Metrodelegados denuncian que a los nuevos coches de la Línea B "no les da la altura para funcionar"

Delegados de la Asociación Gremial de Trabajadores Subte y Premetro (AGTsyP) denunciaron que los nuevos coches que el gobierno porteño compró para la línea B no tienen la altura adecuada al túnel de ese ramal, lo que requeriría una adecuación adicional y la prolongación de los plazos para su puesta en funcionamiento.

"El techo de los nuevos coches rozaría con la parte más baja de los túneles", dice la denuncia.

“El techo de los nuevos coches rozaría con la parte más baja de los túneles”, dice la denuncia.

“Esto es algo que veníamos denunciando desde hace un año, cuando el gobierno de Mauricio Macri decidió comprar estas nuevas formaciones al Metro de Madrid”, dijo a Télam Claudio Dellecarbonara, delegado de la línea B.

Añadió además que “la única forma de entender cómo no previeron esto es pensar en algún negociado con los empresarios que les vendieron las formaciones”.

La denuncia asegura que “la altura mínima de la catenaria rígida licitada roza el techo de los CAF6000, por lo que no serían compatibles con los túneles y habría que bajar la vía, lo que obligaría a un cierre de la línea”.

Según la denuncia, “la altura mínima roza el techo de los nuevos coches, por lo que no serían compatibles con los túneles y habría que bajar la vía, lo que obligaría a un cierre de la línea”.


Subterráneos de Buenos Aires Sociedad del Estado (SBASE), administradora del servicio, descartó que se deban ampliar los plazos para una nueva adecuación de los coches y aseguró que las formaciones compradas “tienen la altura necesaria para lo cual se efectuaron todas las pruebas correspondientes”.

“Los CAF 6000 adquiridos para cubrir el recorrido entre Alem y J.M. de Rosas requieren que la catenaria esté ubicada a 3,95 metros. La obra de catenaria en curso se realiza a 4,10 m de altura y en algunos lugares específicos a 3,95 respetando así los requisitos del material rodante y sin ninguna interferencia”, detalló SBASE.

Precisó que la denuncia “es falsa y maliciosa” y que se cumplirán los plazos establecidos para los usuarios de la línea B.

Dellecarbonara destacó que con estas nuevas formaciones “deberán modificar la estructura del túnel, lo que implicaría mayores costos que van a pagar los usuarios en las tarifas”.

“También pueden reconocer que se equivocaron y adquirir otros coches, pero esto SBASE no lo va admitir y tampoco quitarán el aire acondicionado, que es lo único nuevo que tienen estas formaciones respecto a los que circulan actualmente”, detalló el delegado de la línea B.

Indicó además que estas nuevas obras “llevarán entre dos y cuatro meses más a lo previsto por lo menos y tendrán que cerrar la línea, porque en algunos tramos habrá que hacer nuevas trabajos”, demorando la puesta en funcionamiento, en principio fijada para febrero del 2015.

“Queremos hacer visible este problema para todos los usuarios de la línea B”, añadió.

Un vocero de la AGTSyP marcó la preocupación del sindicato por esta situación ya que “SBASE compró mal y cada coche, que tienen varios años de uso, costó unos 700.000 dólares, por lo que con las obras que van a tener que hacer hubiera sido mejor comprar coches cero kilómetro. Por lo menos es muy irresponsable lo sucedido”.

La línea B, que hace el recrrido entre Leandro Alem y Juan Manuel de Rosas, es la que más personas traslada luego de su reciente ampliación y la que presenta las mayores dificultades en su funcionamiento.

Fuente y foto: www.enelsubte.com