Se realizó la jornada «Identidad comunitaria y memoria barrial» en la Biblioteca Popular Ciencia y Labor (de la Asociación Vecinal Villa General Mitre), ubicada en César Díaz 2453. La actividad fue llevada a cabo por Pablo Smodlaka, un estudiante de bibliotecología del barrio de Vélez Sarsfield, en el marco de una materia de esa carrera.

La idea fue reflexionar, debatir y compartir algunas experiencias en torno a los espacios de encuentro intercultural y su importancia local. Fue el 9 de Noviembre pasado.

Contamos con la participación especial del equipo de biblioteca del Parque Avellaneda, que recientemente reabrió ese espacio a la comunidad. Y también nos visitó un integrante de la Biblioteca Popular José Luis Mangieri, que funcionaba en el Corralón de Floresta.

La temática de la jornada surgió a partir de una motivación personal: armar un proyecto para recuperar la biblioteca del Club La Floresta (Avellaneda 3885), que está cerrada hace varios años.

Me gustaría reabrirla y que sea un espacio que los/as vecinos/as disfruten visitar y que pueda fomentar lazos comunitarios en el barrio y sus alrededores. Soy consciente que emprender esta misión no es nada fácil en estos tiempos, pero sería un lindo desafío”.

El encuentro de CINE-DEBATE empezó con un cortometraje realizado de manera colectiva en 2012 por vecinos y vecinas de Floresta, movilizados por la reapertura de su histórico cine barrial “Gran Rivadavia”.

Luego, compartimos “Papel y Tinta”, con guión y dirección de Gabriel de Bella, que cuenta una historia de un expediente de la última dictadura cívico-militar en nuestro país.

Posteriormente, tomó la palabra Nicolás Secilio, integrante de la Biblioteca Popular José Luis Mangieri, uno de los tantos colectivos autogestionados que conformaba el Corralón de Floresta.

Nicolás aclaró que sigue buscando espacio para los libros que tenían en esa biblioteca, búsqueda por la cual conoció a Jésica Correa, Emiliano Blanco y Facundo Martínez. Y conjuntamente armaron un proyecto de reapertura de la biblioteca y lo presentaron a la Mesa de Trabajo y Consenso del parque.

Jésica y Facundo repasaron cómo surgió esa iniciativa, todas las horas que trabajaron de manera voluntaria para ponerla a punto y cómo disfrutaron la tarde del 27 de octubre: desde ese día, la biblioteca del parque está nuevamente abierta a la comunidad. Pueden visitarla en La Casona de los Olivera.

A lo largo de la jornada de CINE-DEBATE, surgieron algunas cuestiones interesantes:

  • la importancia de la memoria colectiva alrededor de los espacios barriales, que genera identidad comunitaria y local.
  • lo esencial de la participación en los espacios existentes y los nuevos horizontes.

  • la revalorización de lo público y de lugares abiertos a toda la comunidad.

  • lo gratificante del trabajo conjunto para llevar adelante un determinado proyecto

  • la posibilidad de fomentar espacios de inclusión, diversidad e integración intercultural

  • en un momento cultural especialmente difícil para el país (y en otros aspectos), se habló de lo vital que es aunar fuerzas y tender lazos y redes entre los/as vecinos/as.

Agradezco a las autoridades club por haberme brindado la posibilidad de concretar la actividad en su biblioteca, pero especialmente quiero mencionar la enorme predisposición de Graciela, la bibliotecaria del turno tarde de Ciencia y Labor, quien desde el primer momento me ayudó muchísimo a llevar la actividad a buen puerto.

Pablo Smodlaka

Foto: Pablo Smodlaka