El 28 de Abril se presentó en sociedad «Frontera Oeste», muestra de arte y cultura que ofrece actividades gratuitas durante todo el año. Tuvo excelentes propuestas y un cierre de lujo: el Maestro Roberto Siri y unos tangazos con su Quinteto.

Primera sensación: estoy orgulloso. Gratamente sorprendido con que este esfuerzo de un colectivo de vecinas -porque son todas mujeres– se haya podido plasmar en esta tangible realidad, la que pudo apreciarse en el Centro Cultural Versalles.

Lo cuento porque el Domingo 28 de Abril se vió un espectáculo que parece caído del cielo. Pero no.

Es una linda historia que nació por estos lares, y que tuvo como protagonistas a este grupo de mujeres.

El gobierno porteño anunció el Concurso «Barrios Creativos», que les daba la oportunidad de hacer una movida cultural con apoyo económico, algo que siempre falta en las actividades barriales, donde suele haber mucha voluntad pero… cero pesos.

Cuando intuyeron la oportunidad, estas mujeres estuvieron trabajando y proyectando durante todo el año pasado, tirando ideas, haciendo trámites, sacando cálculos, pidiendo presupuestos… mientras soñaban con un día como el del pasado 28 de Abril.

Mujeres que son profesoras, escritoras, cantantes, actrices. Y que pretendían que los vecinos de la Comuna 10, y de otras zonas de la Ciudad y el Conurbano, participen de esta movida cultural. 

Después de mucho esfuerzo, presentaron el proyecto en el concurso. ¡Y lograron la segunda mención!

Por supuesto, tuvieron que hacer más gestiones y trámites, hasta que finalmente las actividades arrancaron, con diversos talleres y visitas guiadas.

El 28 de Abril era la fecha de presentación oficial de «Frontera Oeste» (con ese nombre se presentaron en el concurso). Por suerte les tocó lindo día. Se lo merecían.

ACTO INAUGURAL

La llegada de la murga «Los Revoltosos de Villa Real» por las calles del barrio, fue el puntapié inicial de «Frontera Oeste».

En el patio de la escuela «Estados Unidos», Bruselas 785, se podían recorrer -a través de los stands- las diversas propuestas gratuitas que ofrece «Frontera Oeste»:

  • «Una que sepamos todos» (ensamble coral de Villa Luro en la Parroquia San Francisco Solano, Zelada 4771, Jueves 18 a 20)
  • Taller de Teatro Espontáneo (Cimoa, Gallardo 674, Jueves 20.30 a 22.30)
  • Taller de Escritura Creativa (Lunes 19 a 21, Bar El Trébol, Lope de Vega 14)
  • Taller de Compost
  • Reconociendo los árboles del barrio (visitas guiadas para descubrir especies de árboles frutales y plantas medicinales).
  • Gratiferia (te llevás lo que querés, o dejás lo que querés): con libros, ropa y calzado.

Los Lunáticos a Rayas se involucraban con todo aquel que pasara cerca, generando momentos divertidos.

El taller de Teatro Espontáneo hizo su rutina de papelitos (¡orgulloso de mi profe Kelly!).

También hubo una muestra del Taller de Danza Contemporánea y Teatro Físico, a cargo de Cecilia Sánchez (Viernes de 19 a 21 en CIMOA, Gallardo 674).

Marta Pizzo interpretó tangos de su autoría, mostrando su sensibilidad y denuncia social, en temazos como «Ocho horas ¡punto! (talleres clandestinos)».

Luego vino la clase de tango, y el patio de la escuela se convirtió en una pista de baile. Muchos quieren aprender a moverse al ritmo del 2×4.

El número principal estuvo a cargo del Roberto Siri Quinteto, que le regaló al mucho público presente hermosos tangazos. El Maestro está en el ambiente de la música desde 1954, y el año pasado brindó recitales por Europa.

Ahora estaba regalándole su música -espléndidamente interpretada- a los vecinos de Versalles.

La orquesta en vivo trasnmite un sentimiento único, vital. Emociona. El cierre fue con «Cuesta abajo». 

Un hermoso final para una propuesta que recién empieza, y que irá ofreciendo más actividades durante todo el año.

Más información sobre «Frontera Oeste»: www.fronteraoeste.com

Claudio Serrentino

Fotos: La Bocina