La comunidad educativa de la escuela Rogelio Yrurtia realizó una «mudanza simbólica», ante la falta de definiciones para poder concretar la mudanza real. Denuncian que corre riesgo el inicio del ciclo lectivo 2019.

El pasado Lunes 25 de Febrero, a la tardecira, docentes, alumnos y padres de la escuela Rogelio Yrurtia marcharon con cajas desde el viejo edificio de J. B. Alberdi 4754, hasta la nueva construcción de J. B. Alberdi al 4139, reclamando que se concrete de una vez por todas la mudanza real.

Los docentes de la escuela Rogelio Yrurtia hicieron una acción performática para llamar la atención de las autoridades. Es que tienen la escuela embalada en cajas desde el mes de Diciembre, se acerca el inicio de clases y el silencio de las autoridades es llamativo.

«El edificio está terminado, faltan algunos detalles de terminación en el área de talleres, pero la parte teórica está lista, se pasa un trapo y podríamos empezar a organizar el trabajo pedagógico para este año. Estamos reclamando que nos den la llave para poder mudarnos», cuenta una de las docentes.

«Las autoridades no dan respuesta, ni verbalmente ni por escrito. Hay una resolución que nos instaba a que nos presentemos el 13 de Febrero en el nuevo edificio, para comenzar el ciclo lectivo. Y no lo pudimos hacer, porque el edificio está cerrado, todavía no está habilitado. Pero no hubo ningún otro tipo de comunicación oficial que nos brinde algún tipo de fecha de mudanza«, dice la docente.

El sindicato UTE se sumó al reclamo, y a través de un comunicado leído en el acto, denunció que el incumplimiento, por parte del Ministerio de Educación porteño, de la mudanza, «pone en riesgo el desarrollo del período de orientación y evaluación correspondiente al período 2018, como así también el inicio del ciclo lectivo 2019«.

Claudio Serrentino

Foto: Prensa GCABA