La Junta de Estudios Históricos de Villa Real celebró 20 años

La Junta de Estudios Históricos de Villa Real celebró sus veinte años de vida, recordando lo hecho en estas dos décadas. Emotivo encuentro con vecinos de toda la Ciudad que se involucran con sus barrios desde la historia cercana.

20160627_180528

Todo tiene su historia. El barrio, también. Y en ese aspecto, Buenos Aires es muy particular: “es la única ciudad del mundo que tiene una Junta de Historia por barrio”, afirma Nélida Pareja, Presidente de la Junta Central de Historia de la Ciudad de Buenos Aires.

La necesidad de preservar el anecdotario barrial, cercano, casi familiar, fue lo que llevó a Carlos Micko a investigar, a sus 17 años. Su curiosidad lo llevó a sumarse a la Junta de Estudios Históricos de Villa Devoto. Hoy, Micko es uno de los historiadores que se encarga de cuidar la memoria colectiva de Villa Real.

Alicia Graciela Martínez, casual o causalmente, fue involucrada por sus padres en la historia del barrio, en tiempo real: cuando los vecinos del Pasaje Fader se movilizaron para reclamar por los cortes de luz, en 1961, ella estaba a upa de su mamá. Y salió en una revista de la época.

Y aquí estamos, en esa tarde gris y lluviosa que no convocaría a nadie… Pero en “La Casa del Cambista” del Centro de Jubilados “Villa Real”, hay muchos. Vecinos, amigos, colegas y prensa barrial ignoramos las inclemencias del tiempo para agasajar a la Junta de Estudios Históricos de Villa Real, que el 27 de Junio celebró sus jóvenes 20 años.

Hay muchas entidades del barrio: los locales del Centro de Jubilados “Villa Real” y sus colegas de “El Sol de Villa Real”; los Vecinos Autoconvocados de Villa Real; el Ateneo “Moisés Lebenhson”; representantes de ACOMC; la colega “La Posta Capital”; y vecinos que acudieron a la celebración, motivados por resguardar su propia historia.

km 3160

En varias mesas, se exhibe el material fotográfico, bibliográfico y periodístico recopilado por la Junta en estas dos décadas. Se destaca la revista “Kilómetro 3,160”, editada y producida por la Junta, con interesantísimo contenido.

Me emociono al ver varios recortes de La Bocina y la colega “Mi Barrio” entre el material.

La Presidente Alicia Graciela Martínez hace la presentación de rigor, un resumen de estos 20 años; Carlos Micko recuerda los primeros tiempos y se lamenta por no seguir editando la revista de la Junta; Susana Boragno evoca el trabajo conjunto realizado; Nélida Pareja felicita a sus colegas desde la Junta Central; Susana Costa y Norberto Malaguti, de la Junta de Villa Devoto, entregan una distinción a la “entidad hermana”; Josefina Salazar, maestra de historiadores, aporta las acotaciones necesarias.

Todos ellos miran al futuro escudriñando el pasado. Pero no el pasado de próceres ni ministros (aunque a veces sí… si es que vivieron por acá), sino el de los vecinos de acá a la vuelta, el club de la otra cuadra, la escuela de la esquina. Una tarea que no realizan los historiadores encumbrados.

Por eso, al momento de la torta y el Fresita, brindé por ellos: por esta hermosa vocación de contar lo que hicieron los que nos precedieron. Sin apoyo, con lo poco que tienen, van reescribiendo las revistas barriales de hace 60 o 100 años.

¡Gracias por la entrega, queridos historiadores barriales! ¡Y feliz cumpleaños, Junta de Estudios Históricos de Villa Real!

Claudio Serrentino

Fotos: La Bocina