Rodríguez Larreta “reapareció” en Villa Luro, a 10 días de la tragedia en la fiesta electrónica

Mientras los grandes medios consumen horas de debate sobre lo ocurrido en la fiesta electrónica de Costa Salguero, “reapareció” el gran ausente: el Jefe de Gobierno Horacio Rodríguez Larreta. Fue en Villa Luro. Luego de 10 días del drama vivido en Costa Salguero -que ocasionó 5 muertos, y otros tantos están luchando por su vida- Larreta dijo: “estamos poniendo el sistema de salud a disposición” (!!).

Los panelistas de TV discuten y discuten todo el día: puede ser sobre el bótox de una actriz, o sobre las víctimas de la tragedia en Costa Salguero.

Lo cierto es que las condiciones en que se desarrolló la supuesta “fiesta” -la Prefectura permitió una zona liberada para venta de drogas, el Estado porteño falló en los controles- provocó cinco muertos, y cuatro chicos que luchan por su vida.

El hecho ocurrió en la madrugada del Sábado 16 de Abril. Fueron larguísimas horas de incertidumbre, en la que el Jefe de Gobierno no sólo estaba ausente por haberse ido de viaje (a buscar inversiones, dicen). La ausencia que más retumbó por esos días, fue la de su compromiso. Su única reacción pública fue dos días después, cuando publicó en Facebook:

“Acompaño a los familiares y a los amigos de las víctimas de la fiesta electrónica en este doloroso momento. Como padre puedo imaginar el dolor que están sintiendo. A los familiares y amigos de los chicos fallecidos, quiero transmitirles mi más sentido pésame. Y todo mi aliento para quienes hoy siguen luchando por sus vidas”.

Su mensaje fue como el de cualquiera que se hubiera enterado de una desgracia. Ninguna referencia a su responsabilidad como Jefe de Gobierno, a las irregularidades que se van a investigar, aunque sólo lo diga por compromiso… Nada.

Más allá de las identidades partidarias, puede decirse que Rodríguez Larreta tuvo un típico comportamiento K. De la misma manera reaccionó el entonces Presidente Néstor Kirchner cuando ocurrió la tragedia de Cromañón: tomó un avión y se fue a Santa Cruz.

En los últimos 10 días, Rodríguez Larreta suspendió su tuiteo constante, con el que suele bombardear a sus seguidores. Lo último que había publicado en Twitter antes de la tragedia, fue el acto de inauguración de la muestra de fotos de Mirtha Legrand y Graciela Borges. Luego, silencio (salvo el mensaje de Facebook). Hasta ayer, en que volvió a la rutina como si nada hubiera pasado.

El Jefe de Gobierno reapareció públicamente en el Centro de Jubilados “Villa Luro Central”, de Ramón Falcón 4780. Como ya es una -lamentable- tradición PRO, algunos medios locales no somos invitados a los eventos oficiales (ni del gobierno central, ni del comunal).

En el video que subieron a You Tube del acto en Villa Luro, Rodríguez Larreta se refiere a la tragedia:

“Estamos acompañando y poniendo todo el sistema de salud a disposición de las cuatro familias cuyos hijos están hoy todavía peleando por sus vidas. La verdad que es un orgullo el sistema de salud que tenemos en la Ciudad, el sistema de emergencias, cómo se trabaja, en todas las ocasiones. El flagelo de la droga, el veneno que significa, para nuestra juventud y para toda la sociedad. Es un fenómeno que se ha extendido en todo el mundo, en todas las ciudades del mundo. Estamos convencidos en la Ciudad, de que la mejor manera de enfrentar el flagelo de la droga, es con mucha prevención, con educación, con concientización, compartiendo desde el sistema educativo el riesgo, el daño que supone, para la persona y para su familia. Estamos mandando una ley a la Legislatura, durante esta semana, que venimos trabajando ya desde la semana pasada. Además, hasta que la ley no se apruebe en la Legislatura no se van a dar más permisos para este tipo de eventos. La ley apunta a la prevención y a la concientización durante los eventos, con una mayor visibilidad y señalización de los lugares de atención de la salud, para que la gente lo sepa rápidamente. Mayor visibilidad también, de dónde están los puestos de agua, mayor capacitación a todas las personas involucradas tanto de la prevención como cuando se enfrentan a casos donde ha habido abusos de drogadicción. Además estamos convocando, desde el Ministerio de Salud, a una mesa de profesionales multidisciplinaria para que nos asesore cómo enfrentar este flagelo, que por otro lado esperamos que enriquezca y que mejore la ley que esta semana vamos a estar enviando a la Legislatura, y que además nos ayude con los contenidos de otra de las cosas que proponemos, que es una fuerte campaña de concientización, de comunicación, de sensibilización a toda la sociedad. Estamos convencidos que la mejor manera, la manera estructural de enfrentar este flagelo, primero es de la sociedad en su conjunto. Y la forma de hacerlo es a través de mayor concientización, de mayor difusión y de mucha educación desde la escuela”.

Curiosamente, la página oficial del Gobierno de la Ciudad publica el video. Pero en el texto publicado, no se hace ninguna referencia a lo dicho por Larreta sobre la fiesta electrónica. Sólo se habla del plan de vacunación contra la gripe.

Cabe aclararle al Jefe de Gobierno que la Ciudad “no pone a disposición” su sistema de salud, sino que es su OBLIGACIÓN hacerlo. Así lo determinan la Constitución y las leyes, no es una cuestión voluntarista. Por otra parte, lo que manda a la Legislatura no es una ley sino un proyecto de ley. Lo de la mesa de asesores profesionales pudo haberse hecho antes, no debieron morir cinco chicos para decidirse a encarar “la problemática de la droga”. Lamentablemente, ésta se instaló hace muchos años en la Ciudad y en el país.

Luego respondió a los periodistas presentes. Le preguntaron si fallaron los controles, y volvió a repetir parte de su discurso: “lo que nos faltó como sociedad en general, es más concientización del problema, más prevención. Respecto de los controles en particular, en el expediente tenemos especificados todos los controles que hizo la Ciudad. Cualquier consideración adicional, la tiene que hacer el Juzgado, con el que estamos a su disposición. Lo que consta en el legajo de este evento en particular, los controles se cumplieron. Que la Justicia investigue cualquier consideración adicional. Insisto: el problema de las adicciones, el problema de la droga, va más allá de este caso”.

Justamente fue el Juez que lleva la causa, Sebastián Casanello, quien aseguró que en la fiesta electrónica había 20.513 personas. Los papeles del expediente presentado por la Ciudad, afirman que a las 3 de la mañana había 10.300. Es decir: según la Justicia, fallaron los controles. Otra desmentida para un Jefe de Gobierno que estuvo ausente durante los diez días más dramáticos que vivió la Ciudad desde Cromañón.

Claudio Serrentino

Fuente y foto: DG Prensa GCABA