PASO PORTEÑAS 2015. 14 horas de mediocre cobertura televisiva

Desde hace una semana, los medios televisivos prometían “cobertura total” sobre las PASO 2015. Lamentablemente, fue más de lo mismo: movileros que no saben a quién preguntar, conductores que deben “rellenar” como sea el larguísimo espacio destinado. Lo peor, es que todavía falta para tener alguna punta del resultado…

Las boletas en el cuarto oscuro.

Las boletas en el cuarto oscuro.

Por suerte, fue un día lindo y como ciudadano, siempre es agradable ejercer el derecho obligatorio de elegir, en este caso, quiénes serán los candidatos en las elecciones porteñas del próximo 5 de Julio.

Da gusto concurrir a la escuela y ver a los padres entrar al cuarto oscuro con sus hijos. A los pibes que votaron por primera vez. Y a los ancianos que quisieron seguir expresándose mediante el voto, aunque la ley les dé la chance de no hacerlo.

Es ir sembrando más democracia, algo impensado unas décadas atrás, cuando estábamos dominados por una fuerza de ocupación que encima, sosteníamos con nuestros dineros.

Una cosa fue esta realidad palpable, y otra lo que reflejó la TV: histérica como siempre, sus movileros hostigaron a los precandidatos para preguntarles sandeces, y los conductores, desde “el piso” estiraron las horas como chicles. La obvia falta de declaraciones políticas por parte de los protagonistas de las PASO, le quitó contenido a los noticieros.

“¿Me invita un café?”, manguea un movilero a un precandidato. “¿A qué hora se sabrán los resultados?”, pregunta otro, ignorando que no será el precandidato sino la Justicia (encargada del escrutinio) la que haga el anuncio. “Mi señora fue a buscar a mi suegra para llevarla a votar”, dijo otro precandidato a Jefe de Gobierno ante decenas de micrófonos, como si estuviera definiendo el futuro de la Ciudad de Buenos Aires.

Una gilada total, que no terminó allí: desde Twitter, los cómicos de siempre mandaban sus gags a los canales, y éstos los difundían (como el del Daniel Filmus trucho: “no perdí!”). Quizás haya sido un alarde creativo, en medio de la alarmante mediocridad que muestran los canales de noticias, a la hora de realizar las coberturas periodísticas. El tema es estar “en vivo”, desde el lugar, aunque se pregunten bobadas.

Pero no termina aquí: a las 18 anunciaron los “resultados a boca de urna” (dan ganador a Larreta sobre Michetti), y pareciera que lo único importante es la interna del PRO, aunque en realidad la elección es Primaria, Abierta, Simultánea y Obligatoria. Es decir, se eligen los candidatos de TODOS los partidos políticos.

Toda esta barrabasada de palabras, datos que se repiten y se repiten, y suposiciones, quizás se termine a las 22, cuando por fin los números reales del escrutinio traigan un poco de certeza, entre tanta pavada.

Claudio Serrentino

Foto: Télam