El gobierno probará con el “área 30” en Villa Real

El primer barrio de Buenos Aires que tendrá su “área 30” será Villa Real. La idea es “devolverle la calle a los vecinos del barrio generando un entorno más seguro y amigable”. Mientras el gobierno porteño asegura que el proyecto fue consensuado con los vecinos, éstos afirman lo contrario.

La zona comprendida por las calles Ramón Lista, Nogoyá, Juan E. Martínez e Irigoyen, en el barrio de Villa Real, pronto cambiará rotundamente su fisonomía. El gobierno porteño la convertirá en la primer “área 30” de la Ciudad de Buenos Aires.

Las obras se iniciarán en estos días, y estará lista en Septiembre próximo, prometen desde el gobierno de Rodríguez Larreta. Será una prueba piloto, y si funciona bien, planean replicarla en otros barrios.

La idea del “área 30” nació en 1983 en la ciudad alemana de Buxtehude. Según las experiencias recabadas, con este tipo de medidas se reducen considerablemente los accidentes de tránsito, los ruidos del tráfico y la emisión de gases de los vehículos, entre otros beneficios.

También -agrega la información del gobierno porteño- tienen el objetivo de reordenar el tránsito y priorizar la movilidad peatonal y el uso de la bicicleta, mejorando así la seguridad vial, la convivencia y las condiciones ambientales de la zona.

OBRA EN VILLA REAL

  • Se intervendrán 47 manzanas en el barrio de Villa Real, en el perímetro comprendido por Ramón Lista, Nogoyá, Juan E. Martínez e Irigoyen en el barrio de Villa Real.
  • Se reducirá la velocidad máxima a 30 km/h en 12 calles (que actualmente tiene una máxima de 40 km/h), y una velocidad máxima de 20 km/h en los ingresos de 3 escuelas.
  • Además, se incluirán 10 alertas de acceso a través de demarcación horizontal y vertical, se construirán 15 chicanas reductoras, se ampliará 0,8 km la red de ciclovías en la zona, y se implementarán intervenciones peatonales en 6 pasajes.
  • También se prevé ampliar 1400 mt2 de espacios verdes e intervenir los entornos de 3 escuelas a partir de la incorporación de nuevas sendas peatonales, señalización vertical y reductores de velocidad, que permitirán a los conductores identificar mejor estos espacios para circular con mayor precaución.
  • Se incluirán más de 400 mt2 de nuevo espacio peatonal.

¿FUE CONSENSUADO CON LOS VECINOS?

Pese a que el gobierno afirma que “el proyecto fue consensuado con los vecinos”, en las redes sociales no piensan lo mismo y lo dejaron escrito al pie de cada referencia a esta llegada del “área 30” a Villa Real.

El 25 de Abril pasado, en el Club “Jorge Newbery”, el gobierno porteño se reunió con algunos vecinos (20, asegura la información oficial) para “intercambiar ideas” acerca del proyecto del “área 30”.

En la misma gacetilla se asegura que la reunión fue “informativa”, es decir: vinieron a Villa Real a “informar” y no a “consensuar”.

En esa reunión estuvieron presentes el Presidente de la Comuna 10, Daniel D´Ippolito, la legisladora Cristina García, representantes del Ministerio de Desarrollo Urbano y Transporte y el equipo de Participación Ciudadana.

O sea: casi había más funcionarios que vecinos, con lo cual, si vinieron con la idea de llevarse el apoyo vecinal, se fueron con las manos casi vacías. 20 concurrentes es una cifra para nada representativa, en un barrio en el que viven 14.000 personas.

“Este proyecto no depende de la Junta Comunal, ni del Presidente D’ippolito. Es del gobierno central. Lo estamos estudiando, lo trataremos en la próxima sesión. Sí sé que va a costar mucha, mucha plata, y no sé cuál va a ser el beneficio concreto para el vecino”, declaró el Juntista de la Comuna 10 Leonardo Farías sobre el “área 30”, en el programa radial La Bocina de Mi Barrio.

¿ES SÓLO PARA HACER FOTOMULTAS?

Se sabe que la Ciudad es muy eficiente en un rubro: las fotomultas. Por eso, los vecinos tienen la duda: ¿y si toda esta movida es sólo para facturar más con las infracciones de tránsito?

El gobierno porteño lo desmiente: “no habrá cámaras de fotomultas, pero sí agentes de tránsito”… ¿con el talonario siempre listo? Las multas por superar los 20 km/h hoy cuestan entre $ 3.120 y $ 15.600.

Mientras se prometen reductores de velocidad, alertas de acceso, chicanas reductoras, más ciclovías y más espacio peatonal, otro descontrol son los contenedores de basura, que a veces aparecen en la mitad de la calle.

Por supuesto: si la medida es para reducir los accidentes, para disfrutar más del espacio público y para ampliar la seguridad vial, será bienvenida.

Pero… antes, habría que haberla consultado EN SERIO con los vecinos.

Claudio Serrentino

Foto: Boceto GCABA