Si bien hubo experiencias anteriores, se considera que la primera ola del feminismo comenzó en el siglo XIX, luchando por cambiar una sociedad donde la dominación patriarcal aún sigue muy arraigada. Hé aquí una breve síntesis de la misma.
1789 – Revolución Francesa: se proclama la «Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano».
1791 – Olympe de Gouges adapta la anterior a la «Declaración de los Derechos de la Mujer y la Ciudadana»: Propone la emancipación femenina y la equiparación jurídica de la mujer, la igualdad de derechos y el sufragio femenino.
1792 – Mary Wollstonecraft publica el ensayo «Vindicación de los derechos de la mujer»: según el mismo, la posición deficitaria de las mujeres se debe a la falta de oportunidades educativas.
1836 – Francia establece el derecho de las mujeres a la enseñanza primaria.
1848 – La Asamblea de Seneca Falls (Nueva York) proclama la «Declaración de la sensibilidad» donde denuncia las restricciones políticas y sociales a los que estaban sometidas las mujeres en EEUU.
1857 – 8 de marzo: Obreras textiles de EEUU organizan una protesta en busca de mayores salarios y mejores condiciones laborales.
1873 – Boston, EEUU: se inaugura la primera universidad totalmente accesible a las mujeres.
1882 – Hubertine Auciert, empleó el término «feminismo» en su periódico La Cittoyenne.
1893 – Nueva Zelanda se convierte en el primer país donde se establece el derecho al voto femenino.
1903 – Marie Curie obtiene el premio Nobel de Física (la primera mujer en esa disciplina).
1908 – Quince mil mujeres se manifiestan en Nueva York bajo la consigna «Pan y Rosas», exigiendo la reducción de horas de trabajo, mejores salarios, el derecho al voto y el fin del trabajo infantil.
1909 – Se celebra por primera vez el Día Internacional de la Mujer.
1910 – La Conferencia Internacional de mujeres socialistas, en Copenhague, decide organizar anualmente una jornada de la mujer para reforzar su lucha por el sufragio femenino universal.
1911 – El 25 de marzo, en una fábrica textil de Nueva York, mueren más de 140 obreras en un trágico incendio.
1915 – Se organiza en La Haya una reunión convocando a los diferentes movimientos de mujeres.
1920 – Rusia se convierte en el primer país que legaliza el aborto.
1948 – Se aprueba la Declaración Universal de los Derechos Humanos en donde se reconoce el Sufragio femenino.
1949 – Simone de Beauvior publica «El segundo Sexo».
1955 – Detención de Rosa Parks por negarse a ceder su asiento a un hombre blanco en un autobús en Montgomery (Alabama, EEUU). Fue un gesto de dignidad que la convirtió en un símbolo de lucha por los derechos civiles de las personas de color.
1960 – Sirimavo Bandaranaike se convierte en Primera Ministra en Sri Lanka (ex Ceylán), la primera mujer en ocupar un cargo de esta envergadura en un Estado.
1963 – Betty Friedan (EEUU) escribe «La mística de la feminidad».
1974 – Isabel Perón se convierte en la primera mujer del mundo en alcanzar el cargo de Presidenta.
1975 – El 8 de marzo la ONU conmemora por primera vez el Día Internacional de la Mujer.
1999 – Judith Butler escribe «El género en disputa».
1999 – La ONU establece el 25 de noviembre como el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.
2004 – Se difunde el uso en castellano del concepto «feminicidio» (o femicidio).
2014 – Malala Yousafzai (Pakistán) obtiene el Premio Nobel de la Paz, convirtiéndose en la persona más joven en conseguir este galardón.
2017 – Surge el grupo #MeeToo que denuncia la agresión y el acoso sexual.
2018 – Primera Huelga mundial de las mujeres, con gran adhesión en todo el planeta.
ISLANDIA. ¿EL ESTADO MÁS FEMINISTA DEL MUNDO?
El 24 de octubre de 1975, Islandia amaneció con una huelga de mujeres, organizada y convocada por agrupaciones feminstas, con el objeto de visibilizar el aporte del trabajo de las mujeres para el funcionamiento de la sociedad y a fin de exigir una mayor representación en la política. Las mujeres no sólo abandonaron sus puestos de trabajo remunerado, sino que también dejaron de realizar el trabajo doméstico y de cuidado.
El 90 % de las mujeres del país adhirieron, y hubo una movilización en la que participaron  25.000 personas (el 12 % de la población islandesa).
Los efectos de la medida fueron contundentes. En 1976 se promulgó una ley que garantiza la igualdad de derechos entre hombres y mujeres, y el año siguiente fue electa Vigdis Finnbogadottir, la primera presidenta de Islandia.
Sergio Javier Agunín
Foto: eldiario.es