Como ocurre habitualmente, si la temperatura aumenta… sectores de la ciudad se quedan sin luz. Y si llueve mucho… hay inundaciones. Pese a la saraza oficial -promesas de inversiones y obras- los problemas para los vecinos siguen siendo los mismos.

Con la gestión de Cambiemos llegaron las promesas. Y los tarifazos. Con la excusa de «no se puede pagar $ 80 pesos por un bimestre de luz», las facturas empezaron a multiplicarse por 1000. Pero  la calidad del servicio, no.

El viernes 9 de Noviembre, Buenos Aires amaneció con altas temperaturas, y la sensación térmica superó los 37 grados.

El sistema energético no logró contener la demanda de porteños y bonaerenses. Y así fue que más de 100.000 personas se quedaron sin energía eléctrica, durante la ola de calor.

Otra vez, porteños furiosos que cortan las calles para reclamar que vuelva el servicio. Y retumban las palabras del Presidente Macri: «decidimos cambiar y con tenacidad y compromiso, cuidando a los que menos tienen, y logramos salir de la emergencia energética».

Palabras que fueron dichas hace apenas unos meses, pero que el día del calor sofocante suenan a burla.

MIENTRAS TANTO, EN EL SUR…

Mucho se habló sobre «las mejoras» de la zona sur de Buenos Aires, de la Comuna 8, sobre todo, por los Juegos Olímpicos de la Juventud y la construcción allí de la Villa Olímpica.

El jefe de Gobierno Rodríguez Larreta lo repitió varias veces, incluso, delante del Presidente de la Nación: «Tiene que haber igualdad de oportunidades, no puede haber un norte y un sur».

Lo dijo cuando él y Macri visitaron las obras de la Villa Olímpica, en Enero de este año.

Como si con la construcción de ese edificio, mágicamente, se pudieran eliminar décadas de desigualdades acumuladas.

Porque sí existe un norte -los barrios ricos- y un sur -los barrios pobres-.

Y sin embargo, pasaron los Juegos Olímpicos, y la Comuna 8 sigue igual.

Luego de la tormenta, las redes sociales se llenaron de imágenes con las calles inundadas de Soldati, Lugano y Riachuelo.

La vecina Yamila Nasta resume el sentir de los vecinos desde su cuenta en Facebook:

«Esto es Soldati, esto es Capital Federal, esto es cerca de la mega obra millonaria de la villa olimpica, este es el barrio sin comisaría, esto es la Comuna 8, la Comuna que no tiene hospital, la Comuna que no tiene vacantes, la Comuna que no tiene agua desde que iniciaron las obras de la Villa Olímpica, la Comuna que cada vez que llueve se inunda! Y las consecuencias sólo las pagan los vecinos.
Ayudame y compartí, a ver si alguien del GCBA se hace cargo de este barrio olvidado!»

Creo que quedó todo dicho.

Claudio Serrentino

Foto: Yamila Nasta