El 7 de Octubre, entre las 15.30 y las 16.30, se realizó en el Canal de la Ciudad el debate entre los primeros candidatos para integrar la Junta Comunal 10. Interesante experiencia; otra falta de respeto a la prensa barrial.

Mi primera sensación fue de satisfacción. Desde la sanción misma de la Constitución porteña, que este medio alienta a la descentralización en comunas (1997). Cotejar que los candidatos pueden contar sus propuestas a través de un medio como la TV, es emotivo.

Segunda impresión: mucho logo de «La Ciudad Debate», mucha inversión en remeras impresas, plotters y catering. Mucha organización, que termina fallando en un detalle fundamental: la prensa barrial no podía presenciar el debate, debía verlo desde una pantalla.

«Es la primera vez que me acreditan para ver la tele», le dije a una de las coordinadoras. Los colegas de Floresta y su mundo y Vínculos Vecinales ya habían elevado las quejas. Jorge Lifchitz amenaza con un «yo me voy», mientras yo ya estaba grabando a los colegas para que se explayaran sobre esta frustración.

Para colmo, en el sector que nos habían asignado, la transmisión televisiva no tenía volumen. Semejante revuelo logró que «por esta única excepción» los periodistas barriales acreditados pudieran concurrir a ver el evento para el cual habían sido invitados.

Eso sí: sin cámaras fotográficas, y con los celulares apagados, todo revisado y constatado por seguridad. Absolutamente ilógico. Es como decirle a un albañil: «levantame una pared, pero no utilices andamios, pala ni balde…»

En fin, cosas de la política y la justicia, que son los que organizaron esto. Indudablemente, los periodistas generamos cierta inquietud.

Una vez adentro del estudio, las mismas que nos habían prohibido usar telefonitos «ni siquiera en modo avión, porque puede interrumpir la transmisión» estaban usando los suyos, sacando fotos.

Personalmente, lo sentí como una falta de respeto.

Llegamos al estudio con el debate empezado. Una cámara de frente, una de arriba; a los costados y arriba de los atriles de los candidatos, grandes monitores con relojes que van marcando el tiempo. Y cuando éste se está por acabar, titila en color magenta.

Detrás de cámaras, varias sillas, como si fuera un auditorio. Por allí se desparraman asesores, familiares e «invitados» de los candidatos. Los periodistas nos agrupamos en un rincón.

El debate está tan organizado, que a veces aburre. No hay interacción entre ellos; seguramente así se habrá definido para los debates presidenciales, y ese mismo modelo se repitió para el resto.

Lo peor es que pueden preguntarse entre ellos; pero a veces, intentan aprovechar ese tiempo para bajar alguna línea. Y ocurre que se les pasa la hora y no pueden formular la pregunta. A veces, se «hacen la gamba» y les dan el pie a sus contrincantes.

En ocasiones, apelan al «guitarreo», otras a la problemática del país; pero en general, se habló de la Comuna 10, en el debate entre los candidatos a integrar la Junta Comunal 10.

Look informal para casi todos: Mauro Pedone Balegno y Fernando Moya en camisa, Darío Cova y Eduardo Alvarez con campera. Giselle Franco eligió su guardapolvo blanco de maestra.

QUÉ DIJERON LOS CANDIDATOS A LA JUNTA COMUNAL 10

«Respecto a las Comunas, el Gobierno de la Ciudad no ha hecho más que poner palos en la rueda, promoviendo incluso otros espacios de debate, como cuando invitan a tomar café con los funcionarios, o las encuestas vía mail o internet. Eso no es lo que propone la ley de comunas. Los vecinos tenemos derecho a decidir sobre nuestro presupuesto. Y hay problemas esenciales con lo público en nuestra Comuna, en salud y educación. En educación, por ejemplo, la semana pasada llovió, y la escuela «Monte Castro» no tuvo clases. Porque se inundó la dirección y el aula de primer grado, y se arruinó todo lo que había adentro. En el instituto terciario «Juan B. Justo», le sacaron el patio del recreo a los chicos para dárselo a Unicaba. Si nosotres pudiéramos definir qué se hace con la plata que se destina a educación, porque el Gobierno de la Ciudad no hace más que tomar decisiones sobre los vecinos» (Giselle Franco, candidata por el FIT).

«Inventaron el BA Elige, en el que podés elegir entre poner un semáforo, poner una cámara o arreglar una escuela. Eso no es descentralización, eso no es presupuesto participativo. En lugar de impulsar el presupuesto participativo, definen en otro lugar, en un organigrama del Ejecutivo, que está por encima de los jefes comunales, que fueron los elegidos democráticamente. Ese funcionario debiera estar acá, debatiendo con nosotros, para saber cuáles son las prioridades. Porque las prioridades no las definen los presidentes de las Juntas Comunales. Son simples empleados del gobierno de Larreta y de Macri. Nosotros, desde el 10 de Diciembre, vamos a cumplir efectivamente con la ley, con el presupuesto participativo, y vamos a rendir cuentas ante el Consejo Consultivo» (Fernando Moya, candidato por el Frente de Todos).

«Descentralización significa delegar funciones. Y desde que se puso en vigencia la ley de Comunas, esto no ha sucedido. ¿Por qué? Porque el oficialismo ha gobernado las 15 comunas, en estos 8 años. Las comunas, lejos de ser cercanas a los vecinos, se han transformado en una oficina de reclamos. La comuna debe tener jurisdicción presupuestaria, o sea, elaborar, planificar ejecutar y controlar las obras de la comuna. Pero esto no sucede, porque el Gobierno de la Ciudad desde la Jefatura de Gabinete, es quien decide qué recursos debe tener cada comuna, a qué se destinan esos fondos, qué obras se realizan y cuáles no, sin escuchar lo que necesitan los vecinos. No hay nadie mejor que los comuneros, para saber cuáles son las necesidades de los vecinos. Desde Consenso Federal trabajamos para estar cerca de los vecinos, y que las juntas comunales cumplan con sus funciones» (Darío Cova, candidato por Consenso Federal).

«Las comunas tienen el 100% de las competencias exclusivas desarrolladas, hoy por hoy. Sin embargo, por supuesto que hay que seguir avanzando en la descentralización de la Ciudad. Cuando se planteó la ley de Comunas, en el año 2005, no teníamos la misma tecnología que hoy; por eso creamos un medio de participación como BA Elige. Pero no es el único, sin duda, la cercanía con el vecino es la clave de esta ley de Comunas. El 16 de Septiembre, el Consejo Consultivo presentó la propuesta ante la Junta Comunal, del proyecto de presupuesto para el 2020. Nosotros lo elevamos para su consideración, y estamos trabajando con ello» (Mauro Pedone Balegno, candidato por Juntos por el Cambio).

«Es muy grato concurrir a reuniones llenas de aplaudidores, pero más responsable es asistir a las reuniones donde se escucha la opinión real del vecino. Debemos generar empatía y nexos coordinantes, donde las banderas políticas no primen, y sí el sentido común. Tener una comuna presente, intercambiar ideas y propuestas, con vecinos, comerciantes, establecimientos educativos, consejos consultivos, etcétera. Pareciera que los políticos no surgen tanto como consecuencia de una capacidad de interpretación de los problemas de la comuna, sino como el resultado de factores artificiales, y porque hacen dinero de la noche a la mañana, por caminos no siempre claros, o porque manipulan los instrumentos administrativos para obtener poder político y electoral» (Eduardo Alvarez, candidato por Unite por la Libertad y Dignidad).

«El tema de la basura y el subte se llevan mucha plata, queremos que sean públicos. Además, las maestras y los maestros de la Ciudad queremos agradecer las luces led, ya que así podemos ver mejor los agujeros que hay en los techos y las ratas de las escuela Jorge Donn, que las bailarinas vienen denunciando» (Giselle Franco, candidata por el FIT).

«En la Comuna, focalizamos el trabajo en tres grandes áreas: salud, espacio público y participación ciudadana. En términos de salud, estamos construyendo 16 consultorios externos en el Hospital Velez Sarsfield. Sin duda, la nueva guardia verde del hospital va a poder realizar mejor atención al vecino, y a su vez, reducir los tiempos. Adicionalmente a esta instalación, se colocará un tomógrafo, que es un pedido de los vecinos. En cuanto a espacio público, hemos recuperado dos lugares centrales de la Comuna: la Plaza de las Toscaneras -por pedido de los vecinos- y el Corralón de Floresta, que era un lugar totalmente abandonado, y hoy por hoy, gracias a la recuperación de ese espacio, vemos cómo los ciudadanos participan, se interrrelacionan. Le damos valor al espacio público porque creemos que ahí es donde mejor se construye la ciudadanía, donde mejor se construye la Comuna. Y en cuanto a participación ciudadana voy a dar un ejemplo: el caso del embellecimiento del centro comercial a cielo abierto de la avenida Jonte. Nos juntamos con los comerciantes, nos hicieron el planteo, y llevamos adelante las obras» (Mauro Pedone Balegno, candidato por Juntos por el Cambio).

«El candidato de Juntos por el Cambio habla de proyecto de cercanía. Yo me pregunto: ¿cuando le sacan la carne de la vianda a los chicos, eso es proyecto de cercanía? ¿El colegio Yrurtia, sin terminar y con 20 aulas inhabilitadas, eso es proyecto de cercanía? ¿La zona calma de Villa Real, de la que los vecinos le manifestaron a Rodríguez Larreta que estaban en contra, y malgastaron 13 millones de pesos, eso es proyecto de cercanía?» (Fernando Moya, candidato por el Frente de Todos).

«Queremos que cada vez más vecinos participen, que la Junta Comunal cumpla con su función y tenga su rol, no que tenga que controlar una obra impuesta por el Gobierno de la Ciudad, con una empresa impuesta por ellos, que ni siquiera pudieron tener acceso al pliego de licitación. La Junta Comunal, por ley, puede presentar iniciativas legislativas, elaborar decretos, hacer recomendaciones. Nadie mejor que la Junta Comunal, que conoce los problemas de los vecinos, porque lo que necesitan los vecinos, es que les resuelvan los problemas» (Darío Cova, candidato por Consenso Federal).

«En esta Ciudad parece que la inclusión no existiera, y todos tenemos visión y movilidad normal. Los trabajos tercerizados se ejecutan sin consentimiento comunal, y sin contralor, y la hipocresía se volvió natural. Señores, cada Comuna tiene su valor agregado, y así como los comerciantes generan trabajo local, los clubes pertenencia, y las asociaciones civiles inclusión. Desde la Comuna debemos aprender e incorporar el concepto de servicio, dejar de aprobar a la centralidad, dar importancia a lo relevante, inmediato y mediato que necesita nuestra Comuna. Salir de nuestra zona de confort y aprender a ser políticos honestos. Debemos promover polos educativos, maternales, primaria, secundaria y de oficios. Promover espacios verdes con caniles, juegos inclusivos, espacios de deporte y para la tercera edad. Dar relevancia a nuestros centros culturales y clubes de barrio» (Eduardo Alvarez, candidato por Unite por la Libertad y Dignidad).

«Hay cierta idea de que Horacio es distinto a Macri. La realidad es que Horacio es peor que Macri. Profundizó avanzar sobre el patrimonio público, en beneficio de intereses privados. Tenemos el ex hogar Rocca, en Sanabria y Elpidio González. Ahí proponemos construir un polo educativo, un jardín maternal, escuela primaria, secundaria, capacitación laboral, y en horario vespertino, oferta cultural, que no tenemos en la Comuna. Rodríguez Larreta propone rematarlo y entregarlo para fines inmobiliarios. En el ex predio Pepsi, totalmente abandonado por el Gobierno de la Ciudad, proponemos construir un polo deportivo, para que nuestros alumnos y alumnas puedan tener iniciación deportiva. Basta con esa idea de tener que pagar todo para nuestros chicos. Además, estamos en contra de la instalación de los parquímetros, por eso, con Matías Lammens, asumimos el compromiso de derogar la instalación de parquímetros, y las playas de acarreo en nuestra comuna, pudiendo utilizar el bajo autopista y los terrenos disponibles, para los fines que decidan los vecinos de la Comuna» (Fernando Moya, candidato por el Frente de Todos).

«El Consejo Consultivo Vecinal es el órgano participativo por excelencia, pero lamentablemente muchos vecinos no lo conocen, y esto es porque la Ciudad no fomenta la participación. Así como no fomenta la participación, tenemos una Comuna que no es segura, que no es limpia, que tiene una mala calidad de salud. Lamentablemente, las políticas nacionales económicas generaron que mucha gente pierda su trabajo, y con ello, su obra social. Los centros de salud, en nuestra Comuna, son insuficientes, más allá de las denuncias por falta de insumos y especialidades. Quiero una Comuna segura, donde el trabajador vaya a su trabajo a la mañana, no tenga que estar mirando por el hombro, a ver si le van a robar. ¿Cómo es posible que los patrulleros salgan con un solo policía? ¿Qué manera es esa de poder garantizar la seguridad de los vecinos? Quiero una Comuna limpia, lamentablemente por el incremento de la pobreza, hay cada vez más gente revolviendo la basura, y así queda todo sucio alrededor de los tachos» (Darío Cova, candidato por Consenso Federal).

«Sin duda, la participación y la cercanía es un valor central de nuestra gestión. Por eso, avanzamos con el centro comercial de Monte Castro y vamos a seguir avanzando, vamos a construir centros comerciales en Floresta y en el resto de los barrios de la Comuna. La participación ciudadana es clave, y para eso, sobre un tema que preocupa bastante, que es la inseguridad, implementamos el plan de Comisarías Abiertas. Las Comisarías Abiertas son para que todos los vecinos de la Ciudad de Buenos Aires se acerquen y planteen a los comisarios sus problemas, y sus visiones sobre la seguridad. Estamos trabajando fuertemente el tema de la seguridad, no sólo en la Comuna, sino en toda la Ciudad (Mauro Pedone Balegno, candidato por Juntos por el Cambio).

«En toda exposición del liberalismo, es importante destacar el respeto al ser humano y la libertad en su todo. Nuestra propuesta es concientizar el valor, los derechos de la mujer, la niñez y la tercera edad, reducir costos innecesarios e invertirlo en lo productivo, generar que las pymes de la Comuna sean las que participen en las licitaciones de carácter comunal, ofrezcan sus servicios y productos para mejorar la producción local y generar empleo, promover un laboratorio de ideas para priorizar lo que necesitamos como vecinos, darnos el lugar de pertenencia y sentir orgullo de ello, y respetarnos como sociedad, aunque el otro piense distinto» (Eduardo Alvarez, candidato por Unite por la Libertad y Dignidad).

«Quería referirme a los tercerizados de la Comuna. En la Comuna hay personal, profesores de centros culturales, todos ellos tienen contratos basura hace más de 15 años. Mientras, en la Junta Comunal y la Legislatura hay privilegios, cobran sueldos elevadísimos. Proponemos que los Comuneros y los Legisladores cobren lo mismo que una directora de escuela. Que sus hijos vayan a escuela pública, y se atiendan en hospitales públicos. Cómo puede ser que gocen de las mejores obras sociales, mientras los empleados de las Comunas no lo hacen. En el Hospital Velez Sarsfield esperan seis horas en la guardia, mientras los pobres residentes tienen que estar en lucha porque no les pagan su sueldo, y les pagan miseria, además de que están días sin dormir» (Giselle Franco, candidata por el FIT).

Para ver el debate completo:

Claudio Serrentino

Foto: La Bocina