MUNDIAL 2014. Por los incidentes en el Obelisco, volvió el enfrentamiento entre los gobiernos de la Ciudad y la Nación

La “luna de miel” entre los gobiernos que encabezan Cristina Fernández de Kirchner y Mauricio Macri, duró poco. Los violentos incidentes en el Microcentro porteño tras la final del Campeonato Mundial de Fútbol, volvió a enfrentar a la Casa Rosada y el Gobierno porteño, por la responsabilidad en los operativos de seguridad.

Mientras los gobiernos discuten, la Justicia libera a los detenidos.

Mientras los gobiernos discuten, la Justicia libera a los detenidos.

El secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni, acusó a la Policía Metropolitana de “no asumir la responsabilidad” durante los incidentes y sostuvo que esa fuerza se convirtió “en un aparato de marketing político”, aunque la vicejefa de Gobierno porteño, María Eugenia Vidal, pidió a la Casa Rosada que “se haga cargo” y “no le eche la culpa a otro”.

El Martes por la mañana, terció en la disputa el vicepresidente primero de la Legislatura porteña, Cristian Ritondo y reclamó la renuncia del Secretario de la Nación: “Berni miente, no hay internas. Miente en la responsabilidad compartida de la policía”, dijo el legislador macrista en declaraciones a la radio Belgrano, y agregó: “La responsabilidad de la seguridad en los festejos el Domingo, era de Berni”.

Ritondo formuló estas declaraciones luego de que Berni señalara, también en diálogo con la radio Belgrano, “que le pregunten a Ritondo de dónde vienen los barra brava de Chicago” identificados en el violento festejo del domingo, y señalara que la custodia de la zona estaba a cargo de la Metropolitana.

“Berni o traspasa la policía o tiene que irse”, planteó Ritondo e insistió en señalar que “la Nación tiene a cargo la seguridad”.

“A mí me van a ver trabajando todos los días. A la Metropolitana no se la ve. El problema es que cuando una fuerza policial se transforma en un aparato de marketing político pasa lo que pasa con la Metropolitana”, aseguró el número dos del Ministerio de Seguridad y volvió a abrir un frente contra Macri.

En ese sentido, el funcionario precisó que sus críticas “no tienen nada que ver con quienes la componen (a la Policía Metropolitana), sino con quienes conducen y toman la decisión política de ejecutar”.

“Cada vez que hay que asumir una responsabilidad, se borran. Hay que estar en el lugar del hecho y asumir responsabilidades”, sostuvo Berni en declaraciones televisivas, un día después de los violentos incidentes en el centro porteño tras la derrota de la Selección argentina en el Mundial de Fútbol.

El secretario de Seguridad aseguró además que “es una falta de respeto hacia la sociedad, que ante semejantes hechos de violencia la Metropolitana los mira por televisión” y agregó que “noticia sería que ayer se la hubiera visto trabajar” a la fuerza local en la zona del Obelisco.

“Aparecieron a lo último para decir: ‘Acá estamos’ ¡Deberían pedirle explicaciones al Jefe de Gobierno de la Ciudad!”, reclamó el funcionario nacional y señaló que la fuerza porteña incluso faltó el pasado viernes a una reunión a la que había convocado a la Policía Federal para “coordinar el operativo por los festejos del domingo”.

Sin embargo, fue Vidal quien salió al cruce del secretario nacional y aseguró que “la jefatura del operativo” para los festejos en el Obelisco “iba a ser de la Policía Federal”, en el marco de un operativo conjunto.

“Cuando uno tiene una responsabilidad no tiene que echarle la culpa a otro, debe hacerse cargo. Se acordó que la jefatura del operativo iba a ser de la Policía Federal y la Policía Metropolitana estuvo ahí acompañando e interviniendo ante los disturbios”, señaló Vidal en el marco de una recorrida de campaña por Avellaneda.

 

Fuente: Noticias Argentinas

Foto: Télam

A %d blogueros les gusta esto: