Colectivo de la línea 106 circulando por la Avenida Santa Fe a su paso por Avenida 9 de julio. Buenos Aires, Argentina. Interno #4535, Matrícula HFM-043, Agrale, Carrocería Metalpar Tronador.

Los choferes de la línea 106, que une Liniers con Retiro, están de paro, por descuentos en la liquidación de haberes.

La complicación, ahora, es de los pasajeros. A estas horas, la hora pico, deben salir raudamente hacia sus ocupaciones: colegio, trabajo, trámites. Se paran a esperar el 106. 10 minutos, y no viene: LPQTP!

Urgente a buscar un transporte alternativo, con los cuellos de botella que ello implica.

Pero el problema fue, en realidad, de los choferes de la línea 106: al cobrar sus sueldos de abril, se encontraron con un descuento. Le restaban el día 30, que hubo paro general.

«El problema fue de la empresa: el día del paro nosotros salimos a trabajar, pero fuimos víctimas de hechos de violencia, por lo que se suspendió el servicio«, cuenta Javier Genovesi, delegado de los trabajadores.

Ante el descuento injusto, los trabajadores decidieron un paro por 24 horas. Por eso, es que hoy no anda la 106.

Claudio Serrentino

Foto: Flickr