Pese a las denuncias de los vecinos, una zona de Monte Castro sufre cortes de luz recurrentes, que suelen durar varias horas. Desde ayer, cuando la temperatura superó apenas los 30 grados, que están sin luz. Hoy se manifestaron en el lugar donde colapsó el cable, en avenida Jonte y pasaje Verdi.

La noticia fue tapa de La Bocina en Abril pasado, y el título fue «7 años sin luz». Entonces, los vecinos denunciaron que eran victimas frecuentes de cortes de energía.

Reclamaban -reclaman- la colocación de un cable de media tensión, ya que actualmente los alimenta uno de baja tensión.

A la actividad natural de los comercios y su consumo energético (una panadería y una fábrica de pastas), hay que sumarles los nuevos edificios; a todos les llega la electricidad por ese cable que no da abasto para satisfacer a los más de 400 usuarios de las cuatro manzanas de alrededor.

Ayer, 25 de Septiembre, fue el primer día de primavera en el que la temperatura superó los 30 grados. Y anoche mismo, alrededor de las 22 («me acuerdo porque estaba viendo la novela», contó una vecina) volvió a colapsar el servicio que brinda Edesur.

El panorama por los comercios de la avenida Jonte, en esas dos cuadras, es ruidoso: predomina el ronronear de los grupos electrógenos. «Los comerciantes están resignados, hartos de que pase siempre», cuenta Perla, otra vecina.

Las quejas de los vecinos pasaron por Edesur y por el Enre, siempre con el mismo resultado: sube o baja la temperatura, y les cortan la luz.

«A mí me tocó por 72 horas hace poco!!!», agrega una vecina que se suma al ver el alboroto alrededor de la zanja abierta por la empresa energética. Pasaba acompañada por su hija, y venían de hacer las compras con el changuito.

En la esquina de Jonte y el Pasaje Verdi hay un pozo donde se ve un cable, que es el que colapsó. En una camioneta hay operarios de la tercerizada, que al ver el movimiento, tratan de esconderse.

Los vecinos suelen tomarlos de «rehenes», y no los dejan irse hasta que les solucionan el tema.

Los reclamos siguen, mientras la empresa Edesur sigue ignorando el reclamo, cuando debiera dar una solución definitiva al problema. Hace años, ya.

Con el mismo penoso resultado para este sector del barrio de Monte Castro.

Claudio Serrentino

Foto: La Bocina