Cuatro mujeres de cada una de las 15 Comunas fueron distinguidas por la Legislatura porteña, a propósito del Día de la Mujer. Pero se olvidaron de resaltar los nombres de esas Mujeres, valerosas, que todos los días trabajan por sus barrios a través de múltiples actividades.

¿Habrá sido porque son mujeres? ¿Habrá sido porque son de barrio? ¿Habrá sido un olvido?

La noticia dice que el 29 de Marzo pasado,  «60 mujeres de las 15 Comunas de Buenos Aires fueron distinguidas en la Legislatura porteña. Las destinatarias fueron seleccionadas por parte de los siete miembros de las 15 Juntas Comunales que componen la Ciudad».

La crónica escrita por la Dirección de Prensa de la Legislatura sigue:

«Primero hubo una presentación en pantalla gigante de fotografías de mujeres icónicas de la Argentina y Sudamérica: María Eva Duarte, Juana Azurduy, Gabriela Sabattini, Lola Mora, Mercedes Sosa, María Elena Walsh, Estela de Carlotto, Julieta Lanteri, Alfonsina Storni, Tita Merello, Mary Terán de Weiss y Alicia Moreau de Justo.
Ester Julia Iglesias, subsecretaria de Comunas porteña,  destacó que los diplomas de hoy que reconocen a las mujeres se deben a que existieron ‘las luchadoras de décadas, a las que hay que rendir un homenaje’. Las distinguidas del acto lo son por ‘el loable valor que surge de las comunidades al constituirse en referentes sociales'».
Ahí aparece el primer nombre de una participante del acto. No es ninguna de las mujeres distinguidas, sino una funcionaria. El escrito continúa:

«Agustina Señorans, subsecretaria de Promoción Social de la Ciudad, recordó ‘los logros de los movimientos sociales, que vienen poniendo en agenda’ las temáticas de la mujer y saludó que ahora desde el Gobierno porteño se elaboren ‘indicadores de género desde la Dirección General de Estadística y Censo’, lo que posibilita una correcta evaluación de la situación femenina en Buenos Aires.

Bueno, seguramente a continuación se informará quiénes son las 60 mujeres que merecieron el honor…

«Aparte de la entrega de diplomas, en el Salón Dorado se presentó Sambé (danza brasileña) y el trío folclórico compuesto por la cantante Yana Álvarez, el percusionista Marcelo Roldán y  el guitarrista Eduardo Velardi. En el Hall de Honor también se presentó una muestra de 14 pinturas alusivas a la temática de la mujer.

Durante el acto estuvieron presentes la diputada con mandato cumplido Kelly Olmos,  autoridades del gobierno porteño, comuneros, familiares de las distinguidas y periodistas de medios barriales» (textual).

Está muy bien señalar quiénes mostraron su arte, y el nombre de una ex diputada presente. La cobertura se completa con una foto del público, y otra foto de… las subsecretarias Agustina Señoras y Ester Julia Iglesias, y el director de Comunas, Diego Leonardi.

Ahí termina la crónica.

¿Y la nómina de las mujeres premiadas? No aparece por ningún lado.

Gracias a las redes sociales, puedo enterarme que una de las mujeres distinguidas por la Comuna 10 es Marta Pizzo. ¿Y las otras…?

La página web oficial de la Comuna 10 seguro que lo informa. A ver… El sitio https://sedecomunal10.blogspot.com.ar trae dos informaciones del mes de Marzo: «Convenio entre la Comuna 10 y la Magistratura» y «Estamos refaccionando algunas plazas para vos!».

Nada sobre las mujeres que, según Prensa de la Legislatura, eligieron los miembros de la Junta Comunal.

Tampoco hay referencia alguna en el Facebook de la Comuna 10 (https://www.facebook.com/bacomuna10/). Lo único que pude encontrar sobre este evento en el que se premió a mujeres lamentablemente «anónimas», es a Marta Pizzo (de la única que tenía noticias): la Juntista Cynthia Salama publicó un par de fotos del acto.

Una falta de respeto, una pena: ¡se olvidaron de lo más importante!

Ni la Legislatura ni la Comuna 10, dicen quiénes son estas mujeres que todos los días trabajan para vivir en una ciudad mejor.

Un acto que debió generar alegría por el reconocimiento, al momento de comunicar terminó siendo un patético «ninguneo» a las homenajeadas.

Triste. Muy triste. Otro penoso reflejo de cómo se pretende ignorar la realidad de los barrios.

Claudio Serrentino
Foto: Marta Pizzo