No sólo el agua y el fuego castigan: también, la indiferencia; ¿cómo ayudar?

Mientras en el centro de la Argentina el agua arrasa con ciudades, y en el sur el fuego parece invencible, no se evidencia una rápida reacción solidaria de la sociedad ante estos hechos. Pero con mirarlo por TV no basta.

04-inundadostelam2

Cuando tomo contacto con la realidad a través de los medios, a veces me siento un extraterrestre. Las imágenes del desastre ambiental que se está viviendo en el centro de la Argentina –Santa Fe, Córdoba, Santiago del Estero-, son más que evidentes como para que se inicie una rápida acción solidaria para darles una mano a aquellos que perdieron hasta lo más elemental.

Pero eso no ocurre.

Los medios transmiten en vivo el desastre y las imágenes nos indignan. Faltaría que alguien nos incite a querer ayudarlos. Pero el mensaje se termina ahí. En la tragedia.

Después de escuchar el reclamo de diputados y senadores cordobeses, el Estado nacional anunció que le mandarán $ 540 millones de pesos a Córdoba. El Jefe de Gabinete Aníbal Fernández fue el anfitrión.

Aníbal venía de echar al responsable del operativo contra el fuego en el sur, donde siguen esperando a los 26 aviones hidrantes que se incorporaron a la flota oficial para combatir los incendios. La Presidente Cristina lo había anunciado en 2012. Pero sólo 6 se vieron por Chubut.

Mientras tanto, el entramado social de la Ciudad y el Conurbano está como adormecido. ¿Nadie quiere ayudar a los inundados? Yo creo que sí, es parte de nuestra idiosincracia. Pero los hechos nos superan.

Apenas pude encontrar a una ONG -la Fundación SI- que está juntando:

-Alimentos.

-Pañales.

-Agua.

-Elementos de higiene y limpieza.

-Herramientas de trabajo.

Para los cordobeses. Los que quieran colaborar, dirigirse a Angel Carranza 1962, Palermo de lunes a sábados de 10 a 19. Consultas: 4775-6159.

Claudio Serrentino

Fotos: Télam


A %d blogueros les gusta esto: