JUNTA COMUNAL 10. “Trabajamos en equipo”

Algunos integrantes de la Junta Comunal 10 recibieron a dos medios barriales y detallaron las tareas realizadas en su primer año de gestión.

dscn5031

Las gestiones fueron realizadas por el amigo y colega Luis Alberto Serres (revista “Mi Barrio”) durante cinco meses: según la promesa del Presidente de la Comuna 10, Daniel D’ippolito, “toda la Junta Comunal les va a contar lo que estamos haciendo, porque somos un equipo”. Habían confirmado su presencia otros Juntistas, como Héctor Vázquez (PRO) y Daniela Mesplede (ECO) quien incluso fue más allá y prometió contar “todo lo que tengo para decir” en esa reunión.

Pero no pudo ser: ni Héctor ni Daniela se hicieron presentes en la entrevista. D’ippolito nos recibió puntualmente, acompañado por el Jefe de Gabinete comunal, Rubén Gulizia, y unos minutos después se incorporó Cacho Mascali (ECO). Mientras estábamos en la sede comunal, otra juntista PRO, Silvia Uhalde, avisó que debió acudir al incendio de la fábrica de muñecas “Yoli” de Versalles, convocada por los vecinos.

Del bloque FPV, Cynthia Salama estaba de vacaciones; unos días después, Leonardo Farías declaró en la AM 690 que “no me invitaron a esa entrevista”.

Hubiera sido un golazo reportear a los siete, pero bueno… Fue una charla de más de dos horas, en la que fuimos recibidos con la mejor predisposición por los anfitriones, y no esquivaron ninguna pregunta.

La primera cuestión que se habló, fue de El Corralón de Floresta. Antes que preguntemos, D’ippolito empezó una reseña de lo actuado desde aquel “día histórico” de Febrero de 2016, cuando el gobierno anunció la construcción allí de la plaza cultural.

DE CALLES, VEREDAS Y LUMINARIAS

Fueron varias las preguntas, y extensas las respuestas sobre estos temas, que trataré de resumir porque la información es mucha. El primero para resaltar es el de la licitación para reparaciones de veredas, que fue un proceso “ejemplar”, según D’ippolito.

La Comuna 10 encaró un proceso de licitación abierta, con el sistema de doble sobre. “Ninguna Comuna lo había hecho hasta ahora”, aseguró el Presidente.

Debieron apelar a este recurso porque la empresa que había ganado la licitación anterior, no cumplía. La penalizaron con multas y la castigaron con mala calificación en el scoring de proveedores del Gobierno de la Ciudad. Serres preguntó:

¿Por qué se están reasfaltando calles que están en buen estado, que ya habían sido asfaltadas hace poco tiempo?

– Eso lo resuelve el EMUI (Ente de Mantenimiento Urbano Integral), que depende del Ministerio de Ambiente y Espacio Público.

También surgió el problema de las luminarias que quedan encendidas durante todo el día: mientras desde el gobierno nacional se insta al ahorro de energía eléctrica, varias luminarias que dependen del gobierno porteño gastan luz en horas en que no se la necesita.

Según los integrantes de la Junta Comunal, elevaron el reclamo; este medio pudo constatar si bien se apagaron las que estaban en Jonte y Bermúdez (no todas), siguen prendidas todo el día las que están alrededor de la Comisaría 44ª.

ARBOLADO

Otros de los puntos destacables de la charla -por la data ofrecida- es el tema del arbolado. Según datos de la Comuna 10, obtenidos tras un relevamiento de los árboles del distrito, había muchos ejemplares en mal estado y muy viejos, que debían ser removidos.

Ante esta problemática, la Junta Comunal decidió señalizar e informar a las instituciones -colegios, clubes, centros de jubilados- sobre el estado de los árboles, para que tengan cuidado y evitar una desgracia.

El problema era el costo de los ejemplares nuevos, que en los pliegos de licitación estaban muy por arriba del precio de mercado; esos árboles lo colocaban las empresas que se ocupan del mantenimiento, pero el costo era muy elevado.

La Junta Comunal decidió entonces apelar al vivero municipal del Parque Avellaneda para proveerse de los nuevos árboles, pero no dió abasto por el volumen que había que plantar, aunque aportó más del 30%.

Pero había que retirar 926 árboles, un número que triplica al promedio de las otras Comunas (rondan los 300).

“Esto no fue fácil, porque no nos daban los tiempos. Entonces, empecé a tocar contactos que tenía de mi etapa como Subsecretario de la Legislatura. Al principio todo bien, los funcionarios no tenían problema, pero cuando empecé a pedir más y más cosas, algunos ya no me querían atender, cuenta D’ippolito.

Gracias a esas gestiones, pudieron hacerlo con ayuda: cuadrillas del gobierno central aportaron máquinas, camiones y personal.

Otro problema con los árboles, es que obstaculizan las luminarias: “pero decidimos priorizar la seguridad, así que los árboles se cortan para que las luces funcionen en plenitud”.

NUEVA SEDE

Es sabido que la actual sede comunal, de Bacacay 3968, no es funcional a los servicios que debe ofrecer; y si a esto se le suma que el ascensor casi nunca anda, que no tiene sala de casamientos, y que no hay lugar para nada. Además, es un edificio alquilado.

La Comuna 10 cuenta con el aval de más de 5.000 firmas que apoyan la construcción de la nueva sede, en el predio ex Pepsi (Baigorria y Víctor Hugo), y que actualmente pertenece al IVC (Instituto de Vivienda de la Ciudad). Ese organismo cedería el predio en comodato por 99 años.

Cuenta D’ippolito que ya se están elaborando los planos, pero que todavía no se sabe cuándo se iniciarán las obras. Además, hay varios proyectos en danza para una parte del predio: algunos impulsan que allí se instale un jardín maternal.

Más allá de esa discusión, el Juntista asegura que en la nueva sede habrá lugar para el Consejo Consultivo, algo que en el domicilio actual es impensado por la falta de espacio.

PASADO Y FUTURO

Entre otras tareas realizadas durante el primer año de gestión, los Juntistas destacan la de haber mejorado la relación con los empleados de la sede comunal (había quedado muy deteriorada de la gestión anterior) “que colaboran, incluso, trabajando fuera de hora, si hay que solucionarle un problema al vecino”, la campaña de prevención y concientización contra el dengue (especialistas del Instituto Pasteur y el Hospital Velez Sarsfield evalúan la situación de la Comuna, según los casos que se tratan en la guardia), la remodelación de la Plaza “Monseñor Laffite”, las gestiones para solucionar la problemática surgida en la escuela “Guido Spano” de Villa Luro y la reapertura del Cine “San Pedro” en Monte Castro (para el lanzamiento de la campaña del dengue).

Entre los proyectos que están encarando, resalta que en Enero de 2017 empezó el embellecimiento del Centro Comercial de la avenida Jonte, entre Virgilio y J. V. González. Este año también se realizará la remodelación del Centro Comercial de Lope de Vega, y para 2018 -aseguran- el de Segurola.

Por idea de Cacho Mascali, en el Hospital Velez Sarsfield, proponen la construcción de una “guardia verde” y la adquisición de un tomógrafo, proyecto que fue discutido con el Director del Hospital y los gremios, y cuenta con el aval de 4.500 firmas. La idea sería ganar ocho metros de la plaza y construir allí, pero les falta presupuesto para realizar la obra.

Otra de las propuestas que anda dando vueltas es la construcción de un jardín maternal en All Boys, que ya tiene varios años.

Respecto de la relación con el Consejo Consultivo Comunal, D’ippolito asegura que es “excelente” y exhibe un acta de la reunión que tuvieron con alguno de sus miembros, el día anterior a la entrevista.

Le pregunté por la falta de información que tienen los vecinos sobre lo que pasa en la Comuna, y me respondió que eso no es un problema: “los vecinos saben”, aseguró. “Prefiero que vean los hechos consumados”. Y anunció que próximamente, la información oficial y los comunicados de la Comuna 10 se publicarán en un espacio del portal www.buenosaires.gob.ar.

Claudio Serrentino
Foto: La Bocina

A %d blogueros les gusta esto: