En 2015, la Ciudad tendrá voto electrónico y… ¿cuatro elecciones?

Si la cuestión se resuelve como ordena la ley, en 2015 los porteños deberían votar cuatro veces, pero la escenografía electoral cambiará notablemente porque se usará el voto electrónico. ¿Y los resultados…? Las especulaciones aturden.

En la ciudad de Salta se implementó en 2013. Ganó el Partido Obrero.

En la ciudad de Salta se implementó en 2013. Ganó el Partido Obrero.

Según anunció la Vicejefa María Eugenia Vidal en el programa “Código político” (TN), en las elecciones de 2015 comenzará a aplicarse el voto electrónico.

El sistema, que ya se aplicó en algunos distritos del interior, como Ushuaia (primera ciudad argentina en implementarlo, en 2003), ciudad de Salta (en 2013, ganó el PO) y Marcos Juárez (en 2010, ganó la Unión Vecinal), funciona así: el elector define si quiere votar por lista o por candidato; una vez completado el voto, la máquina imprime un código de barras con los datos de lo que se eligió, que es lo que va a la urna; al finalizar la votación, se pasan por un lector todos los códigos de barra de la urna, y sale el resultado de la mesa.

Este sistema permitiría eliminar las maniobras a las que apelan los punteros partidarios, como el robo de boletas, llevar votantes con el sobre ya preparado, y no sería necesario que haya un fiscal de cada partido por mesa (el potencial se usa por las dudas…). Además, los partidos se ahorran la plata de la impresión de boletas.

También, será mucho más rápido el escrutinio: con el voto electrónico, en las últimas elecciones presidenciales -en un país con 200 millones de habitantes- los brasileños se enteraron de los resultados dos horas después de cerrados los comicios.

Pero claro, Mauricio Macri es un político al fin y al cabo, que como Jefe de Gobierno deberá definir si las elecciones porteñas se votan con las nacionales, o se votan aparte (como lo ordena la ley).

¿CUATRO ELECCIONES EN 2015?

Si Macri opta por la unificación, sería un despropósito: elegir Jefe de Gobierno, Legisladores locales y Juntistas Comunales, más Presidente de la Nación, Senadores y Diputados Nacionales… Sumado al desconcierto que para muchos significará el nuevo sistema, puede llegar a ser jugoso en términos políticos (en la confusión, ganan los más conocidos), pero caótico para los ciudadanos.

Con las elecciones separadas, la idea es que los ciudadanos evalúen qué tipo de conducción quieren para la Ciudad, quiénes los representarán en la Legislatura, y quiénes gobernarán la Comuna donde viven. Y en otra votación, que hagan lo propio con las autoridades nacionales.

Con las elecciones separadas, la idea es que los ciudadanos evalúen qué tipo de conducción quieren para la Ciudad, quiénes los representarán en la Legislatura, y quiénes gobernarán la Comuna donde viven. Y en otra votación, que hagan lo propio con las autoridades nacionales.

Es decir: son dos votaciones, a lo que hay que sumarle las PASO locales y nacionales. Los porteños tendrían que votar cuatro veces en 2015, si es que se respetan las normas votadas en el Poder Legislativo, y aceptadas por el Ejecutivo.

Pero la conveniencia política muchas veces se da de bruces con lo que indica la ley: así pasó en 2011, cuando el kirchnerismo se alió con el PRO para que la votación sea unificada. Salieron ganando los dos: Cristina en la Nación, Macri en la Ciudad.

El efecto de “arrastre” -gracias al figurón que encabeza la lista, se acopla el resto de la “sábana”– hizo, por ejemplo, que el macrismo ganara la Presidencia de todas las Comunas de la Ciudad. En el 99% de los casos, los electores desconocen cuáles son los candidatos que eligieron. La cosa empeora si se les pregunta para qué cargo.

A la fecha, Macri no sabe qué es lo que se va a hacer con las elecciones de 2015. Por un lado, está la interna del PRO: Michetti quiere competir en la Ciudad contra Rodríguez Larreta y Ritondo. Y por otro, la gran batalla que Macri viene esperando desde que renunció como Presidente de Boca: ir por la Casa Rosada.

A nivel Ciudad, el macrismo está convencido que le conviene emular a UNEN e ir a una interna. Es más: creen que si hacen una muy buena elección en las PASO locales, puede haber un “efecto contagio” a nivel nacional que impulse la candidatura de Macri. Es decir, les convendrían las elecciones desdobladas.

Pero…

Macri declaró que “hay un debate interno entre referentes del PRO que creen que la mejor estrategia sería unificar los comicios”, para  “evitar que los porteños vayan varias veces a las urnas” (por las dudas, no sea cosa que cambien de opinión).

¿Y la ley? Para el candidato presidencial, hay días en que se la respeta, y días en que no:  “a hoy, por ley de la Ciudad son separadas” (!).

El tema se debería definir, como máximo, a fines de Diciembre, ya que si las elecciones se realizan separadas, las PASO locales deberán hacerse entre Marzo y Abril de 2015.

Los jockeys van alistándose en las gateras. En cualquier momento suena la campana, y… ¡largaron!

Claudio Serrentino

Imagen: Gobierno de Salta