Clubes de Barrio luchan por una ley que proteja al Deporte Social

La labor de los clubes de barrio es deportiva, cultural y social; y está muy arraigada a la historia y costumbres del lugar al que pertenecen, y del cual son una referencia ineludible. Desde la Asociación de Clubes de Barrio, están luchando para que la Legislatura apruebe la Ley de Deporte Social. El Presidente de San Lorenzo los apoya, y varios clubes -entre ellos, All Boys- apoyan la iniciativa.

Representantes de clubes de barrio agrupados en la Asociación de Clubes de Barrio y Deporte Social visitaron esta tarde la cancha de Excursionistas, luego de haber sido recibidos por el vicepresidente del club, Javier Méndez.

Previo al partido, recorrieron la cancha para visibilizar el proyecto de Ley de Clubes de Barrio y Deporte Social de la Ciudad, que fue presentado en la Legislatura porteña por la Asociación unas semanas atrás y que contó con la participación de Matías Lammens, presidente del Club Atlético San Lorenzo de Almagro.

La organización, que agrupa a más de 40 clubes de barrio y espacios deportivos de la Ciudad, se conformó en 2016 en torno a la problemática del aumento de tarifas, que dificulta enormemente la posibilidad de sostener el funcionamiento de estos espacios.

En muchas ocasiones, muchos clubes u asociaciones de Deporte Social no pueden competir por falta de recursos o de una estructura que pueda sostener su participación en una liga. 

El proyecto fue presentado en la Legislatura como “Iniciativa Particular”, es decir,  impulsado por la Asociación de Clubes de Barrio y Deporte Social, en conjunto con otros clubes, federaciones y dirigentes que la acompañan, y no por un legislador o bloque de legisladores en particular.

De este modo, se espera que la ley sea “hecha propia” por distintos legisladores y bloques, a fin de que se promueva su tratamiento.

“Todos y todas concebimos al deporte como un derecho humano fundamental que mejora la calidad de vida desde un aspecto físico y vincular. Los clubes de barrio son instituciones sociales que cumplen un rol fundamental en la estructuración de nuestra sociedad, promoviendo el acceso al deporte, a la cultura, a la educación, al espacio público y al encuentro colectivo. En muchos casos, los Clubes de Barrio asumen funciones que el Estado no puede resolver.”, manifestan desde la Asociación.

“El objetivo es visibilizar la necesidad que decenas de clubes tenemos en este momento de sancionar una ley como la de Deporte Social y lograr acompañamiento de toda la comunidad deportiva y de diferentes diputados y legisladores de los distintos bloques”, expresaron.

La Asociación planea continuar su recorrida por diferentes canchas de la Ciudad para continuar sumando adhesiones y apoyos a la ley.

En relación con la perspectiva de género que propone la ley, señalaron: “En el juego se reproducen estereotipos de género y patrones culturales que atraviesan nuestros cuerpos, dictaminando cómo debemos comportarnos, vestirnos y qué movimientos podemos efectuar, desde una mirada biologicista. En este escenario se ponen brutalmente en tensión los conceptos de ‘lo femenino’ vs. ‘lo masculino’. La mirada de género en el deporte es una herramienta fundamental para garantizar la democratización de las prácticas deportivas y el acceso de todas las mujeres, sobre todo las que menos oportunidades tienen, al juego como disfrute y a la posibilidad de empoderarse rompiendo construcciones patriarcales”.

La Ley ya cuenta con el apoyo del Club Atlético Defensores de Belgrano, Club Atlético Nueva Chicago, Club Atlético All Boys, Club Atlético Independiente y ahora también el Club Atlético Excursionistas.



PROYECTO DE LEY



La ley tiene cuatro grandes ejes de trabajo. El primero propone una actualización de la definición de Clubes de Barrio, en la que se reconocen como tales a todas las asociaciones civiles deportivas independientemente de la cantidad de socios y la facturación.

Además, promueve una serie de herramientas en manos de la Subsecretaría de Deportes a fin de fortalecer su capacidad de desarrollar políticas públicas.

El segundo eje propone una actualización del Fondo del Deporte, a fin de dotarlo de mayores recursos, al mismo tiempo que establece criterios para su asignación según diversas líneas de trabajo. También se establece una distinción entre los diversos clubes para que aquéllos que tienen menor volumen de facturación y socios, tengan mayor acceso a recursos y herramientas por parte del Estado.

El tercer eje promueve la perspectiva de género y diversidad y la inclusión de las mujeres e identidades de género autopercibidas en el deporte y sus instituciones a partir de tres herramientas: crea un “Consejo Asesor para la igualdad de géneros en el deporte”; establece el Premio Eva Perón a las buenas prácticas para la inclusión de las mujeres e identidades de género autopercibidas en el deporte; y se define el “Monto Estímulo para la promoción del deporte con igualdad de género”, que será entregado a todas las instituciones deportivas que promuevan la perspectiva de género y diversidad.

Por último, se aborda la perspectiva de inclusión social a través de la creación del “Programa de Inclusión Social y Deportiva”, que prevé una transferencia directa mensual de $300 a aquellas familias vulnerables que paguen la cuota social de algún Club de Barrio para que sus hijos hagan deporte allí.

Foto: Asociación de Clubes de Barrio

A %d blogueros les gusta esto: