El oficialismo perdió en algunas comunas. Rodríguez Larreta sacó más votos que Macri, y Alberto más que Lammens. El voto en blanco se multiplicó. 

La votación de las PASO del pasado Domingo, leída desde los barrios, volvió a confirmar que el macrismo se sostiene en la Ciudad gracias a los votos de las Comunas «ricas» del norte.

Las mayores diferencias de votos las obtuvo en las Comunas 2 (Recoleta), 13 (Belgrano) y 14 (Palermo). En Recoleta, Rodríguez Larreta llegó a concentrar el 65% de los votos. En las otras dos, arañó el 60%.

Pero el presidente Macri, precandidato por el mismo espacio partidario, no contó con el mismo apoyo:  obtuvo entre 2 y 3% menos de los votos que consiguió Larreta, en todas las comunas.

Después de mucho tiempo de contar con la hegemonía del electorado, el oficialismo se vió derrotado en dos comunas.

Si el norte «rico» apoyó al partido de gobierno, las comunas «pobres» del sur -4 (La Boca, Barracas, Parque Patricios y Nueva Pompeya) y 8 (Villa Soldati, Villa Riachuelo, Villa Lugano) se volcaron por la dupla Alberto-Lammens. En la 8, le sacó 18 puntos a Macri, y 16 a Larreta.

Y en la comuna 9 (Parque Avellaneda, Mataderos, Liniers), el Frente de Todos estuvo a décimas del empate: 37,94 para Lammens, 38.42 para Larreta. Pero en ese distrito, a nivel precandidatos presidenciales, Alberto le ganó a Macri (38,84% a 36,85%).

En esa misma comuna hizo la segunda mejor elección el precandidato presidencial de Consenso Federal, Roberto Lavagna: sacó el 10,4% de los votos. Porque el mejor resultado lo obtuvo en la Comuna 10 (Floresta, Velez Sarsfield, Villa Luro, Monte Castro, Villa Real, Versailles), con el 10,74%.

Curiosamente, también el precandidato del FIT, Nicolás del Caño, obtuvo su mejor performance en esa comuna: 5,15%. Pero el que sumós más voluntades allí fue Macri, con 40.13%; Alberto quedó con 34,5%.

VOTO EN BLANCO

El voto en blanco fue un protagonista principal en la Ciudad, al que los grandes medios no hacen referencia.

En las PASO de 2015, apenas habían sumado 20.000. Luego de 4 años, se multiplicó.

Para precandidatos presidenciales los votos en blanco se triplicaron: 62.397. En los rubros jefe de gobierno y comuneros, sumaron 155.883 y 159.133.

En la suma total (votos positivos y en blanco) éstos últimos significan casi el 8%, sacando más votos que los terceros y cuartos.

Cabe acotar que esta vez, las elecciones locales y las nacionales se hicieron el mismo día, lo que no había ocurrido en 2015.

COMUNEROS

Algunos de los precandidatos a Juntas Comunales lograron romper la hegemonía absoluta del macrismo.

Juntos por el Cambio logró imponerse en casi todas las comunas, a excepción de las comunas 4 y 8. Su mejor resultado fue en la comuna 2 (Recoleta), con el 63%. Y el peor, en la 8 (Villa Soldati, Villa Riachuelo, Villa Lugano), donde llegó al 30,6%.

El Frente de Todos recuperó el sur, históricamente peronista. A la inversa que el oficialismo, en la 8 (Villa Soldati, Villa Riachuelo, Villa Lugano) obtuvo su mejor resultado a nivel Comuneros, con el 46,5% de los votos. Y en la 2 (Recoleta), el peor: apenas el 13%.

Consenso Federal logró su mejor elección a nivel comuneros, en la 10 (8,9% en Floresta, Velez Sarsfield, Villa Luro, Monte Castro, Villa Real, Versailles), mientras que el FIT logró 5.59% en la Comuna 15 (Villa Ortúzar, Agronomía, Chacarita, La Paternal y Villa Crespo).

Unite, que lleva como candidato presidencial a José Luis Espert, participará de la elección a comuneros en las comunas 6, 8, 9, 10, 11, 14 y 15. Mientras que la Democracia Cristiana competirá en la comuna 2.

Claudio Serrentino

Imagen: Legislatura CABA