Sandra Domínguez es Rectora del Comercial nocturno «Dr. Antonio Bermejo», de Riobamba 625, en la Comuna 3. Sandra le contó al programa «Popurrí, de poco un todo» (FM 90.1 de Devoto, Miércoles de 10 a 11) la situación de las escuelas secundarias que pretende cerrar el gobierno porteño.

El 14 de Diciembre tuvimos una reunión en el Ministerio de Edcación, y ahí se nos informó que las escuelas comerciales nocturnas, que el plan de estudios no iba a tener validez nacional, que se lo dejaba sin efecto, que no iba a haber inscripción para 2019, y que iba a empezar un esquema paulatino para cerrar el turno, que terminaba cerrando en 2021.

En nuestras escuelas, hacía cinco años aproximadamente que veníamos trabajando para reformar el plan de estudios, para reformar la modalidad académica y adaptar el plan para lo que se pide a nivel nacional y a nivel ciudad. En lugar de esta reforma, nos encontramos con que el gobierno plantea directamente el cierre.

Otras escuelas, con planes de cinco años, iban a tener un recorte y cierre de cursos, debido a la baja matrícula.

A partir de ahí, empezamos a recibir instrucciones muy rápidas, en función de la Resolución 4055, sobre cómo había que cerrar los turnos, cómo se cerraba primer año, cómo se reubicaba el personal… Una vorágine de cosas que nos dejó a todos bastante sorprendidos, básicamente porque también nos dejó sin matrícula.

Si bien es claro que los turnos noche tienen menos matrícula que los otros turnos, haber cerrado la inscripción a primer año hace poco factible la posibilidad de tener nuevos alumnos. Y pensar en la continuidad de tercero y cuarto, ¿no? Esos alumnos pueden empezar a replantearse qué hacen en una escuela que está por cerrar, o qué pasa con ellos si repiten. Hay muchas cuestiones que hay que pensar en función del alumnado, el que no se puede inscribir, y el que ya está inscripto.

Esto no fue consensuado con los directores, porque nosotros no podemos modificar el diseño curricular, eso lo hace el Ministerio. Sí habíamos hecho propuestas para cambiar el diseño, en la sede ministerial y también, en escuelas. Tratábamos de mantener el esquema de cuatro años que nos parece interesante como alternativa, pero aggionarlo en la modalidad de la nueva escuela secundaria, pensar en los contenidos que si bien se habían aggiornado -esto que quede claro, no estamos enseñando contenidos del año ’74-, aggiornar también el nombre de las materias, en lo que fuera el diseño curricular, y que el título se emita con nombres más actualizados.

También hablamos de modificar la modalidad de cursada, y que exista la posibilidad de cursar a través de semi presencialidad… Es decir, muchas de las cosas que dicen que las modifica el Ministerio, se habían planteado desde nuestras escuelas. No entendemos por qué se decidió dejar esas sin efecto y plantear esas modificaciones desde otras modalidades, y a nosotros no considerarnos.

NO ES CIERTO QUE LAS ESCUELAS NO VAYAN A CERRAR. El 4 de Enero hubo una reunión y se firmó un acta, entre los sindicatos y el Ministerio, en la que dice que la reforma no cierra escuelas, sino que transforma los planes de estudio y crea nuevas modalidades…

Mientras la Resolución 4055 siga vigente, los comerciales nocturnos se cierran. Porque no tienen inscripción a primer año, y a medida que vayan egresando los que quedan, va a ir cerrando. Entonces no me queda claro por qué dicen que no se cierran las escuelas… ¡si no van a tener alumnos! No hay propuesta alternativa, no nos dijeron «cerramos ésta, pero abrimos ésta otra».

Estamos haciendo marchas, volanteadas, recorriendo los distintos medios, para que la sociedad entienda que no es así como dice el gobierno, que las escuelas se van a cerrar.  También afecta la estabilidad laboral, ya que el titular va a quedar, pero el interino y el suplente van a cesar en sus funciones.

El gobierno dice que los puestos de trabajo siguen, pero no sabemos de qué manera lo puede garantizar, ya que no tendría lógica: ¿en qué vas a ocupar a una persona, si su curso se cerró?

Se han hecho recursos administrativos y recursos de amparo individuales y colectivos, pero como es feria, esto último está como frenado.

Desde la comunidad, básicamente, nos pueden ayudar difundiendo la problemática. Necesitamos que los alumnos se inscriban igual.

Creemos que esto se va a modificar, continuaremos trabajando en las reformas que sean necesarias, pero básicamente garantizar que las escuelas nocturnas sigan funcionando, para una población que no puede asistir a la diurna por distintas circunstancias, que la idea es mejorar lo que haya que mejorar, para que salga una oferta diferente y necesaria.

La Junta Comunal 3 nos dijo que no estaban de acuerdo con la medida y que se iban a comunicar con el Gobierno de la Ciudad.

Claudio Serrentino

Foto: La Bocina