La decisión del Jefe de Gobierno Rodríguez Larreta, de violar la ley 2587 para reducir la pauta que les corresponde a los Medios Barriales, generó un conflicto judicial y político que fue planteado ante la Comisión de Comunicación Social de la Legislatura.

Se escribió en una nota anterior publicada en este medio; y también se dijo en voz alta ante la Comisión de Comunicación Social de la Legislatura porteña: los Medios Barriales garantizan el derecho a la información de los vecinos de la Ciudad, información que NO ES PROPORCIONADA POR NINGUNA DE LAS GRANDES CORPORACIONES DE MEDIOS.

Esa es la visión que tuvieron los Convencionales que pulieron la Constitución de la Ciudad, basado en una norma aprobada por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, que recientemente había sido incorporada a la Constitución Nacional, con la reforma del ’94: el derecho a la diversidad cultural.

Por eso los Convencionales incluyeron el artículo 32, que garantiza la democracia cultural, en la Carga Magna porteña.

Por eso, la Legislatura impulsó y aprobó la Ordenanza 52360 primero, y la ley 2587 después.

Porque la única posibilidad que tienen los vecinos, de enterarse qué pasa en sus barrios, es a través de los Medios Barriales: revistas, periódicos, portales de noticias en internet, radios, programas de radio, canales de TV que emiten por You Tube.

Tuve el inmenso orgullo de poder plantarme ante la Comisión, y sintetizar la defensa de este derecho: en nombre de los vecinos, en nombre de la libertad de expresión, y en nombre de las pymes que hacemos este trabajo.

Otros colegas ampliaron y profundizaron el concepto: Ariel Weinman (Radio Gráfica) y Luis Angió (AM 690) hablaron sobre el cercenamiento de derechos y la ilegalidad de la resolución firmada por el Subsecretario de Comunicación Social Máximo Merchensky, que recorta en 17% la pauta publicitaria que por ley les corresponde a los integrantes del Registro de Medios Vecinales.

Es un paso más: siguen las reuniones con legisladores, y se presentó un recurso de amparo ante la Justicia.

Se espera una pronta reacción oficial de la Legislatura, que interceda ante el Ejecutivo, para que esta situación vuelva al camino correcto.

Gracias a la Comisión, por escuchar. Y a los compañeros, por permitirme ser su vocero.

Claudio Serrentino