Rodríguez Larreta presentó a la nueva Policía de la Ciudad (que todavía no está en funciones)

El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, presentó la nueva “Policía de la Ciudad de Buenos Aires”, integrada por efectivos de la Metropolitana y la Federal que conformarán un cuerpo de vanguardia en lo tecnológico y lo humano, y resaltó que esta medida implica una “transformación histórica” en materia de seguridad. La nueva fuerza de seguridad recién entrará en funciones, luego que la Legislatura apruebe la ley integral de seguridad pública, cuyo proyecto sería girado esta semana.

05-nuevapolicia

“Hoy la gente está preocupada por la seguridad y es una demanda, pero estamos convencidos de dar los pasos correctos para trabajar para que la gente esté más segura, tranquila y se sienta acompañada, cuidada y con confianza en su Policía y su fuerza de seguridad, y estén orgullosos”, sostuvo Rodríguez Larreta al encabezar el acto en el Instituto Superior de Seguridad Pública (ISSP).

La nueva fuerza, integrada por unos 25 mil hombres, será un cuerpo de seguridad que -según el gobierno porteño- se distinguirá por su formación, equipamiento y cercanía, y su conformación cumplirá una de las prioridades estipuladas desde el inicio de la gestión.

Más allá del lanzamiento para la prensa, la “Policía de la Ciudad” comenzará a funcionar formalmente una vez que la Legislatura porteña apruebe el proyecto de Ley Integral de Seguridad Pública, que será enviado por el Poder Ejecutivo durante esta semana.

Tras agradecer “especialmente” al Presidente de la Nación, Mauricio Macri, por haber “cumplido su compromiso de que la Ciudad tenga su propia Policía”, el Jefe de Gobierno destacó que la creación de la fuerza implica una “transformación muy de fondo e histórica”.

Del lanzamiento participaron también el vicejefe de Gobierno, Diego Santilli; el jefe de Gabinete, Felipe Miguel; el ministro de Justicia y Seguridad, Martín Ocampo, y el secretario de Seguridad, Marcelo D’Alessandro.

En ese marco, Rodríguez Larreta apuntó que la nueva fuerza serámoderna, con mucha tecnología y todo el apoyo y recursos necesarios para hacer bien su trabajo. Estamos convencidos de que para poder exigir y tener una Policía bien capacitada y de vanguardia, tenemos que darles todos los elementos”, enfatizó.

Por su parte, Ocampo sostuvo que el proyecto de ley que impulsa el Poder Ejecutivo “tiene cuatro pilares fundamentales: el primero, la definición de que todas aquellas funciones que no son de naturaleza policial tienen que ser ejercida por civiles, y la segunda es la transparencia, a través de una Oficina de Transparencia que va a estar en manos de civiles y sujeta a reglas de independencia técnica”.

“Otra de las grandes novedades es la potenciación de la participación ciudadana, que es una herramienta importante tanto para la definición de las políticas públicas de seguridad como también para los sistemas de control de la gestión en materia de seguridad”, señaló Ocampo y completó que el cuarto pilar es “el profesionalismo, la capacitación e innovación” de los agentes.

Tanto los nuevos cadetes como los efectivos transferidos se formarán y entrenarán en el ISSP, un centro académico ubicado en el Bajo Flores que es modelo de formación en Latinoamérica.

Los integrantes de la Policía Metropolitana reciben instrucción en Derechos Humanos, legislación porteña y aplicación de la Constitución Nacional y la de la Ciudad, así como métodos específicos para actuar contra la violencia de género. Todas las materias son dictadas por profesores universitarios, jueces y fiscales.

Para equiparar ambas fuerzas vienen realizándose entrenamientos a los efectivos transferidos de la Policía Federal, y ya pasaron más de 3 mil agentes en lo que va del año.

En cuanto al equipamiento, fueron comprados 300 patrulleros y 40 pickups, todos blindados y equipados con alta tecnología, además de la incorporación de 300 motos, 60 cuatriciclos y 40 autos eléctricos.

También se aprobó la compra de 20.000 chalecos antibalas, nuevas armas reglamentarias y uniformes para toda la fuerza.

Además, con el objetivo de contar con una fuerza presente, de cercanía y con conocimiento de cada barrio, ya se inició el proceso para reemplazar a los policías que hacen tareas administrativas en las comisarías con civiles entrenados para esos fines.

Fuente y foto: Secretaría de Medios GCABA