El 18 de octubre se cumplieron 110 años de la fundación del barrio de Villa Lugano. El comerciante Oscar del Rey, propietario de  la Ferretería del Rey, fundada en Lugano en 1915, y la doctora María Beatriz Speranza, presidenta de la Junta de Estudios Históricos y Culturales de Villa Lugano y Villa Riachuelo, hablaron sobre el pasado, el presente y el futuro del barrio, con el programa «Extremo Sur», que se emite por La Bocina Radio (jueves a las 18:15 por labocinaradio.com).

 

OSCAR DEL REY: «YO SOY NACIDO EN LUGANO»

. La Ferretería del Rey

«Mi abuelo vino a Lugano a comprar los terrenos en 1908. Le compró a Don José Soldati, que era el propietario de todas estas tierras. Cuando compró los terrenos, mandó a hacer la casa que está acá al lado, y después en 1909 vino a vivir ya definitivamente. En 1915 empezó con la ferretería, compró todos los terrenos, y de ahí en adelante seguimos siempre. Él siguió hasta los setenta y pico de años, estaba con mi tío, el hermano de mi mamá, y yo también y había más empleados. Teníamos corralón de materiales, vendíamos todo, era una especie de ramos generales.  En Lugano no había otro, la gente tenía que ir o a Mataderos o para el lado del centro. Nosotros fuimos siguiendo, después el corralón lo dejamos porque había demasiados problemas para conseguir los materiales. Mi abuelo se cansó y seguimos con la ferretería, un poco de corralón; pero se fue dejando: maderas, vidrios, librería, cartuchos de caza, balas, sanitarios, todo completo estaba.

(Ferretería del Rey. Battle y Ordóñez y Lisandro de la Torre. Villa Lugano).

 

. El 110º aniversario de Villa Lugano

Yo soy nacido en Lugano. Un tiempo estuve viviendo en Congreso y en Floresta; pero cuando era joven. Y pienso que era mucho más lindo antes porque era más familiar, era un barrio de clase media, muchos ferroviarios porque la mayoría de la gente trabajaba en el ferrocarril, después estaba Camea, que ocupaba a mucha gente, Pirelli, después se fueron haciendo unas cuantas industrias, talleres, había mucho movimiento. En general es gente muy buena, gente de trabajo, a mí me conoce mucho la gente, tantos años acá, creo que me conocen por bueno, porque a veces se conoce a la gente por mala también, están los dos extremos.

Otra cosa no hay, a veces un poco de descuido de las autoridades: cuestión de basura, de un poco de abandono porque somos el patio trasero de la ciudad».

 

MARÍA BEATRIZ SPERANZA: «EL LOTEO FUE EL ACTO FUNDACIONAL»

 

. La desafectación del centro cultural CEPNA

«Hubo una reunión con el Jefe de Gobierno, el licenciado Horacio Larreta, en donde se planteó la necesidad de mantener este centro cultural que tiene más de 20 años de trayectoria en el barrio, con todos los antecedentes que tienen varias generaciones de luganenses que han podido encontrar en este lugar, en el centro cultural CEPNA, una vocación, un incentivo en algún momento en el cual socialmente no se sentía integrado. Este es un lugar de encuentro, un lugar con historia, un lugar donde pasaron maestros como el maestro Rapisarda, o donde varias generaciones trabajaron con el maestro de literatura preparando versos, o formaron parte de este colectivo tan hermoso que es Guitarras y Canto al Sur. Toda esta historia es una historia de encuentros, encuentros de los vecinos que ya por los años 90 donde había como una disgregación del tejido social, supo ser un lugar de encuentro para producir algo artístico, algo que contuviera quizás, la desazón de haber perdido un trabajo. como hay muchos vecinos. Y, fundamentalmente, encontrar cultura, arte, expresión.

(Centro Cultural CEPNA. Murguiondo 4361. Villa Lugano).

 

. Los pasos bajo nivel del Ferrocarril Belgrano Sur

A mí me asombra cómo puede ser que el ferrocarril que fue aquello que nos unió, aquello que nos fundó, aquello que nos constituyó, hoy puede ser una herramienta para dividirnos. Porque siempre estos proyectos que traen el progreso si no son realizados junto con los vecinos, con los comerciantes y las instituciones barriales, son grandes proyectos; pero que no contienen personas. Es como que un arquitecto con las mejores medallas haga una casa, y de repente yo entro a esa casa y no me encuentro. Los vecinos nos tenemos que poder hallar en el lugar, encontrar un lugar para poder salir al aire libre, no túneles que nos encierren. La realidad es que ya sabemos que los túneles nos aíslan. ¿No podemos encontrar una vía que nos permita seguir estando cerca, ser vecinos, o vamos a permitir que los túneles anulen la vida activa de lo que es el casco histórico? Ojalá sea una oportunidad para que nos encontremos los luganenses y podamos generar nuevos proyectos que realmente levanten la zona, porque el proceso del ferrocarril, si se electrifica y se llega a Constitución puede traer mucha posibilidad de llegada. ¿Pero adónde llegamos? Llegamos a un barrio que ya no tiene identidad, a un barrio que hay que ir por un túnel, y ya no desembarcamos más en el casco histórico.

(Cafayate, Murguiondo, Larrazábal y las vías del Ferrocarril Belgrano Sur. Villa Lugano).

 

. El 110º aniversario de Villa Lugano

Se me ocurría pensar, a través de todo esto que nos estaba pasando, desde que borraron los murales de Rapisarda, ahora con este proyecto, si no es el tiempo en el cual nos pongamos los pantalones largos y empezamos a ser protagonistas de la historia, y las autoridades acompañen el protagonismo del vecino. Yo eso lo planteo mirando al futuro. En el presente tenemos 110 años donde ha transcurrido hermosa historia, una historia que nace con el ferrocarril y nace con un sueño y un proyecto personal: el de José Soldati. Él quiso transformar la realidad de tener un ferrocarril en una zona anegada. Para trasladarla a este lugar compró estos terrenos a la sucesión Cazenave y con esto empezó a lotear, y el loteo fue el acto fundacional. Es una especie de llamado de la historia: el construir, el trasladarse a través del ferrocarril, el querer transformar este lugar.

 

. La Noche de los Museos en la Casa de la Junta

La expectativa para este año es que, como siempre y, especialmente, nos encontremos en los 110 años de Villa Lugano. Y en ese encuentro, todos los que aportamos un pequeño granito de arena para construir el barrio, para soñar un espacio mejor, para hacer que los alumnos de las escuelas tengan un futuro, y también desde la niñez, a partir de ahí, a soñar, a recrear el futuro desde el pasado para superarnos hacia el mañana, pensando en nuestros hijos, pensando en nuestro barrio y cuidando el patrimonio barrial».

(La Noche de los Museos. Sábado 10 de noviembre de 17 a 3 horas. La Casa de la Junta. Aquino 5995. Villa Lugano).

Reportajes: Enrique Ricagno y Mariano Ricagno Fuda.

Fotos: Mariano Ricagno Fuda.