ELECCIONES PORTEÑAS 2015. Con un ojo en la ciudad, y otro en el país

En la elección del 5 de Julio ocurrió lo previsible: ganó Horacio Rodríguez Larreta. La pelea por el segundo puesto la ganó Lousteau, y habrá ballotage. Buen debut de la boleta electrónica.

El Jefe de Gobierno celebra con la dupla ganadora, Larreta-Santilli.

El Jefe de Gobierno celebra con la dupla ganadora, Larreta-Santilli.

La escena se repite desde hace ocho años: Mauricio Macri baila por el escenario, mientras decenas de militantes y cientos de globos celebran el triunfo.

Pero esta vez, el Jefe de Gobierno pareció obligado a celebrar. Las noticias de otros distritos no eran alentadoras. Aunque se las rebusca para ver el vaso medio lleno: “En Córdoba y la Capital el 80% no eligió al gobierno nacional”, dijo Macri públicamente, y al mismo tiempo, trata de reimpulsar su campaña a nivel nacional.

Mientras tanto, se conforman con otro triunfo PRO en la Ciudad, esta vez, con Horacio Rodríguez Larreta a la cabeza.

Pese a la gran diferencia obtenida, los amarillos no pudieron superar el 50% + 1 de los votos, y habrá ballotage. Así lo aseguró Martín Lousteau, el segundo, que sumó 25,5% de los sufragios y dice que no se baja.

Lousteau celebraba por partida doble: porque ingresó al ballotage, y también porque logró espantar al fantasma de Elisa Carrió, quien no apareció por el bunker de ECO.

Lilita hace equilibrio sobre un hilo de coser; y a veces se desequilibra. O directamente, se cae: “Los precandidatos a presidente no tenemos que meternos en la elección porteña porque tenemos el rol de mantener un orden a nivel nacional”, dijo. ¿No lo vió a Macri celebrar el triunfo con la dupla Larreta-Santilli?

El futuro de Lousteau es incierto: no tiene una estructura patidaria que le responda, está rodeado de radicales que no quieren mostrarse por temor a que los tilden de “piantavotos”. Ganó con ingresar al ballotage. ¿Con eso se conforma?

El Frente Para la Victoria no logra recomponerse en el distrito. Desde aquel “canto del cisne” logrado por la fórmula Filmus-Tomada en 2011 (obtuvieron el 27,87%), el bajón llegó en 2013: quedaron relegados al tercer puesto, con Filmus como candidato a senador (19,85%) y Juan Cabandié a diputado (18,99%).

Esta vez, con Mariano Recalde -un candidato de La Cámpora- no lograron ingresar al ballotage: aunque el 21,9% conseguido puede consignarse un triunfo en sí mismo, ya que en las PASO, había sumado el 12,3%.

Luis Zamora “celebra” que duplicó los votos obtenidos en las PASO (sin estructura y sin chances, es un voto casi en blanco; bueno, en rojo). Myriam Bregman sumó el 3%, pero sus candidatos a legisladores treparon al cuarto puesto, sumando el 4,7%. El partido de Lozano, Camino Popular, pese a no llevar candidato a Jefe de Gobierno, sacó el 2,4% para legisladores.

El cierre es para la BUE, que realizó un buen debut pese a las denuncias en su contra: rápido y sencillo, más allá de alguna falla técnica, es un avance.

Claudio Serrentino

Foto: Télam