All Boys ascendió a la B Nacional pese a caer en condición de visitante ante San Telmo. Cayó 2-1 en la Isla, pero con el 3-1 conseguido como local, consiguió un global de 4-3 que le permite volver a la B Nacional en apenas un año en la B Metropolitana. Se acabó la pesadilla para Floresta, que vuelve a soñar.

El elenco de la dupla no hizo una buena primera etapa. El equipo salió dormido, como aturdido por la situación, y no lograba hilvanar una jugada clara. Para colmo, San Telmo jugaba con la necesidad de conseguir dos goles de ventaja para equiparar la serie. El nerviosismo era el dueño del partido, los jugadores discutían hasta la más mínima pelota dividida, y a los empujones pretendían resolver las cosas.

Pero el juego se abrió con un blooper. Ezequiel D’Angelo envió un centro cruzado, nadie la tocó, pero Pucheta, por esperar hasta último momento para accionar, terminó siendo sorprendido por el pique, no pudo controlarla y terminó yendo a buscarla adentro. El local se envalentonó, el enganche del Candombero se agrandó con el gol y estuvo imparable. El Albo atinaba sólo a aguantar el embate de la Isla que se le iba encima.

Terminado el primer tiempo, All Boys sabía que necesita mejorar y mucho para llevarse el ascenso. Sin haber atacado en los 45 iniciales, era claro que un cambio de actitud era clave para equilibrar el juego. Pero antes del minuto del complemento, Dal Cazón peinó un pelotazo largo entre los centrales, y Farías, que picó en diagonal, quedó mano a mano para definir por encima de Pucheta. 2-0 y a sufrir.

Parecía que el cachetazo era el principio del fin para Floresta, pero el gol le vino bien, porque reaccionó y empezó a salir. Sufría en el fondo, porque Telmo no aflojaba, pero la actitud era otra. Y a los 15, en la primera clara del Albo, llegó el gol de Sánchez, que recibió tras la lucha de Tellas en el piso, y definió de tres dedos para clavarla lejos de la estirada de Jara.

A falta de siete, Céliz robó en mitad de cancha y encabezó una contra en la que dejó mano a mano a Tellas, pero el goleador la adelantó demasiado. San Telmo ya no tenía la intensidad de antes, pero iba igual, e inquietaba. Los minutos pasaron y pasaron, el nerviosismo fue protagonista, pero nada cambió la historia.

Fueron seis minutos de agonía en el tiempo adicionado, Floresta sufrió, Solchaga y Bartelt no entraban en sí mismos. Pero todo terminó con el 2-1 con que se jugaba. All Boys perdió, pero la ventaja en casa se hizo valer. Floresta vuelve a la B Nacional.

Mariano Perusso

Fuente: soloascenso.com.ar

Foto: Prensa C A All Boys