El Bar «Pancho» que se ve en «Sandro – La Serie» no es otro que el emblemático Bar «Buenos Aires», ubicado en el límite entre Villa Real y Versailles. El año pasado, la grabación de las escenas revolucionó al barrio. La historiadora Alicia Graciela Martínez (que vive a una cuadra del Bar) cuenta su historia.

El Bar «Buenos Aires», situado en la emblemática esquina de Nogoyá y Gallardo, justo en el límite del barrio porteño de Versailles con el barrio de Villa Real, desde hace más de setenta años es testigo de toda la historia cotidiana de sus vecinos.

En sus primeros años de vida, funcionó como almacén de Ramos Generales y Carbonería; vecinos memoriosos recuerdan los palenques sobre la calle Nogoyá, para atar los caballos de los parroquianos y el paso de las carrozas fúnembres al Cementerio de Chacarita, ya que la calle Nogoyá en esas épocraas era el camino obligado debido a su adoquinado.

Con el correr de los años, el Buenos Aires se ha convertido en el Centro Social de ese sector de Versailles y Villa Real, (ya que un alto grado de su concurrencia pertenecen a dicho barrio).

Son innumerables las anécdotas de todos estos años. Una de ellas es cuando varios parroquianos ganan el gordo de la «Lotería Nacional», una fortuna para la época.

Pasaron por el bar numerosas personalidades del deporte, la política y la colonia artistica. Se filmararon películas, una de ellas «El Hijo de la Novia», nominada a mejor película extranjera en los premios Oscar, cortos publicitarios, ficciones de la TV Pública, y  «Sandro – La Serie».

Todo esto se debe a que posee «todo original», de época, su barra, sus mesas, sus billares, sus campeonatos de truco y chinchón. Es sede de la famosa «Barra de Gallardo y Nazarre» (ex almacén Pura y Pilar), amigos desde la adolescencia en los años 70., que son un verdadero canto a la amistad.

Alicia Graciela Martínez

Foto: Revista Mi Barrio