Vecinos de 8 manzanas de Monte Castro, aseguran que desde hace 7 años los afectan cortes de energía recurrentes. Pero no esos cortes que vienen porque la temperatura se acerca a los 40 grados, y todo el mundo prende los aires. O viceversa, cuando el frío ataca. No.

Los cortes se suceden, como mínimo, una vez por mes. Y no dura horas, sino ¡cuatro ó cinco días! Una locura. “Hay vecinos electrodependientes, y personas mayores que viven en pisos altos y quedan aisladas”, cuentan con preocupación.

El 23 de Marzo pasado, realizaron una autoconvocatoria para sumar a más vecinos. Es que desde 2012, más o menos, los vecinos debieron hacerse expertos en distribución de energía eléctrica.

“A veces, sabemos más que las cuadrillas de Edesur”, dicen. Y se ríen. Y disfruto de ese momento de distensión, porque lo que están contando estas mujeres y hombres del barrio, es preocupante.

Hay vecinos que efectivamente saben de electricidad, y empezaron a estudiar el tema. Pronto descubrieron que -como dice la canción de Copani- en materia de distribución de energía, está casi todo “atado con alambres”.

“Había una buzonera en Calderón y Lascano, y desde que la sacaron… empezaron los problemas”, deducen las señoras. “En realidad está todo mal: por ejemplo, en Jonte el tendido de cables es subterráneo, pero por Calderón el cableado da toda una vuelta -el señor me describe las volteretas del cable- para subir a este cable aéreo”, que efectivamente se ve ahí arriba, a la altura del taller mecánico que está a unos metros de la esquina de Jonte y Calderón.

Por lo que cuentan los vecinos y vecinas, así está todo, parece. Otro vecino ahonda la explicación: “el problema empezó en 2012, cuando construyeron varios edificios en la zona”.

Al escucharlos, la deducción es lógica: si el tendido eléctrico fue pensado en un principio para un barrio de casas bajas, y en un breve lapso le sumás varios edificios… ese tendido no va a soportar la sobrecarga de consumo.

Pero… ¡lo pensé yo, lo saben estos vecinos! ¿Cómo puede ser que no lo sepan las autoridades?

La pregunta obvia es: ¿fueron a Edesur? ¿Y al Enre? La respuesta es obvia, también: “fuimos a Edesur, al Enre, en ningún lado nos dan pelota, quisimos hacer un reclamo conjunto y no nos dejaron”. Lamentablemente, no me llama la atención esa respuesta, ya la escuché varias veces, ante casos similares.

Ahora habría una justificación que igual, es injustificable: El Enre no toma más reclamos desde Mayo pasado porque como la energía eléctrica pasó a la Ciudad -en Febrero pasado se firmó el convenio- se va a crear otro ente para recibir los reclamos. Y mientras tanto… los vecinos que no tienen luz se joden.

Cuando vino el Jefe de Gobierno Rodríguez Larreta al cine San Pedro, los vecinos fueron a plantearle el caso: en un radio de 8 manzanas, cada 30 o 40 días, se quedan sin luz durante 4 ó 5 días. ¿Cuál fue la respuesta de Larreta?

“Bueno, vemos si le hacemos un tirón de orejas a la empresa…” (!!!).

Los vecinos están indignados porque si bien para la zona son muchos afectados (calculan más de 1.000 personas), a nivel ciudad ni siquiera es un barrio entero el que se queda sin luz. Llamaron a los medios, y una vez vino el Canal 26. “Pero después no pasa nada, hacemos catarsis y nada más, la solución no aparece”.

El problema es que algunos comercios de la avenida Jonte son grandes consumidores, y deben instalar un transformador conectado al medidor. Pero no lo hicieron… “y joden a todo el barrio”, dicen los vecinos.

“Edesur no los puede obligar a que lo coloquen, y los comerciantes no lo quieren colocar por los costos, termina siendo como el juego del gran bonete”, dicen. Pero no se resignan.

Esperan que a través de estas notas, la cuestión tome estado público. Y Edesur, el Gobierno de la Ciudad, el Enre, o quien sea, solucione este problema de una buena vez.

Aumentan las tarifas a cada rato, para hacer las inversiones: es hora que dejen de contar plata y se pongan a trabajar.

Claudio Serrentino

Foto: Irene de Monte Castro