Proponen el nombre de José María Gatica para una plazoleta de Villa Luro

La legisladora porteña del Frente para la Victoria (FpV), María Rosa Muiños, presentó un proyecto para denominar “José María Gatica” a la plazoleta de Moliere y Juan B. Justo, en el barrio de Villa Luro, “como un acto de reparación histórica para uno de los grandes ídolos populares que nos dio el Boxeo”.

Cuando se encontró con Perón, Gatica dijo: "dos potencias se saludan". La frase quedó en la memoria colectiva.

Cuando se encontró con Perón, Gatica dijo: “dos potencias se saludan”. La frase quedó en la memoria colectiva.

En los fundamentos del proyecto, Muiños se refiere a Gatica como “un hombre que saltó -de un golpe- desde el barro hasta el oro, y dio muestras del poder que tiene el deporte como puente salvador”.

Además, la legisladora del FpV sostiene que “su popularidad fue meteórica y despertó amores y odios por su reconocida adhesión al peronismo”, lo que provocó que en 1956 le suspendieran la licencia de boxeador “por su condición de ferviente peronista y por ser opositor a la dictadura militar de aquellos años”.

Asimismo, Muiños indica que “el lugar de privilegio cercano al General Juan Domingo Perón, que Gatica había alcanzado, también le generó consecuencias negativas por la coyuntura política de la época. Así, su caída fue acelerada y a pocos años de retirarse se encontraba nuevamente sumido en la pobreza y su nombre había caído en el más ingrato de los olvidos”.

Por tal motivo, la legisladora kirchnerista propone “darle nombre a esta plazoleta sin denominación del barrio de Villa Luro, en Moliere y Juan B Justo donde vivió José María Gatica, como un acto de reparación histórica para uno de los grandes ídolos populares que nos dio el Boxeo”.

José María Gatica nació en Villa Mercedes el 25 de Mayo de 1925 y a los siete años de edad emigró junto a su madre y sus hermanos a la Ciudad de Buenos Aires donde comenzó a trabajar de lustrabotas en los alrededores de la Plaza Constitución. Como la lucha territorial era feroz, aprendió a defenderse hasta que Lázaro Koczi, un peluquero que tenía estrechos vínculos con el mundo del boxeo, lo llevó a competir en la clandestinidad, luego de ver su modo de pelear en las calles.

Gatica debutó como profesional el 7 de diciembre de 1945 en el mítico Luna Park ante Leopoldo Mayorano, quien cayó noqueado en el primer round. En su carrera profesional, el “Mono” combatió 94 veces, ganó 85 peleas, 72 de ellas por nocaut, en dos oportunidades empató y perdió 7 veces.

La oportunidad deportiva más grande que tuvo Gatica para consagrarse fue la gira que realizó por Estados Unidos en 1951, donde el mercedino no se achicó ante el imponente Madison Square Garden de Nueva York y noqueó en el cuarto round a Terence Young. A pesar de haber mostrado un gran nivel boxístico, días más tarde cayó noqueado frente al campeón mundial de los livianos, Ike Williams.

Finalmente, el ídolo del boxeo peleó por última vez en 1956 ante el bahiense, Jesús Andreoli, a quien venció por nocaut en cuatro rounds. Murió el 12 de Noviembre de 1963, al salir de un partido de fútbol, en el cual vendía muñequitos para poder juntar algunas monedas.