Crisis "matrimonial" en UNEN: Lilita dejó plantado a Pino

Si no fuera porque es gente grande uno pensaría que están jugando. Pero no. No fue el skecth del programa de Lanata: Elisa Carrió se levantó y se fue del acto, justo cuando Pino Solanas decía que en UNEN “no hay espacio para los ajenos”, en referencia a Macri, Massa y Scioli.

El momento en que Elisa Carrió agarra su cartera y deja "plantado" a Pino.

El momento en que Elisa Carrió agarra su cartera y deja “plantado” a Pino.

Diego Scott, el libretista de “PPT”, puede ser otra víctima del desempleo. Porque no le dan tiempo, siquiera, a escribir los chistes: ¡los hacen, en vivo y en directo, los protagonistas reales!

En el acto de lanzamiento del frente opositor UNEN, estaban presentes los cinco “presidenciables” (Julio Cobos, Hermes Binner, Ernesto Sanz y el “matrimonio”).

En el momento justo en que Pino Solanas dice que “en UNEN no hay espacio para los ajenos”, y empieza a contar una anécdota sobre los “tres pollos” (Macri, Massa y Scioli: “se diferencian entre sí por el color, pero los tres están en el mismo gallinero”, era el remate), Elisa Carrió tomó su cartera y se fue del acto.

Lo cierto es que el desplante agitó las aguas en las fuerzas que integran ese espacio político: Elisa pidió que “no la corran por izquierda”, Lousteau se alineó con ella y declaró “nadie se puede arrogar definir qué es UNEN”, Margarita Stolbizer aseguró que la actitud de Carrió “refleja el debate interno que existe en el espacio y no tendría que llamar la atención”, Julio Cobos afirmó que “son personalidades de carácter fuerte”.

Pino Solanas, el “desplantado”, declaró que Carrió “sorprendió a todo el mundo” con una “grosería” en la que contradice su prédica “de tolerancia,  concordia, y pluralidad”. Y agregó: “Carrió dice “todo lo que se le ocurre sin consultar a nadie”.

La cuestión es que pensaban “lanzar” la fuerza política, y terminaron “lanzados” a una nueva disputa interna.

Insisto: si no fuera real… uno pensaría que fue una idea de Scott para el programa dominguero.

Claudio Serrentino

Fotos: Télam