A la avanzada del Gobierno de la Ciudad sobre la educación pública, se suma ahora el cierre de cinco Institutos de Formación Técnica Superior, con el objetivo de fusionarlos con institutos ya existentes en otra zonas de la ciudad. Esta medida, carente de toda lógica, significará la centralización de la oferta educativa y dejaría sin alternativas de educación superior técnica gratuita a decena de miles de futuros alumnos.

En nuestra Comuna 10, funciona el IFTS Nº 16 en el edificio de la escuela Misiones, Lascano 4044 del barrio de Monte Castro, ofertando de forma Gratuita la carrera de TECNICO SUPERIOR EN ANALISIS DE SISTEMAS. Este instituto agrupa mayormente a alumnos de las zonas de Agronomía, Floresta, Villa del Parque, Paternal, Villa Real, Monte Castro, Devoto, Villa Luro, y a partir del año que viene funcionaría en la sede del IFTS Nº 11 que se encuentra ubicado en Saraza 1353 (Parque Chacabuco).
Hace 15 días les comunicaron a los docentes y alumnos que esta institución, junto a cuatro más se desactivaban. Por esto, junto a la comunera de la 10, Cynthia Salama, nos acercamos a conversar con el experimentado docente Eduardo Aurteneche, para interiorizarnos sobre la problemática y la respuesta de la comunidad educativa ante este desaprensivo despojo.
Eduardo, maestro de 30 años de carrera, nos contó que esta sede comenzó a funcionar en 2010 y arrancaron sin que los conozca nadie; luego de una importante y artesanal tarea de difusión llegaron a tener, desde hace dos años, ocupación plena.
Hoy tienen dos primeros años, un segundo y un tercero, hace dos semanas les realizaron una auditoría que arrojó la cantidad de 140 alumnos (35 por curso) y este año tendrán aproximadamente 36 egresados recibidos.
Actualmente faltan en el marcado laboral más de 20.000 técnicos en sistemas; sobre todo, desarrolladores de software, que es una de las competencias con las que el Técnico en Sistemas sale preparado.
En el IFTS Nº 16 no hay más alumnos porque no dan más aulas, tranquilamente se podría llegar a 250 alumnos si la infraestructura lo permitiese. En marzo del año pasado ya no había más vacantes y seguían viniendo chicos a inscribirse.
Desde el 2 de Noviembre, debería estar funcionando la inscripción en línea pero no está disponible. Cinco aspirantes a ingresar el año que viene, se acercaron a ver si podían inscribirse antes de que se agotaran las vacantes, y hubo más de 40 llamados.
En el caso de que el IFTS 16 se fusione y se tenga que trasladar a Parque Chacabuco, algunos pocos podrán trasladarse, pero el 80% de los estudiantes que viene por proximidad de domicilio o trabajo, se quedaría sin opciones.
Todo esto por un ahorro presupuestario nulo, que deja sin sentido el recorte y encima va en contra de la Constitución de la Ciudad que tiende a la descentralización de los servicios.
El cuerpo docente, superado el estupor inicial por la noticia, está realizando acciones decididas en asamblea, tendientes a lograr que la conducción del ministerio que refiere a esta área, en la persona del Director de Carrera Docente y Formación Profesional Sr. Facundo Durán, revea esta absurda medida. Para eso se están movilizando y buscando apoyos junto a la comunidad educativa y actores sociales y políticos del barrio y la ciudad.
Está demostrado que acercar educación técnica pública, gratuita y de calidad a los grupos sociales más postergados económicamente, mejora la perspectiva laboral de los jóvenes egresados del secundario.
Y con marcada contradicción y cinismo, mientras la línea publicitaria gubernamental fomenta el emprededurismo y la meritocracia, en paralelo se quitan herramientas de inserción laboral y ascenso social a quienes no pueden acceder a la educación privada.

Próximas acciones de protesta:

  • El Sábado 3 de noviembre a las 10:30 hs. se juntarán en Av. Jonte y Segurola para informar al vecindario.
  • El Martes 6 de noviembre a las 18.30, los vecinos, docentes y alumnos harán un banderazo en la sede del instituto pidiendo se revea la medida.
  • El Jueves 8 de noviembre a las 10 de la mañana habrá una conferencia de prensa en la legislatura.

Jorge Ariel Lifchitz