantizando calidad y seguridad.

La reestructuración era necesaria y a comienzos de la década del 2000 fue solicitada siendo concretada en noviembre de 2012. Este nuevo diseño se alinea con las recomendaciones de las diferentes sociedades de terapia intensiva, que promueven los cuidados centrados en el paciente.

Por ejemplo, las habitaciones individuales reducen las infecciones asociadas al cuidado de salud, favorecen el acompañamiento de la familia que posibilita mayor privacidad e intimidad, aumentando la seguridad de los pacientes; y además, cuenta con dos habitaciones con presión positiva que admiten la internación de pacientes inmunosuprimidos. La presencia de cámaras y monitoreo central permite la vigilancia continua del paciente.

La nueva planta física ofrece un espacio adecuado de trabajo al equipo multidisciplinario que asiste a los pacientes críticos, lo cual esta descripto, reduce el burn-out del personal y los eventos adversos que llegan a los pacientes.