AUTONOMÍA PORTEÑA. Traspasaron parte de la Justicia penal, a la Ciudad

Buenos Aires dió un paso más hacia su autonomía: Nación y Ciudad firmaron el convenio para que la primera le traspase a la segunda parte de la Justicia penal.

20-macrilarreta

El Presidente de la Nación, Mauricio Macri, y el Jefe de Gobierno porteño, Horacio RodríguezLarreta, firmaron el 19 de Enero el convenio de traspaso de parte de la Justicia a la órbita de la Ciudad de Buenos Aires.

“En la reforma (constitucional) del 1994 se decidió que los vecinos de la Ciudad de Buenos Aires tenían que poder dirimir los conflictos que tuviesen en la vida diaria a través de un poder judicial propio, dinámico, responsable y que se haga cargo de dar respuesta a las cosas que suceden”, explicó Macri al destacar la importancia de la medida.

Por medio del acuerdo, la Nación transfiere ocho Juzgados Nacionales en lo Criminal y Correccional; 18 vocalías de los Tribunales Orales en Criminal y Correccional; dos Juzgados Nacionales de Menores; tres vocalías ante los Tribunales Orales de Menores, y los órganos del Ministerio Público Fiscal y de la Defensa que actúan ante los mismos.

Cabe destacar que la transferencia de competencias y órganos va a estar acompañada con los recursos necesarios y los bienes para el trabajo de los órganos transferidos. Además, en esta primera etapa, también se traspasarán 490 agentes entre funcionarios y empleados del actual fuero penal nacional ordinario de la Capital Federal.

Incluye, además, la incorporación del Fuero de Defensa del Consumidor y del Registro de la Propiedad Inmueble, organismo que tutela los derechos patrimoniales de los vecinos.

“Y que decidan los legisladores quiénes son esos jueces, y no que el debate termine involucrando a senadores de otras provincias que no tienen que ver con lo que pasa en la vida diaria de la Ciudad de Buenos Aires”, dijo el Presidente, y añadió: “Este traspaso busca devolver esas herramientas al lugar donde tienen que funcionar”.

Por su parte, Rodríguez Larreta aseguró que se trata de “un paso muy importante para seguir trabajando en darle más seguridad a la gente. Va de la mano con el traspaso que ya se concretó de la policía, porque la justicia penal es la que trabaja codo a codo y día a día con la policía”.

El Jefe de Gobierno resaltó que esta medida “acerca la Justicia a la gente” y “va de la mano con la visión federal que tiene el Presidente” que “después de muchísimas décadas, es el primero que le ha dado más recursos, más funciones a las provincias y a las jurisdicciones”.

A su vez, ambos mandatarios manifestaron sus expectativas de que la medida “se apruebe en la Legislatura y el Congreso lo antes posible para poder trabajar así en forma coordinada”.

Por último, Rodríguez Larreta destacó que “estamos siendo coherentes con lo que creemos y con lo que venimos diciendo hace muchos años, que ratificamos en la campaña y que estamos plasmando ahora en este convenio”.

Del acto, que se realizó en la Casa Rosada, participó además el ministro de Justicia de la Nación, Germán Garavano, y su par porteño, Martín Ocampo.

El traspaso implica un aumento significativo de las competencias para investigar y juzgar gran parte de los delitos del fuero penal ordinario que sean cometidos en la Ciudad de Buenos Aires y, consecuentemente, la respectiva reasignación de recursos.

A partir de la firma del convenio, la Legislatura deberá ratificar el traspaso de la Justicia Penal y de Menores, y una vez aprobado, entrará en vigencia a los 180 días. En tanto, la incorporación del Fuero de Defensa del Consumidor y del Registro de la Propiedad Inmueble estará vigente una vez que se definan los integrantes de sus órganos de aplicación.

En cuanto a los expedientes que actualmente están activos en la Justicia Nacional en lo Criminal y Correccional y en los Juzgados de Menores, continuarán su trámite hasta la finalización del proceso, respetando la competencia y jurisdicción de origen.

En tanto, las causas que estuvieren radicadas en los órganos judiciales y del Ministerio Público transferidos serán reasignadas entre los juzgados y fiscalías nacionales no transferidas.

La decisión de la Nación implica un avance trascendental en la consolidación de la autonomía otorgada a la Ciudad en el artículo 129 de la Constitución Nacional (CN).

La propia Suprema Corte de Justicia ha sostenido en los recientes fallos “Corrales” y “Nisman” que la actual justicia nacional no es federal, sino ordinaria y, por ende local, por lo que debe ser transferida al ámbito porteño.

En lo concreto y cotidiano la transferencia importa una mejora superlativa en la calidad del servicio de justicia que se prestará a los porteños, ya que mejorará la fluidez del intercambio de información con la Policía, lo que permitirá un mejor análisis y diagnóstico de las áreas problemáticas y una mayor eficacia en la desarticulación de las organizaciones criminales.

Fuente y foto: GCABA